Desde esta pagina podes Compartir y guardar Vuelta al Cole: Uno de cada cuatro escolares sufre problemas visuales en tu Marcador Social Preferido, o enviarlo por E-mail a tus Contactos.

Marcadores Sociales

E-mail

Enviar por Correo
Septiembre 09, 2015

Vuelta al Cole: Uno de cada cuatro escolares sufre problemas visuales

Escrito en: Salud

Redacción/Agencias. Uno de cada cuatro escolares sufre problemas visuales que afectan a su rendimiento académico. Muchos casos de fracaso escolar se deben a defectos de la visión, como la miopía, el ojo vago o el astigmatismo.

Campaña "Vuelta al Cole"

Campaña "Vuelta al Cole"

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (4 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Uno de cada cuatro escolares presenta problemas visuales, como miopía, ojo vago y astigmatismo, que pueden comprometer su rendimiento académico si no se detectan y se corrigen a tiempo. Así lo subraya el Colegio de Ópticos- Optometristas de Castilla y León (COOCYL), que ha impulsado una campaña con la que pretende concienciar a los padres sobre la importancia de que niños y adolescentes se sometan a revisiones oculares al menos una vez al año, “teniendo en cuenta que cuanto antes se descubran muchos defectos de la visión, mayores son las posibilidades de conseguir buenos resultados“, apunta su secretaria general, Ana Belén Cisneros.

El inicio del curso es el momento ideal para acudir al óptico- optometrista, un especialista que, al contrario de lo que suele creerse, no sólo es capaz de determinar si una persona puede ver bien a cierta distancia, sino que también evalúa la coordinación ocular, las habilidades de enfoque y la salud general de los ojos, y contribuye a descubrir los signos tempranos de otras enfermedades oculares. Como recuerda el Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León, la visión juega un papel fundamental durante la infancia, la etapa en la que se produce el desarrollo físico y formativo de la persona. De hecho, los expertos estiman que el 80% del aprendizaje se realiza a través de los ojos, de modo que el uso del ordenador, el seguimiento de las explicaciones en la pizarra y la lectura implican una demanda visual constante. Si existen problemas sin corregir, la participación en clase y el rendimiento académico del niño se resienten, al igual que sus juegos y actividades extraescolares y, en definitiva, su relación con los demás, lo que puede afectar al desarrollo de su carácter y personalidad. “Muchas veces, las malas notas o el desinterés por las asignaturas no son consecuencia de la apatía del estudiante, sino de algún defecto visual que le impide seguir el ritmo de las clases, atender las explicaciones de la pizarra y leer y estudiar con facilidad de comprensión”, destaca Cisneros.

Sin embargo, y a pesar de la importancia de la salud visual, sobre todo en una etapa en la que los ojos trabajan a pleno rendimiento, sólo el 25% de los menores castellanos y leoneses se revisa la visión al menos una vez al año. Esto hace que hasta el 50% de los menores que necesitan gafas no las usen por desconocimiento de sus padres. “Es importante que esa revisión se haga en el comienzo del curso porque, de detectarse algún defecto visual, se corrige antes de que el niño avance en las materias y pueda suponerle algún retraso”, describe la secretaria general del COOCYL. Por ello, y además de la necesaria visita anual al óptico-optometrista, el COOCYL recalca la conveniencia de que padres y profesores presten atención a algunos signos que sugieren la existencia de problemas visuales, y que deben ser consultados con el especialista para establecer, en caso necesario, un correcto tratamiento:

  • Frunce el ceño, guiña los ojos o gira la cabeza y el cuello para mirar de lejos o de cerca.
  • Se le irritan los ojos cuando escribe o lee, le escuecen y se frota los párpados con frecuencia.
  • Se queja habitualmente de dolores de cabeza.
  • Tropieza con facilidad o no calcula bien las distancias, consecuencia de un déficit en la sensación de profundidad.
  • Comete muchos errores al copiar palabras de la pizarra.
  • Experimenta muchas dificultades con la lectura: omite o confunde letras o palabras, usa el dedo para guiarse, adopta una postura forzada o se acerca al libro más de lo normal.
  • Demuestra baja comprensión lectora para su edad.
  • Tiene excesiva sensibilidad a la luz (fotofobia).
  • Suele sentarse cerca de la tele o se aproxima mucho a los libros.

Para reforzar estos mensajes e insistir en la importancia de incluir la vigilancia de la salud visual en los preparativos de la Vuelta al Cole, el COOCYL mantendrá activa en las redes sociales una campaña bajo el hashtag #Saludvisualenelcole.



Volver a: Vuelta al Cole: Uno de cada cuatro escolares sufre problemas visuales