Desde esta pagina podes Compartir y guardar Indignación y estupor en el Mundo Jacobeo en tu Marcador Social Preferido, o enviarlo por E-mail a tus Contactos.

Marcadores Sociales

E-mail

Enviar por Correo
Junio 22, 2016

Indignación y estupor en el Mundo Jacobeo

Escrito en: Opinión

Fraternidad Internacional del Camino de Santiago. El hormigonado de la ruta jacobea en su tramo hacia Redecilla del Camino (Burgos) continúa con la destrucción del patrimonio histórico del Camino de Santiago. La actuación produce un impacto irreversible sobre uno de los principales tramos históricos de la ruta Patrimonio de la Humanidad.

Tramo hacia Redecilla del Camino (Burgos)

Tramo hacia Redecilla del Camino (Burgos)

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (10 votos, media: 4.6 de 5)
Loading ... Loading ...

Como indica su propio nombre, Redecilla del Camino es uno de los hitos históricos más importantes del Camino de Santiago.

El Camino de Santiago sepultado por el hormigón”

La calzada que conduce a los peregrinos hacia este núcleo burgalés es uno de los espacios históricamente más valiosos de toda la ruta, pues forma parte del tramo entre Nájera y Redecilla que habilitó el mismísimo Santo Domingo de la Calzada en el siglo XI. Esta ruta ya era de uso común para los peregrinos europeos en el siglo XII, tal como aparece citado en el Códice Calixtino.

Este valioso trazado histórico es, precisamente, el que ahora queda destruido con una agresiva obra, deteriorando gravemente la naturaleza del Camino. Esta actuación podría constituir un delito contra el Patrimonio Histórico, puesto que los valores de integridad del trazado de la ruta jacobea están protegidos por Ley, al tratarse de una vía histórica. Tanto el suelo como el subsuelo del Camino de Santiago están legalmente protegidos, al gozar de la categoría de Bien de Interés Cultural. El Camino es, además, I Itinerario Cultural Europeo y está declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. La integridad de este bien cultural queda alterada de manera irreversible con intervenciones urbanísticas agresivas como ésta.

Con este tipo de actuaciones, las Administraciones Públicas avanzan en el proceso de convertir el sendero peatonal que marca la Ley en una pista urbanizada, sepultando la rica historia de la vía bajo toneladas de hormigón. Reformas modernas que lesionan de manera irreparable los valores históricos, culturales y ambientales del Camino de Santiago, que los poderes públicos están obligados a proteger.

Desde la Fraternidad Internacional del Camino de Santiago, constituida por presidentes de asociaciones jacobeas, estudiosos, hospitaleros y peregrinos de todos los continentes, queremos denunciar públicamente estos atentados que ponen en peligro un bien que debemos trasladar en las mejores condiciones a futuras generaciones, un legado único que pertenece a toda la humanidad. Exigimos respeto para el Camino de Santiago.



Volver a: Indignación y estupor en el Mundo Jacobeo