Desde esta pagina podes Compartir y guardar Trump, América y el enemigo invisible en tu Marcador Social Preferido, o enviarlo por E-mail a tus Contactos.

Marcadores Sociales

E-mail

Enviar por Correo
Abril 30, 2020

Trump, América y el enemigo invisible

Escrito en: Es Noticia

Infografía: Merche Abad

Infografía: ©Merche Abad

Gloria Soto. “Creo que Trump puede ser una de esas figuras que aparecen en la Historia de tiempo en tiempo para marcar el Fin de una Era y obligar al abandono de antiguas pretensiones” dijo Henry Kissinger en una entrevista para el Financial Times en 2018.

Gloria Soto

Gloria Soto

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (6 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

En cristiano, que diría mi madre: “un cubo de agua fría que te despierta para volver a la realidad”. Desde la cita, el 45 Presidente de los Estados Unidos que asumió el poder, con un 60 por ciento de personas desmoralizadas ante una visión de América en declive, ha batido todos los récords económicos de la historia, alcanzando el casi pleno empleo con 160 millones de trabajadores y situando América de nuevo en el primer lugar.

Todo iba viento en popa hasta que en Wuhan (China) apareció el virus que obligó a parar la Nación. Gracias a una pronta actuación en la que, Trump acordó el cierre de Fronteras con China, en contra del parecer de todo su Equipo de expertos y de la Organización Mundial de la Salud, se evitaron un aluvión de muertes. Cuando, acordó esta medida no había fallecidos. Mientras, Nancy Pelosi recorría el barrio chino de San Francisco, sin que la prensa se hiciera eco. Claro es que, los medios se han dedicado de forma continuada a desacreditar al primer mandatario tergiversando sus opiniones, sacándolas de contexto o focalizando en trivialidades para desacreditarlo ante la opinión mundial. Según opino, un outsider irrumpió en la Casa Blanca para enderezar el movimiento políticamente correcto que lleva a la civilización occidental a perder protagonismo, frente a otros poderes emergentes que no tienen la Libertad como Bandera. Donald Trump con sus aciertos y fracasos, reúne la frescura y autenticidad que tanto se echa a faltar en muchos políticos profesionales de copia y pega.

Después de varias semanas de aislamiento, el Gobierno Federal ha aprobado un programa diseñado en tres fases para volver a abrir el país de manera segura y progresiva. Su ejecución se realiza de forma conjunta con los Gobernadores de los Estados, que son quienes aplicarán las medidas en función de la incidencia del Covid 19, en cada uno de ellos. “Hemos ayudado a los Estados con 1.4 billones de dólares para incrementar los testademás, mi administración ha invertido 7 billones para el desarrollo de tratamientos, diagnósticos y terapias” dijo Trump en su comparecencia del 22 de abril, para informar sobre los planes aprobados.

El Presidente recordó el enorme despliegue económico realizado para paliar la crisis, ayudas a las familias, empresas, a Centros Hospitalarios, a, los que se ha prohibido que cobren a los pacientes que no dispongan de seguro, etc. Mientras daba cuenta de un nuevo incremento para las familias y trabajadores en más de 300 billones de dólares, refirió con satisfacción que gracias a este impulso se habían podido salvar las Líneas Áreas. Simultáneamente, agradeció a los Bancos la labor prestada, y a las Universidades de Harvard y Stanford, así como a Grandes Empresas su solidaridad ante la crisis.

El mandatario se comprometió con todos los americanos, con independencia de razas, religiones, color o credo a devolverles un gran futuro. “Antes del ataque del horrible enemigo, los afroamericanos e hispanos habían alcanzado una prosperidad no conocida en el pasado anterior que deben recuperar”, afirmó. Según defiende: “Los desempleados americanos deben ser los primeros en la línea de conseguir trabajo” y para conseguir este propósito y preservar el sistema de salud, ha suspendido temporalmente los visados de inmigración, hasta que la economía repunte.

En su intervención no faltaron reproches a la prensa por su silencio ante la gran producción de ventiladores que habían realizado, cuando antes le censuraban la falta de los mismos. “Hemos enviado a México, Francia, España, Italia, y también mandaremos a Pakistán”. Asimismo, indicó que también se le ha criticado por los test y que cuando han realizado más que cualquier otra Nación, no publicaban la noticia. “Siempre tenemos mala prensa”, lamentó.

Por su parte, el Secretario de Estado, Mike Pompeo en el inicio de su intervención, recordó el ataque terrorista en Sri Lanka del año anterior; rindió honores a las victimas nazis en el 75 Aniversario de su liberación de los campos de concentración, y, en su conmemoración en el 50 Aniversario del Día de la Tierra defendió un futuro mas verde y limpio para el Planeta. A este respecto, informó que América había reducido sus emisiones más de un diez por ciento desde el año 2006, a pesar de que su economía había crecido un 25 por ciento; mientras que China era el mayor emisor y se esperaba que sus emisiones crecieran hasta 2030.

A continuación, entró en materia, para explicar a los americanos la función de la Organización Mundial de la Salud “OMS”. Según dijo, debe regular y alertar ante situaciones de emergencias humanitarias de Salud. Pompeo indico que “después de la crisis de 2003, los Estados Unidos lideraron una reforma del Organismo, durante la que se aprobaron las Normas Internacionales de Salud que, entraron en vigor en 2007. Las mismas establecen la obligación de los países de reportar sus datos para proteger la Salud”, subrayo. “Concretamente, el art. 6 recoge que el estado parte debe notificar a la OMS, dentro de las 24 horas, de todos los incidentes que puedan constituir una amenaza publica dentro de su territorio; y el anexo 2, complementa que los países notificarán a la OMS de cualquier inusual o inesperada aparición de virus o similares, como el COVID 19″ indicó.

“Creeemos que el Partido Chino Comunista no comunicó la aparición del Covid 19, conforme al art. 6 que establece que los Estados parte deben informar en plazo y de forma detallada y no lo hicieron” recalcó. El Secretario de Estado relató que China no había compartido información que tenían y ocultaron la magnitud del peligro del virus, hasta que la misma se fue extendiendo en China; pero no solo eso, -dijo- sino que silenciaron a todas las voces que pretendieron alertar al mundo del peligro. “Todavía no se han compartido muestras del virus, haciendo con ello imposible seguir el rastro de su evolución”, mencionó.

En cuanto a la actuación de la OMS durante la pandemia, manifestó que también había incumplido, ya que, las normas establecen la obligación del Director de la OMS de dar cuenta públicamente del incumplimiento de cualquier miembro, y en este caso, no se hizo. “Para salvar vidas se necesita un Organismo transparente. Los laboratorios que contienen los patógenos están todavía abiertos en China, no solo en el Instituto de Neurología de Wuhan, sino que hay múltiples dentro del país que trabajan el tema” añadió. Hemos gastado mucho dinero para formar en el manejo y tratamiento de las materias nucleares, de una manera correcta y segura, y el Partido Comunista Chino ha firmado las obligaciones y debe cumplirlas, sostuvo. Además, de estos incumplimientos reprobó la conducta de China contra los activistas demócratas en Hong Kong, la presión que ejerce en Taiwan o, el hundimiento de algunos barcos vietnamitas.

Pompeu en su clara explicación, dijo que América es la Nación más generosa del mundo, gracias a las tasas que pagan los ciudadanos, y que en las pasadas dos décadas habían dedicado más de 140 billones de dólares en ayuda global. “En la actualidad, nos hemos comprometido con 270 millones para asistir a los países en su lucha contra el Covid 19″, concluyó.

Se ha abierto una investigación sobre la conducta de la OMS, por su posible arbitrariedad ante la amenaza del enemigo invisible. Trump ha anunciado que congela la ayuda mientras dure la misma. Es importante la transparencia y destejer los entramados que se encierran detrás de grandes y poderosos Organismos, ONGs, Farmacéuticas, etc, de ámbito internacional para evitar que, bajo una apariencia de buen fin, cual es la Salud, se encubra un monstruo de enormes dimensiones. Frente a esta suprarealidad, Donald Trump, el americano triunfador, un hombre de negocios y de familia que, ante las acusaciones sobre algunas de sus frases más famosas y censuradas, simplemente respondió: “yo nunca dije que fuera un hombre perfecto”. Es imposible imaginar una mejor respuesta. Quizás por eso, por su innata habilidad para solucionar los problemas y ganar batallas, sea esa figura que la historia necesita y, a la que Kissinger hacía referencia.



Volver a: Trump, América y el enemigo invisible