Desde esta pagina podes Compartir y guardar Disfrutar los Carnavales en la calle y en la mesa en tu Marcador Social Preferido, o enviarlo por E-mail a tus Contactos.

Marcadores Sociales

E-mail

Enviar por Correo
Febrero 21, 2012

Disfrutar los Carnavales en la calle y en la mesa

Escrito en: ► Sabores ◄

Chef Jorge Romero. El carnaval es una fiesta de origen pagano que se celebra antes de la Cuaresma cristiana.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (3 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Según los historiadores, sus antecesoras más remotas fueron las fiestas que se celebraban en Egipto en honor al buey Apis, o las famosas “bacanales” de Roma para honorar a Baco, Dios del vino. Desde esta ciudad, fueron difundiéndose celebraciones similares por toda Europa y parece ser que fue en el siglo XV, a través de los colonizadores, cuando llegaron a América.

La celebración del Carnaval tiene lugar en febrero, tres días antes de la cuaresma. Parece ser que el origen de la palabra carnaval proviene del latín “carnevale”, palabra compuesta por “carne” (carne) y “vale” (adiós), por lo que el carnaval supone la despedida de la carne debida a los ayunos y abstinencias de los siguientes cuarenta días de cuaresma, antes de la llegada de la Semana Santa.

Con el paso del tiempo, el Carnaval ha ido tomando formas y estilos diferentes en cada país y ciudad. De hecho, esta fiesta se ha convertido en una celebración popular que en algunos lugares se alarga a los fines de semana de febrero llegando incluso al primero de marzo.

En Cádiz, chirigotas y pestiños

El famoso Carnaval de esta ciudad andaluza se celebra en los días cercanos al miércoles de ceniza. Durante los días de fiesta, las comparsas y chirigotas son las protagonistas, y Cádiz se transforma en una gran fiesta de la que pueden disfrutar tanto gaditanos como todo el que se acerque a esta acogedora ciudad. El barrio de la Viña es en el que más profundamente se viven los Carnavales, si bien, no hay calle en Cádiz en la que no se respire el aroma de esta fiesta, o en la que no se puedan degustar los más exquisitos productos de la tierra. El popular “pescaíto frito“, la famosa tortilla de camarones o las “papas aliñás“, son bocados que junto a un vaso de manzanilla, harán recordar el sabor de los Carnavales gaditanos.

Pestiños

Ingredientes:
Para la masa:
Dos vasos de aceite de oliva virgen de la Sierra de Cádiz
Zumo de naranja Ajonjolí (matalahuva)
500 grs. de harina
Un vaso de vino de Jerez
Sal
Levadura en polvo
Para el enmelado:
- 250 grs. de miel de la Sierra
- Medio vaso de agua
- Azúcar molida

Elaboración.
Poner un vaso de aceite de oliva en una sartén y freír la matalahuva y la cáscara del limón. Apartar la sartén, colar el aceite y reservarlo, tirando la cáscara y la matalahuva. Aparte, amasar la harina con el aceite templado, un poco de levadura, el vino , el zumo de la naranja y una pizca de sal. Unir bien hasta conseguir una pasta consistente, agregando o reduciendo harina. Tapar y dejar reposar la bola de masa durante una hora. Poner la masa en una mesa plana o mármol y pasarle un rodillo o botella para aplanarla y dejarla fina de espesor. Cortar con el borde de un vaso o a cuadrados con un cuchillo, y se doblan hacia arriba uniendo dos puntas enfrentadas. Poner en una sartén el otro vaso de aceite de oliva e ir friéndo los pestiños, apartándolos al dorar, bien escurridos. En otra sartén grande, calentar la miel rebajada con un poco de agua, y cuando empiece a hervir ir echando los pestiños fritos anteriormente, dejándolos empapar (enmelar). Sacarlos a un fuente. Dejarlos enfriar y espolvorearlos azúcar fina o bolitas de anís para decorar.

Además en Cádiz, el visitante tendrá la suerte de probar recetas que solo se preparan en estas fechas, como es el caso de La Pestiñada, La Erizada y La Ostionada. La primera se celebra un sábado por la noche, aproximadamente un mes antes de comenzar el Carnaval, por lo que está más cerca de las Navidades que de estas fiestas. La plaza de San Francisco se llena de gente y se degustan cerca de doce mil “pestiños”, un típico dulce andaluz que se prepara frito. Un día después de La Pestiñada se celebra La Erizada en el popular barrio de la Viña, donde se degustan exquisitos erizos de mar al natural. Este mismo día se celebra también La Ostionada en la plaza de San Antonio, en la que se comen ostiones al natural, similares a las ostras pero de sabor y olor más intenso.

Santa Cruz de Tenerife se viste de gala

El carnaval tinerfeño es considerado uno de las más famosos, coloristas y llamativos de España, comparable, incluso, al de Río de Janeiro. Miles de personas salen a la calle año tras año durante más de una semana para disfrutar de la fiesta. Carrozas, desfiles, reinas del carnaval e imaginativos disfraces, acompañan a tinerfeños y visitantes que en estos días inundan las calles de la ciudad. Todos los rincones se llenan de brillo y color, la música suena en cada plaza y la ciudad entera recibe con los brazos abiertos a todo el que decida visitarla.

Además de su belleza y alegría, Tenerife ofrece a sus visitantes el sabor de sus platos más tradicionales, un buen modo de coger fuerzas en el intrépido ritmo que marcan los carnavales. El pescado es una de sus especialidades, pues posee una frescura y sabor excelente. La “vieja“, una especie propia de Canarias, es uno de los platos preferidos por los tinerfeños. Generalmente se prepara “sancochado”, es decir, guisado y aderezado con aceite, vinagre y pimienta. Los quesos son otros de los productos a destacar, que junto a sus excelentes vinos, suponen un buen tentempié para tomar a cualquier hora del día y seguir disfrutando del Carnaval.

Ropa Vieja.

Ingredientes:
1/2 Kg. de garbanzos
½ Kg. de carne de vaca
½ Kg. de carne de pollo
1 Kg. de papas
3 dientes de ajos
1 pimiento
1 cebolla
1 tomate
1 tacita de vino blanco
1 tacita de agua o caldo
pimentón, pimienta, tomillo, laurel, clavos, sal y aceite.

Elaboración:

Se ponen los garbanzos de remojo la noche anterior para que se ablanden. Al día siguiente, se lavan y se ponen en un caldero con la carne, la sal y agua. Una vez guisado se escurre todo y se desmenuza la carne. Luego se fríen la carne y los garbanzos hasta que queden crujientes, y se reserva. Se hace una fritura aparte con el aceite, la cebolla, el pimiento, el tomate pelado y los ajos, todo picado previamente y se le añade la pimienta y los clavos. Una vez hecha la fritura introducimos el pimentón, el vino, el tomillo, el laurel y una tacita de caldo. Posteriormente se añade la carne y los garbanzos y se deja unos minutos al fuego. Por último, se fríen las papas en dados y se mezcla todo.

A este plato también se le pueden poner verduras como las zanahorias o habichuelas y se suelen utilizar los garbanzos y la carne sobrante del puchero.



Volver a: Disfrutar los Carnavales en la calle y en la mesa