Desde esta pagina podes Compartir y guardar Campaña para la prevención de la anisakiosis en tu Marcador Social Preferido, o enviarlo por E-mail a tus Contactos.

Marcadores Sociales

E-mail

Enviar por Correo
Marzo 07, 2011

Campaña para la prevención de la anisakiosis

Escrito en: Salud

Redacción/Agencias. La Junta de Castilla y León, en el marco de la labor informativa y preventiva de la Agencia de Protección de la Salud y Seguridad Alimentaria, ha puesto en marcha una campaña para la difusión de consejos destinados a evitar un consumo de pescado con anisakis, centrando estas actuaciones tanto en los ciudadanos como en los profesionales de la distribución y de la hostelería y la restauración.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (4 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

El anisakis es un parásito que puede encontrarse en el pescado y provocar alteraciones digestivas y reacciones alérgicas, que pueden ser a veces graves.

Los únicos alimentos que se ven parasitados y que pueden provocar la anisakiosis son los pescados de origen marino, los cefalópodos (calamar, potas) y los crustáceos (gambas, nécoras, centollos) ya que los de agua dulce y los moluscos bivalvos (mejillón, almejas) no presentan este parásito.

Las complicaciones gastrointestinales y las reacciones alérgicas provocadas en las personas que sufren una anisakiosis pueden ser graves -en algunos casos, muy graves-, muy molestos y prolongadas en el tiempo.
Con el fin de hacer llegar una información preventiva al mayor número de personas, la Junta de Castilla y León realiza campañas informativas sobre éste y otros riesgos alimentarios y, precisamente, la Agencia de Protección de la Salud y Seguridad Alimentaria está actualmente desarrollando una acción de comunicación sobre la anisakiosis dirigida a los sectores implicados.

Se han editado y distribuido, a través de los servicios territorial de Sanidad en las distintas provincias, un total de 55.000 folletos informativos y 2.000 carteles para la prevención de la contaminación por anisakis, que estarán a disposición de los consumidores en centros de salud y consultorios locales, farmacias, asociaciones de consumidores, supermercados, pescaderías, y cuyo reparto, en las nueve provincia de la Comunidad ha sido el siguiente: Ávila, 3.000 folletos y 175 carteles; Burgos,6.000 y 250; León, 7.000 y 250; Palencia, 4.500 y 200; Salamanca, 6.000 y 250; Segovia, 3.000 y 175; Soria, 3.000 y 175; Valladolid, 7.000 y 250; y Zamora, 4.500 folletos y 200 carteles con consejos.

Junto esta información, la Agencia de Protección de la Salud y Seguridad Alimentaria ha elaborado asimismo unas guías destinadas a los profesionales, principalmente aquellos de hostelería y de restauración implicados en la elaboración de comidas preparadas con pescado que, en un número total de 3.700, han sido puestos a disposición de los interesados repartidos provincialmente de la siguiente manera: Ávila, 300; Burgos, 500; León, 500; Palencia, 300; Salamanca, 500; Segovia, 300; Soria, 200; Valladolid, 500; y Zamora, 300.

La labor de difusión que la Consejería de Sanidad realiza en este ámbito se completa con la producción de una infografía animada con consejos generales para la prevención de la anisakiosis, accesible junto a los demás materiales distribuidos en papel en el portal sanitario de la Junta de Castilla y León, www.saludcastillayleon.es/seguridadalimentaria, así como de otras publicaciones más técnicas, dirigidas a los profesionales de los servicios veterinarios de control oficial de la Junta.

Evitar la anisakiosis
La anisakiosis es un riesgo cierto que bien pueden evitarse si tanto consumidores como profesionales del sector de la alimentación y de la hostelería y de la restauración observan unas prácticas adecuadas que prevengan la presencia de larvas de anisakis en el pescado.

Con el objetivo de garantizar la salud de los consumidores, la Agencia de Protección de la Salud y Seguridad Alimentaria mantiene su labor de control e inspección en el pescado y así, el Programa 2011-2015 de control oficial en establecimientos e industrias alimentarios de Castilla y León, además de considerar al de “productos de la pesca y derivados” como uno de los sectores sensibles en el ámbito de “autorizaciones y registros sanitarios”, tiene muy presente el riesgo de la anisakiosis en lo referido al control de riesgos biológicos.
Independientemente de este control previo, tanto ciudadanos como profesionales han de conocer y tener muy en cuenta que unas sencillas medidas de prevención, adoptadas por los consumidores, pueden evitar la ingestión de este parásito y los problemas que causa, ya que el anisakis es muy fácil de evitar:

  • Adquirir el pescado ya eviscerado y si no lo está, hay que hacerlo inmediatamente.
  • Un correcto cocinado del pescado elimina de forma eficaz el parásito, ya que las larvas del anisakis son sensibles al calor y temperaturas entre 60º C y 70º C durante un minuto en el centro de las piezas son suficientes para matarlas.
  • Si se consume pescado crudo, la congelación previa es el modo más eficaz de inactivación del parásito, ya que las larvas congeladas pierden su capacidad para producir enfermedad. Para ello, el pescado que se vaya a consumir crudo, prácticamente crudo o en escabeche deberá congelarse a -20º C y se recomienda que el pescado permanezca congelado al menos 72 horas.
  • Observar cuidadosamente la ventresca, ya que el mayor número de larvas se detecta en esa parte del pescado.



Volver a: Campaña para la prevención de la anisakiosis