Desde esta pagina podes Compartir y guardar Dulces de todos los Santos: Historia del Buñuelo en tu Marcador Social Preferido, o enviarlo por E-mail a tus Contactos.

Marcadores Sociales

E-mail

Enviar por Correo
Octubre 29, 2011

Dulces de todos los Santos: Historia del Buñuelo

Escrito en: ► Sabores ◄

Mochileros Gastronómicos. El origen de la palabra buñuelo es un poco controvertido, porque si bien para unos deriva de “puñuelo” una especie de bolas que los romanos amasaban con los puños, otros creen que procede del francés “beignet”.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (4 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Se cree que la primera sociedad que consumió buñuelos fue la morisca. Sus ciudadanos, era gente de medios humildes que habitaba los territorios del Sur de la Península Ibérica y ocupaban puestos de trabajo de baja categoría y desempeñaban también el oficio de vendedores ambulantes de buñuelos. En Sevilla y Granada, los buñuelos eran postre típico fritos en aceite y cubiertos de miel. Por otro lado, esta especialidad fue adoptada por los gitanos tras la expulsión morisca y perpetuada hasta la actualidad.

Según otros autores, la historia del buñuelo es más reciente de lo que se cree. Ofelia Déleon, antropóloga e investigadora guatemalteca, cree que la historia del postre en Sudamérica se remonta al siglo XIX.

En algunos países de América Latina como México y Colombia, los buñuelos forman parte de la cena de Navidad, junto a las natillas. En Colombia, por ejemplo, se suele juntar una medida de queso fresco molido, huevos, la mitad de maíz o maicena, con un poco de almidón y azúcar. Mezclando todos esos ingredientes se fríen hasta dorarlos. Son dulces típicos en celebraciones señaladas, como el Día de Todos los Santos o las Fallas de Valencia en España.

También se fríen sin relleno y son llamados de viento, éstos una vez fritos se rellenan con crema. En España, éstos se consumen especialmente durante El Día de Todos los Santos.

Buñuelos de pan y de pasas

Ingredientes
6 rebanadas de pan de molde
1 vaso de leche
150 gramos de harina
100 gramos de pasas
50 gramos de azúcar
4 yemas de huevo
1 sobre de levadura en polvo
1 limón
1 cucharada de azúcar
1 vaso de aceite y sal

Preparación: Pon las pasas en agua tibia para que se ablanden. En el vaso de la batidora, introduce las rebanadas de pan de molde pero sin la corteza, introduce también la leche, la harina, las yemas, el azúcar, la levadura, la piel rallada de medio limón y una pizca de sal y tritura, a continuación añade las pasas y mézclalo todo. Pon el aceite a calentar en una sartén alta. Vierte la cantidad de masa según lo grandes que quieras los buñuelos. Fríelos hasta que queden bien dorados. Espolvoréalos con azúcar.

Buñuelos de Yuca

Ingredientes:
1 kilo de yucas cocidas, y hechas puré
3 yemas, bien batidas
1 cta. de sal
3 Cdas de azúcar

Para la salsa:
½ panela o 1 taza de azúcar rubia
1 ½ tazas de agua
3 clavos de olor

Preparación: Hacer un buen puré con las yucas, agregar las yemas, el azúcar y la sal y amasar hasta que se forme una masa suave. Hacer pequeñas bolitas con porciones de esta masa de unos dos cms. de diámetro. Freírlas en abundante aceite de maíz, hasta que estén doradas. Ponerlas entre toallas de cocina, de papel, para absorber el aceite extra.
Salsa: Disolver la panela, o el azúcar rubia en el agua, agregar los clavos de olor y esperar que espese. Sacarla del fuego y asegurarse de quitarle los clavos de olor. Dejarla enfriar y poner en los platos de servir las pequeñas bolitas fritas y sobre ellas la salsa.

Buñuelos de plátanos al ron

Ingredientes:
4 plátanos firmes pero maduros
1 copa ron
2 cucharadas azúcar
azúcar glas para decorar
(para la masa de rebozar)
220g harina
1 sobre levadura en polvo
2 huevos
3 cda de aceite
1 vaso leche
1 pizca sal
bastante aceite de girasol para freír
miel (opcional)

Preparación: Pela los plátanos, córtalos en rodajas, espolvoréales el azúcar por encima, báñalos con el ron y macéralos un mínimo de 1 hora .Para preparar la masa, mezcla con la batidora, la harina, la levadura, los huevos aceite y la sal, tapa el bol con un paño de cocina y déjalo reposar 30 minutos, fuera de la nevera . Pon a calentar una sartén con abundante aceite,pasa con mucho cuidado, las rodajas de plátano por la masa de rebozar y agrégalos con delicadeza en la sartén, sin que se quemen.



Volver a: Dulces de todos los Santos: Historia del Buñuelo