Por Jorge Romero | 16 Marzo, 2020 a las 9:14 - Escrito en ► Recetas ◄

Guiso de lentejas

Guiso de lentejas

Jorge Romero. Aunque el invierno poco a poco va llegando a su fin, aún tenemos días de frío. Las bajas temperaturas siempre nos tientan a consumir platos calentitos y contundentes. Como muchas veces, no nos apetece cocinar o no tenemos el tiempo, os proponemos tres recetas tradicionales de invierno saludables y fáciles de elaborar.

Sopa hamusta

Sopa hamusta

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (5 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Usaremos verdura ultracongelada, así ahorraremos tiempo y ganaremos en variedad. Estas verduras vienen preparadas listas para cocinar, sin necesidad de descongelar previamente ni cortar, así disfrutaremos de platos de cuchara como los de siempre, pero de una forma más rápida y sana.

Guiso de lentejas vegetal (lentejas viudas)

Una receta de las tradicionales lentejas, pero sin nada de grasa saturada. Y están muy ricas. La cuestión es añadir todas esas verduras que más nos apetezcan, y como las lentejas aceptan casi cualquier vegetal, se presentan para hacer este guiso de manera excepcional. Recuerda que, al igual que las verduras, las legumbres son muy importantes en nuestra alimentación, ya que son ricas en fibra y también nos aportan proteínas.

Necesitamos: 400 g de lentejas (como lo que queremos es ahorrar tiempo, cualquier lenteja en conserva nos vale: roja, pardina… la que elijamos estará bien), dos patatas, 250 g de zanahorias ultracongeladas, 150 g de cebolla ultracongelada, dos dientes de ajo, una hoja de laurel, 200 g de acelgas ultracongeladas, una cucharadita de pimentón de la Vera dulce, dos tomates grandes, 250 g de pimientos ultracongelados, un puerro, aceite de oliva, sal y pimienta.

Continuar leyendo …

Por José Mateos Mariscal | 27 Febrero, 2020 a las 8:20 - Escrito en ► Recetas ◄

Currywurst
Currywurst

José Mateos mariscal. Soy José Mateos Mariscal Autónomo empresario en la crisis económica España perdimos todo mi casa , mi coche , todo menos mi dignidad, después de desahucio tras desahucio, la crisis nos transportó a Alemania país donde resido actualmente. Hoy sábado salimos de compras como la mayoría de las familias visitamos un Bude típico alemán, los Bude son móviles que sirven comidas rápidas Como Currywurst , Bratwurst , Fleischwurst.

José Mateos Mariscal degustando un Currywurst

José Mateos Mariscal degustando un Currywurst

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (4 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Fiestas como la Oktoberfest confirma que si hay un producto que asocia todo el mundo a la gastronomía alemana es la cerveza, y si hablamos de comida, seguro que la mayoría piensa en salchichas. No es extraño pues que naciera un plato rápido, barato y popular basado en este embutido, especialmente entre turistas.

Recordando que sólo tengo 30 minutos de bocadillo en el trabajo y soy especialista donde venden los mejores Currywurst he querido llevar a mi Gordi a degustar la receta típica alemana.

El Currywurst es el fast food por excelencia de Alemania, famoso por todo el país aunque originario de Berlín. Consiste básicamente en salchicha acompañada de patatas fritas o panecillo, y con su típica salsa de tomate y curry. Las versiones más básicas, y algo cutres, simplemente mezclan kétchup y curry, pero la versión casera me ha gustado mucho más. Si os gusta más picante añadid un poco de cayena.

Currywurst

Ingredientes (para 2 personas)
1 cebolla pequeña o media
1 dientes de ajo
250 gr de tomate troceado natural
25 gr de azúcar
25 gr de puré de manzana
2 ml de vinagre de manzana
5 ml de mostaza de Dijon
5 gr de curry molido
5 gr de sal y pimienta negra molida
4 unidades de salchichas Bratwurst

Elaboración
Picar la cebolla y el diente de ajo. Calentar un poco de aceite de oliva en una sartén y sofreír ambos unos minutos. Añadir el tomate con sus jugos y la cucharada de azúcar, y dejar reducir unos minutos.

Continuar leyendo …

Por Jorge Romero | 22 Julio, 2019 a las 8:26 - Escrito en ► Recetas ◄

Fotografía: Merche Abad | Humus

Fotografía: Merche Abad | Humus

Chef Jorge Romero. Cuando sientas ganas de probar algo rico, recuerda: para matar el gusanillo no hace falta atacar una bolsa de snacks ni picotear productos insanos. Una manera sencilla y deliciosa de mejorar tus tentempiés es preparar unos patés caseros con ingredientes saludables y sabrosos.

Paté de aceitunas

Paté de aceitunas

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (8 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Los nutricionistas explican a menudo que el secreto de una dieta saludable no pasa tanto por los buenos alimentos que comemos, sino por aquellos perniciosos que dejamos de comer. Es decir, en lugar de obsesionarnos con comer más verdura, es preferible empezar por desterrar los productos ultraprocesados de nuestra dieta: la ausencia de estos alimentos nos dejará espacio -y apetito- para otros que antes teníamos olvidados (generalmente, los sanos).

Preparando algunos aperitivos saludables

Humus

Este es un plato típico de la cocina árabe; es delicioso y muy sano. Su ingrediente principal son los garbanzos, un alimento muy saludable (especialmente rico en fibra y ácido fólico) que debería tener mayor presencia en nuestra dieta cotidiana.

Para hacer este paté puedes utilizar un bote de garbanzos ya cocidos. Quítales el agua de la conserva, enjuágalos bien y colócalos en un bol (si usas batidora manual) o en tu robot de cocina. Añade dos cucharadas soperas de aceite de oliva, dos dientes de ajo y el zumo de un limón. Tritura bien esta mezcla y agrégale una pizca de sal, un poquito de comino en polvo y (opcional)tres cucharadas soperas de tahina (una pasta que puedes comprar ya hecha o hacer tú). Sírvelo con un hilo de aceite de oliva y un poco de pimentón de La Vera por encima (queda delicioso) y acompáñalo con unos bastones de zanahoria, unos tomatitos cherry o un poco de pan de pita.

Recuerda: la tahina es una pasta hecha de sésamo, agua y sal, que puedes hacer en casa. Tuesta primero 50 g de sésamo en una sartén antiadherente. Luego, coloca el sésamo tostado en un bol, échale una pizca de sal y unos 50 ml de agua. Tritura todo y vigila la textura. Si está demasiado espesa, agrega unas gotas de agua y listo.

Continuar leyendo …

Por Jorge Romero | 26 Junio, 2019 a las 8:15 - Escrito en ► Recetas ◄

Espárragos al horno gratinados

Espárragos al horno gratinados

Chef Jorge Romero. Ya os hablamos anteriormente de los espárragos. Ligeros, sabrosos, ricos en fibra, potasio, vitamina A y ácido fólico, los espárragos trigueros acaban la temporada. Aún podemos encontrarlos en el mercado a buen precio y con todas sus cualidades de color, textura y sabor.

Crema de espárrago y calabacín

Crema de espárrago y calabacín

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (6 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Existen muchas alternativas en la mesa para consumirlos, bien a modo de aperitivo, entrantes o platos principales, nos encontramos multitud de recetas saludables a base de espárragos trigueros; cremas y purés, a la plancha, vapor, pudín o acompañamientos en risotto y variedad de revueltos. Nosotros os proponemos tres recetas.

Espárragos al horno gratinados

La única parte que puede parecer laboriosa en esta receta es la salsa bechamel, aunque en realidad es muy fácil de hacer. Si da pereza hacerla casera o no queremos estar pendiente de la cocina, podemos comprarla hecha, aunque existen trucos para que quede una bechamel perfecta y sin grumos, y no lleva mucho tiempo. Si la hacemos, necesitaremos los siguientes ingredientes: medio litro de leche de vaca desnatada, 20 g de mantequilla y 20 g de harina. Además, para esta receta necesitamos: 500 g de espárragos verdes frescos, un diente de ajo, 30 ml de aceite de oliva y 40 g de queso parmesano.

Elaboración: Hacemos primero la salsa bechamel. Derretimos la mantequilla en un cazo pequeño y, cuando esté bien caliente, agregamos la harina y revolvemos constantemente hasta obtener una mezcla sin grumos. Añadimos poco a poco la leche caliente sin dejar de revolver. Salpimentamos al gusto y, cuando la salsa esté espesa, retiramos del fuego.

Ahora, los espárragos. Ponemos el horno a calentar a 250 ºC. Mientras, calentamos también una cucharada de aceite de oliva en una plancha o sartén. Añadimos el ajo picado y salteamos los espárragos frescos hasta que se dore su superficie. Deben quedar medio cocinados, con el interior al dente. Después, colocamos los espárragos salteados ordenados en una fuente de horno, con cuidado de no quemarnos. Vertemos encima la salsa bechamel y agregamos el queso parmesano rallado. Introducimos la bandeja en el horno, previamente calentado. En cuanto esté dorada la superficie, sacamos los espárragos del horno y servimos calientes.

Continuar leyendo …