Por Redacción | 10 Noviembre, 2017 a las 9:48 - Escrito en Opinión

José-Tomás Cruz Varela. Ya nadie cuestiona que Podemos, como partido reivindicativo de izquierda, está pasando por uno de sus peores momentos. Sus manifiestas dificultades para crecer en base a la ineficacia de sus dirigentes y los permanentes enfrentamientos internos son la causa de la indignación de su líder.

Decepcionante Podemos

La hecatombe de Podemos y su resentido líder

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (9 votos, media: 4.11 de 5)
Loading ... Loading ...

La puesta en marcha de los “Círculos” generó una corriente de comunicación que mantuvo informados y motivados a sus bases. El simple hecho de que aparentemente se contará con su opinión, provocó que se sintieran parte importante del nuevo partido, cuyo fulgurante despegue y resultados electorales llamaron poderosamente la atención. Situación que duró hasta que el resentido Pablo Iglesias decidió centralizar todas las decisiones, algo que lógicamente fue altamente criticado y cuestionado por la militancia.

En otro orden, el bajón mediático del líder podemita tras el recorte de sus apariciones televisivas, esencialmente por parte de “La Sexta”, también dañaron su imagen como están reflejando todos los sondeos de opinión realizados recientemente, unido a la modificación de criterio y discrepancias en torno al independentismo catalán, que de seguir en esta línea terminará convirtiéndose en un partido testimonial. Por curiosidad. ¿Alguien podría recordar tres ideas, iniciativas, proyectos, etc. propuestas por Podemos en beneficio de la sociedad? No se molesten, es inútil.

De lamentable cabría juzgar algunos aspectos de la política española, comenzando por el conflicto catalán y sus negativas consecuencias. La dramática convivencia ciudadana propiciada por el odio que se profesan a nivel comunidad ha crecido en progresión geométrica. El adoctrinamiento que están recibiendo miles de niños en los institutos contra todo lo español es intolerable, como la destrucción de puestos de trabajo que ya ha comenzado y cuyo límite se ignora hasta donde puede llegar, y así sucesivamente…. ¡¡Tiempo al tiempo!!.

Por Cruz Varela | 3 Noviembre, 2017 a las 9:20 - Escrito en Opinión

José-Tomás Cruz Varela. Pretender comparar la actuación de un payaso con el comportamiento de Puigdemont, constituye todo un insulto para los profesionales del circo. Su excursión a Bruselas acompañado de seis de sus consejeros ha resultado patética.

Si algo debe tratar de evitar un político es el caer en el más denigrante de los ridículos, como ha sucedido con la declaración de independencia y posterior escapada, a sabiendas de que el jueves día 2 de noviembre, debía comparecer en la Audiencia Nacional bajo la acusación de rebelión y sedición.

Carles Puigdemont

Carles Puigdemont

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (7 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

La majadería de convocar una rueda de prensa en la citada ciudad, alegando ser el presidente legítimo de Cataluña, no pasa de ser una vulgar imbecilidad, que al margen de colocarlo fuera de la ley, constituye un desprestigio para España, supeditando su retorno a que se le garantice un “juicio justo”. Mayor descaro imposible.

Tan grotesco personaje, vive soñando noche tras noche, con que la Unión Europea tome conciencia de la supuesta crisis catalana, pretendiendo convertir la comunidad en república independiente, contando con el fantasmagórico apoyo de su “ministro de Asuntos Exteriores”, Roneva, e ignorando que la prensa de Bruselas no es precisamente el medio más idóneo para promocionar el nacionalismo.

Este expresidente catalán, en lugar de montar sus esperpénticas huidas, más le valdría revisar su deleznable gestión económica y no haber convertido su comunidad en un auténtico caos. A modo de ejemplo cabría preguntarse con que fondos se está financiando las arbitrariedades generadas por el desdichando “proces”. Según las informaciones publicadas, el PIB nacional se resentirá en torno a los 14.000 millones de euros, cifra que supondrá la pérdida de decenas de miles de puestos de trabajo.

Quizá, las aspiraciones de Puigdemont pasen por intentar ser considerado como un presidente exiliado pero nunca cesado, figura que con sus características no existe en Europa.

Sin más dilación, el Gobierno de España debería zanjar todos los despropósitos de este aberrante político que ha venido cometiendo y tolerando a sus líderes soberanistas sin el más mínimo control, cuya factura estamos pagando empresas y trabajadores. En efecto nuestra justicia es lenta pero más temprano que tarde se impondrá la razón y todos ellos terminarán pagando sus delitos….¡¡Tiempo al tiempo!!

Por Cruz Varela | 20 Octubre, 2017 a las 8:14 - Escrito en Opinión

José-Tomás Cruz Varela. Por una vez que el dubitativo Mariano Rajoy decide ser drástico a la hora de tomar una decisión como ha sido la adopción de las medidas contenidas en el artículo 155 de la Constitución contra el Gobierno catalán, posiblemente ha elegido el peor momento de su prolongada vida política, dada la complejidad que supondrá la aplicación del mencionado artículo superando las fronteras de lo insólito.

Articulo155 de la Costitución Española

Articulo155 de la Costitución Española

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (9 votos, media: 4.56 de 5)
Loading ... Loading ...

La propuesta sobre la creación de un órgano colegiado compuesto por funcionarios a nivel de subsecretarios, secretarios de Estado o directores generales y presidido por Soraya Saenz de Santamaría, quizá no sería bien aceptado ni por los propios elegidos. La perogrullada de que podrían ejercer sus cargos desde Madrid supera toda fantasía, dado que no solo tendría que residir en Cataluña los responsables de turno, sino acompañados de un amplio colectivo de personas de total confianza para apoyar la gestión de los consejeros electos.

La gran estructura de mando tendría que sustituir, y acertadamente, al Gobierno catalán, tarea harto complicada por los continuos inconvenientes que surgirían. ¿Qué sucedería, por ejemplo, con su actual sistema educativo?. ¿Se toleraría el actual adoctrinamiento de los niños?. ¿Cómo funcionaria el Parlamento?

Hasta ahora el Gobierno Central continúa manteniéndose firme en la lucha contra las pretensiones secesionistas, como igualmente jueces y fiscales están mostrándose rigurosos en sus cometidos. Por su parte, el alucinado Puigdemont sigue en su absurda línea de provocación y acusando al Estado de represión al que pretende destruir.

Con la implantación del artículo 155, el Ejecutivo no pretende suspender la autonomía sino restaurar la legalidad constitucional. La imparable salida de empresas está dejando hueros de argumentos a aquellos que falazmente prometieron prosperidad y felicidad, unido a la destrucción de puestos de trabajo a tenor del gran descenso del turismo y otras actividades. Son muchos los que desearían poder explicarle al presidente catalán que con sus mesianismos, despropósitos e irresponsabilidades, solo logrará ser recordado como el más nefasto y destructivo de los presidentes autonómicos…..¡¡Tiempo al tiempo!!