Por Redacción | 3 Marzo, 2015 a las 9:35 - Escrito en Opinión

José Tomás Cruz Varela. Resulta sorprendente comprobar en pleno siglo XXI lo poco que hemos evolucionado en ciertos aspectos, y más concretamente en lo relacionado al sexo y sus circunstancias. El prototipo del macho ibérico continúa comportándose como antaño y la sociedad sigue considerando que cuantas más mujeres se lleve a la cama, incrementará su prestigio de reputado conquistador, pero si es la mujer la que fornica con varios hombres, de inmediato se le adjudicará la categoría de furcia.

50 Sombras de Grey Trilogía

50 Sombras de Grey Trilogía

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (4 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Similar criterio al que circula entre los jóvenes. Cuando uno sale con muchas chicas a la vez es catalogado de líder de la pandilla y en caso contrario, el que siempre lo hace con la misma, pasa a militar en el colectivo de los mierdecillas… Resumiendo, para la mujer implica gran importancia atraer y gustar mientras que el hombre, mucho más primitivo y simplón, su meta consiste en cazar y follar (practicar el coito según del diccionario de la RAE).

Como afirman los estudiosos de la personalidad, llama poderosamente la atención que una sociedad en permanente cambio, evolutiva y a velocidad vertiginosa, en algunos comportamientos permanezcamos anclados al pasado y sin la menor intención de cambio.

Hombres y mujeres, considerados aisladamente se convierten en seres incompletos, dado que la unidad de felicidad, aunque con matices, es la pareja cuando se comprometen y comparten casi todo, nada que ver con la satisfacción puntual que proporciona una conquista con revolcón incluido, que tras logrado y disfrutado el trofeo, a continuación aparece la necesidad de abandonar porque la hazaña, una vez consumada, nada o muy poco aporta al margen de contárselo a los amigos de confianza para presumir y provocar su envidia, que salvando las distancias es como la lotería, cuyo mayor placer no proviene de la millonaria cuantía del premio, sino por tocarle a una sola persona y nada al resto de los que también participaron en el juego.

Continuar leyendo …