Por Redacción | 8 Julio, 2013 a las 6:36 - Escrito en Viña y fogón

Chef Jorge Romero. La prohibición de aceites rellenables en restaurantes y bares ha suscitado polémica entre distintos sectores y la Comisión Europea ha retirado, por el momento, la medida.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (3 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

La Unión Europea había anunciado hace unos días nuevas medidas sobre la prohibición del uso de las aceiteras rellenables en los bares y restaurantes. La Comisión Europea decidió vetar a los restaurantes el uso de botellas rellenables con el fin de evitar fraudes y mejorar la higiene de los alimentos, una iniciativa que varios de los Estados miembros pedían desde hace tiempo. Desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) español se veía con buenos ojos esta nueva legislación ya que se favorece una transparencia en el uso del aceite. Sin embargo, la polémica suscitada ha sido tal que la Comisión Europea ha anunciado la retirada de esta medida. El artículo explica en qué consistía la propuesta, cuyo objetivo era garantizar la calidad del aceite, y qué opina el consumidor.

Es habitual en los bares y restaurantes el uso de aceiteras rellenables con el fin de ahorrar en envases. Se rellenan las botellas con aceite una vez vacías y así sucesivamente hasta que es preciso cambiar de nuevo la botella porque se desgasta. Quince de los Estados miembros de la Unión Europea pidieron a la Comisión la prohibición de tales prácticas, entre ellos España, Italia, Grecia y Portugal, los cuatro principales países productores de aceite de oliva de la UE y del mundo. Bajo la premisa de garantizar la calidad en un alimento tan preciado como es el aceite de oliva, los expertos aseguran que es una medida a favor del consumidor.

La idea era que a partir del día 1 de enero de 2014 los restaurantes ya no dispusieran de envases rellenables en sus mesas para el aceite de oliva. Pero, hasta le fecha, la iniciativa ha quedado parada. El Comisario europeo de Agricultura informa que se está estudiando una nueva propuesta acerca del uso de las aceiteras rellenables y que se debe debatir a fondo con los sectores más afectados como son la hostelería, restauración y, por supuesto, el consumidor. Si bien algunos Estados apoyan la iniciativa, son muchos los que no lo hacen y apuntan sobre todo a los consumidores como principales detractores ya que, en la mayoría de los casos, esta normativa supondría un incremento del precio final de las comidas.

Continuar leyendo …