Por Redacción | 6 Julio, 2011 a las 8:33 - Escrito en Es Noticia

Burgos Rumbo a Gaza. Activistas de Rumbo a Gaza ocupan desde ayer por la mañana la Embajada de España en Atenas en una acción de resistencia civil pacífica y no violenta. Cerca de una treintena de personas se mantienen en las dependencias diplomáticas, en cuyo balcón se ha desplegado una bandera palestina.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (2 votos, media: 4.5 de 5)
Loading ... Loading ...

Rumbo a Gaza ha entregado al embajador, Miguel Fuertes Suárez, dos cartas mediante las que se le informa de la situación del “Gernika” y de las 45 personas de ciudadanía española que han visto vulnerados sus derechos fundamentales con la orden injusta en ilegal del Gobierno de Grecia de inmovilizar a la Flotilla.

En las misivas se pide a la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, que tome todas las medidas a su disposición y presione al Gobierno de Grecia para que retire una prohibición que vulnera el Derecho comunitario y la propia legislación. La orden del Ejecutivo heleno también conculca el Acuerdo de Schengen de libre circulación de personas de la Unión Europea, ya que no se permite a los barcos desplazarse a ningún otro Estado de la UE.

Rumbo a Gaza ha decidido ocupar la legación diplomática en Atenas ante el silencio mantenido por el Ministerio de Asuntos Exteriores y la Embajada de España en Grecia en estos días. Absolutamente ningún representante gubernamental se ha puesto en contacto con nuestra expedición a pesar de haber estado acosados permanentemente por dos patrulleras militares griegas en el puerto cretense de Kolimvary.

El grupo de activistas permanecerá en la Embajada hasta tener una respuesta satisfactoria a sus demandas. Queremos recalcar que la ocupación se ha producido de forma totalmente pacífica, que no se ha restringido la libertad de movimientos de absolutamente ninguna persona y que el personal de la Embajada puede seguir llevando a cabo su trabajo.

Por Redacción | 4 Julio, 2011 a las 7:29 - Escrito en Es Noticia

Burgos Rumbo a Gaza. Las cerca de 40 personas de Rumbo a Gaza que se encuentran en el puerto de Kolimpary, en la isla de Creta, permanecen allí mientras se les impide zarpar hacia su destino.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (3 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

El grupo de activistas, por el momento, se queda en el ‘Gernika’, el barco de Rumbo a Gaza, hasta que el Gobierno de Grecia levante la injustificada orden de inmovilización sobre las naves de la Segunda Flotilla de la Libertad. Rumbo a Gaza ofrecerá hoy una rueda de prensa en el puerto de Kolimpary en la que desvelará sus próximos movimientos.

De esta forma, Rumbo a Gaza mantiene su objetivo de zarpar para romper y poner fin al bloqueo ilegal israelí a la Franja de Gaza, independientemente de que se zarpe directamente desde Grecia hasta la costa palestina o se vaya primero a otro puerto para desde allí viajar hasta nuestro destino.

En cualquier caso, la orden que emitió el viernes la autoridad griega vulnera el Derecho comunitario, la legislación internacional y las propias leyes helenas. De hecho, la irregularidad alcanza tales cotas que se ordenó la inmovilización de los barcos con destino a Gaza cuando en ningún documento oficial de las autoridades portuarias griegas consta que las naves -entre ellas el ‘Gernika’- fueran a dirigirse a Grecia.

En este sentido, hay que resaltar que el ‘Gernika’, como otros barcos de la Flotilla, aún no había cumplimentado los documentos oficiales griegos indicando su destino y ruta, ya que aún no había expirado el plazo para hacerlo. Por tanto, la prohibición del Gobierno griego es una prohibición administrativa preventiva basada tan sólo en informaciones aparecidas en prensa y no en ningún documento oficial, lo que subraya aún más su carácter de ilegalidad.

Basándose en la legalidad absoluta del ‘Gernika’ y de su pasaje, ayer se presentó ante la Autoridad Portuaria de Kolumpary toda la documentación requerida para zarpar. Sin embargo, y a pesar de cumplir todos los requisitos burocráticos, se ha impedido la partida al barco sin ninguna justificación jurídica.