Por Redacción | 21 Diciembre, 2017 a las 9:21 - Escrito en Cultura

Grupo Af  Ndanza

Grupo Af Ndanza

Redacción. Llega por primera vez a Aranda de Duero, el grupo profesional ugandés Af Ndanza surgido artísticamente dentro del coro UGANDA NATUMAYINI. Ofrecerá un espectáculo único a beneficio de “Música para salvar vidas”. La cita será el próximo sábado día 23 a las 20:30h, en el Centro Cultural Caja de Burgos. Está dirigido a todos los públicos y el precio de entrada es de 6€.

Uganda Natumayini

Uganda Natumayini

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (11 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Los niños de Uganda Natumayini que recorrieron la geografía española entre 2005 y 2009 para cientos de conciertos y que volvieron en 2010 y 2014, acaban de volver a España con sus espectaculares danzas y emocionantes cantos. Se ha podido disfrutar de su espectáculo en la Comunidad de Madrid, en distintos puntos castellanoleoneses y en la región de Murcia, en Cataluña (Palau de la Música Catalana), en el País Vasco (Teatro Arriaga en Bilbao y Teatro Maria Eugenia en San Sebastián) etc.

Los más pequeños han crecido; algunos ya se han ido, otros han entrado. Muchos ya viven de manera independiente y autosuficiente en su país, pero Uganda Natumayini vuelve para contagiarnos su alegría, su ritmo y su vitalidad.

Cantan y bailan danzas de Uganda y Ruanda. Realizarán bailes tribales y de guerreros, así como preciosas danzas y cantos relacionados con la naturaleza, sus costumbres y tradiciones. Esta vez traerán tambores de Ruanda y harán una preciosa demostración de los distintos ritmos de la África Centro Este, la bella África negra. Es un espectáculo de gran profesionalidad y que llamará la atención a todos los públicos.

Por otra parte, y siendo además esencial para la supervivencia del proyecto, ayudarán con sus actuaciones a financiar el proyecto humanitario de Música Para Salvar Vidas, cuya labor es ayudar a niños y niñas huérfanos procedentes de Uganda a labrarse un futuro en su país. Son todo un ejemplo de lo que se puede hacer por un continente que sigue soportando un alto nivel de miseria.

Por Redacción | 25 Julio, 2010 a las 13:16 - Escrito en Cultura

Julio Antón. Desde los tiempos de los Egipcios, África nos ha ido enviando señas de humo, mensajes de sabiduría, destellos de brillantez que hemos tratado de reproducir e integrar a nuestras costumbres.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (8 votos, media: 4.88 de 5)
Loading ... Loading ...

Hubo un tiempo en que África lo era absolutamente todo. Era el principio y el fin de la Humanidad. Eso era hace miles de años, por no decir millones, pero no hace falta ir tan lejos, rebuscar tanto en la historia, para descubrir riquezas de un pueblo africano que siempre ha vibrado por su sensatez, su extravagancia, su calidez y su gran filosofía.

Simplemente traspasando los límites que impone la lacerante trata negrera y la humillante colonización, descubrimos a pueblos tan poderosos como los de Egipto, Axum, Mali o Songhai. Todas potencias deslumbrantes que marcaron su tiempo con raudales de oro, empresas tan atrevidas como cruzar el atlántico, alianzas de estabilidad con imperios claves como el Imperio Bizantino o conquistas tan extensas como las de Alejandro Magno.

Todas estas anécdotas son algunos de los acontecimientos históricos que recoge la exquisita obra “Cuentos históricos del pueblo africano” de Johari Gautier Carmona (Ediciones Almuzara, 2010).

Pero va mucho más allá, más lejos de la simple puesta en escena, poniendo a los protagonistas en su contexto original, en decorados que transmiten toda la tensión o la grandeza del momento, con personajes que expresan sus sentimientos, esos mismos sentimientos que, nosotros europeos, les hemos prohibido expresar a través de nuestra omnipresencia y prepotencia cultural.

Si algo se hace palpable con este libro es que África merece otra mirada, otro acercamiento, para aprender de ella, disfrutarla, sentir que no somos ni más ni menos que hermanos separados por, poco más que un hilo de agua salada. Porque, al final, ¿de dónde ha sacado Europa y Occidente sus riquezas? De África primero y de América después.

Continuar leyendo …

Por Webmaster | 3 Julio, 2010 a las 16:18 - Escrito en Cultura

Johari Gautier Carmona. África es un continente que enamora y que genera un “deseo de volver” irreprimible para muchos de los que la visitan. A esa enfermedad amorosa se refiere Eduardo Garrigues, ex-embajador en Namibia y Botsuana, con su último libro “El mal de África” (Ed. Martínez Roca, 2010).

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (5 votos, media: 4.8 de 5)
Loading ... Loading ...

En él aparecen algunos relatos impactantes de la época en la que tuvo que asumir tareas poco cómodas, como el embarazoso suceso de la devolución de los restos del negro de Banyoles, pero también otros cuentos que describen la belleza de la naturaleza y muchas costumbres locales de los diferentes países que el autor ha podido recorrer en su carrera diplomática. La visión atinada de este hombre “tocado por África” nos permite acercarnos al continente negro con una perspectiva intimista y aventurera, influenciada por otros grandes escritores exploradores como Ernest Hemingway o Joseph Conrad.

El Negro de Banyoles

Entre muchas otras experiencias diplomáticas, Eduardo Garrigues fue testigo de uno de los momentos más tensos en las relaciones entre España y África en los últimos años: la devolución de los restos del “Negro de Banyoles” en 2007.

Ese embarazoso roce diplomático nació de la imprudencia de unos taxidermistas franceses a finales del siglo XIX quienes desenterraron el cadáver de un bosquimano para llevarlo a Europa y, luego, taxidermizarlo. Finalmente, “el negro llegó por casualidad al museo Darder de Banyoles“, ha explicado el periodista Jacinto Antón en la presentación, y, desde entonces, el museo fue el foco de severas críticas procedentes de la OUA (Organización para la Unión Africana) que acabaron con la repatriación del cadáver en unas condiciones tensas e inolvidables.

Eduardo Garrigues fue designado representante de España en aquel entonces y tuvo que acompañar los restos del bosquimano hasta Botsuana en un viaje que, aunque ya alejado de la época colonial, ilustraba las tensiones latentes entre Europa y África. “Eduardo tuvo que asumir toda la maldad del colonialismo y aguantar el chaparrón de críticas de las autoridades de Botsuana”, ha destacado Jacinto Antón.

De esta situación dramática, nació uno de los relatos que ahora componen la obra “El mal de África”. Su autor asegura que la historia es verdadera en un 99% y que gran parte de las intrigas políticas formadas alrededor del Negro de Banyoles son auténticas. Aún así, “siempre hay una vuelta de tuerca de imaginación“, ha explicado Eduardo Garrigues para reivindicar el carácter literario de su obra.

Fauna y momentos de extremo riesgo

Amante de las cacerías y de la aventura, el autor ha dedicado numerosos relatos a la fauna y los safaris africanos. Entre ellos, cabe destacar un cuento que empieza justo cuando acaba un famoso relato de Ernest Hemingway en el que un animal recibe un disparo.

Continuar leyendo …