Por Johari Gautier Carmona | 30 Septiembre, 2010 a las 7:16 - Escrito en Cultura

Johari Gautier Carmona. En el 50 aniversario de la muerte del premio nobel Albert Camus, los debates en torno a su figura siguen marcando las agendas de organizaciones culturales y literarias.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (4 votos, media: 4.75 de 5)
Loading ... Loading ...

La dualidad identitaria y política del escritor, su reconocido compromiso humanista y una obra que ha fascinado a generaciones enteras de lectores, son algunos de los elementos que incentivan estos debates. Ahora, cuando todavía se habla del traslado de sus restos funerarios al Panteón de París, tres especialistas se han reunido bajo la iniciativa del CCCB (Centro de cultura contemporánea de Barcelona) para discutir sobre su gran legado.

Un autor popular pero muy poco institucionalizado

Si bien Camus es un escritor muy popular en Francia, no está institucionalmente integrado“. Con estas palabras, la profesora francesa y autora de distintos estudios, Chrisiane Chaulet-Achour, ha querido ubicar al escritor en la actualidad. Ella explica que, sin lugar a dudas, Camus es un autor citado en muchos actos y conmemoraciones, porque tiene el “genio de las frases cortas”, pero, aún así, no vuelve a menudo. Su notoriedad se debe esencialmente a sus lectores que han sabido acoger su mensaje. En el sistema educacional francés, Camus sólo aparece en la segundaria y, más allá, es decir en las aulas universitarias, se suele referir a otros autores que, supuestamente, tienen más peso filosófico. “Albert Camus se ha impuesto por la fuerza de su camino y de su mensaje. Pero provoca siempre mucha polémica“, explica la autora francesa. La difícil institucionalización del premio nobel puede deberse a dos motivos. Primero, el haber nacido en Argelia y ser considerado como un colono francés (un factor ineludible en la dualidad de su personalidad). El segundo, su condición económica y sus ideales humanistas que hacían de él un personaje incómodo que denunció en reiteradas ocasiones la miseria y la injustica en el norte de África.

Su posicionamiento en Argelia no es menos ambiguo. La autora argelina Maissa Bey argumenta que la obra “El extranjero” concedió a Albert Camus el rango de “escritor de la Tierra de Argelia”, pero sin ser considerado argelino. El motivo de este rechazo o distanciamiento tiene su raíz en unas declaraciones que hizo el escritor después de recoger el premio nobel.

Continuar leyendo …