Por Jorge Romero | 28 Octubre, 2019 a las 9:00 - Escrito en ► Sabores ◄

Chef Jorge Romero. La primera comida del día, la considerada todavía por algunos como la más importante, ya no es lo que era. Las opciones más tradicionales en el desayuno, con alto contenido en azúcares y grasas, están dejando paso a elecciones más saludables, donde la fibra, la fruta fresca y el pan integral no faltan.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (5 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Hasta no hace tanto, lo más típico consistía en un café con leche y siete u ocho galletas, cuando no acompañado de pan con mantequilla, mermelada e incluso de un tazón de leche con cereales azucarados. Este tipo de desayuno era el preferido por el 57,64 % de los españoles, según la Encuesta Nacional de Salud de España 2012. Sin embargo, poco a poco esta tendencia va cambiando, según el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y consultoras como Nielsen y Mintel: cada vez más se tiende a elegir alimentos saludables (frescos, en la medida de lo posible) y que no suministren excesivas cantidades de sal, azúcar o grasas saturadas e hidrogenadas.

El desayuno no es un salvoconducto

Por muy sana que sea la primera comida del día, hay que tener claro siempre que el desayuno no puede ser, en ningún caso, un comodín con el que compensar las posibles malas elecciones que se tomen durante el resto del día. Puede ser, si así lo deseamos, la comida más relevante, pero lo que cuenta al final es la suma total de nuestra ingesta. Lo verdaderamente importante es hacer una buena elección de alimentos. De nada nos servirá hincharnos a calorías para empezar el día si estas provienen de alimentos poco interesantes.

La antigua creencia de que desayunar abundantemente contribuye a mejorar el rendimiento escolar tampoco ha resistido los embates del tiempo, especialmente si el perfil nutricional de esos alimentos dista mucho de ser considerado saludable.

Consejos para desayunar mejor

Desayunar bien puede ser un auténtico placer, para lo que debemos hacernos con buenos alimentos y dedicarle algo de ganas. Estas son algunas de las sugerencias ofrecidas por los dietistas-nutricionistas para disfrutar de un desayuno cum laude.

Continuar leyendo …

Por Redacción | 2 Enero, 2014 a las 10:36 - Escrito en Viña y fogón

Redacción/Agencias. La marca de garantía que la Consejería de Agricultura y Ganadería puso en marcha en 2009 para distinguir los productos agroalimentarios de calidad diferenciada con origen en Castilla y León se ha convertido en la mejor tarjeta de presentación para 4.148 productos pertenecientes a 808 empresas.

Por sectores, el que cuenta con más representación dentro de la marca es el cárnico, seguido del vitivinícola y el de derivados de cereales. Salamanca, Valladolid y León son las provincias con mayor número de productos bajo el marchamo de ‘Tierra de Sabor’.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (2 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

El nacimiento, en marzo de 2009, del distintivo del corazón amarillo ha supuesto un punto de inflexión para la industria agroalimentaria de Castilla y León, así como para la propia imagen de la Comunidad como productor de alimentos de calidad. El proyecto promovido por la Consejería de Agricultura y Ganadería se ponía en marcha con unos ambiciosos objetivos que rápidamente se vieron superados.

La industria agroalimentaria de Castilla y León acogió la iniciativa como suya desde el principio y la respaldó sumando sus mejores productos a una oferta agroalimentaria cada vez más amplia. Actualmente 808 empresas, lo que supone más del 25 % de la industria agroalimentaria de la Comunidad, están adheridas a la marca de garantía y utilizan el distintivo de ‘Tierra de Sabor’ en 4.148 de sus productos.

Las posibilidades de promoción y comercialización que esta enseña de calidad ha puesto a su disposición han sido valoradas muy positivamente por la industria agroalimentaria desde los inicios de la marca. ‘Tierra de Sabor’ ha permitido a este sector, compuesto en su mayor parte por pequeñas y medianas empresas, darse a conocer a nivel nacional y ser identificado por un mismo ‘símbolo’ que es garantía de calidad y origen.

Continuar leyendo …