Por Antonio Adeliño Vélez | 8 Diciembre, 2020 a las 1:37 - Escrito en Opinión

Tiempos modernos

Tiempos modernos

Antonio Adeliño Vélez. En estos tiempos en que se ensalza el pensamiento relativista como una máxima absoluta y se tiene como creencia indiscutible, debería de imperar el debate sincero y el respeto a la opinión ajena como regla fundamental de comportamiento, ya que según se dice, todo es relativo. Pero cuando el diálogo se sustituye por la propaganda ideológica, llegamos a algunos absurdos como los tratados a continuación.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (11 votos, media: 3.45 de 5)
Loading ... Loading ...

De antemano diré que toda regla tiene sus excepciones y no es mi intención censurar la conducta de nadie, ni herir la sensibilidad de las personas con firmes convicciones, por lo que no estará de más que me adelante a pedir disculpas por si alguien se siente ofendido por los ejemplos que aquí aparecen y que solo son unas reflexiones recogidas al vuelo.

Si en aras del relativismo, discutimos y ponemos en duda, que matrimonio es un contrato público, con testigos, libre y voluntario, entre un hombre y una mujer, y dado que la poligamia y poliandria, de momento, sigue prohibido por la ley; resulta lógico llamar también matrimonio a los contratos civiles ente dos hombres o entre dos mujeres.

Pero ya que hemos relativizado una vez, por qué no hacerlo de nuevo. Quien puede impedirnos que también lo afirmemos de una persona con su perro o su caballo. Al perro y al caballo sólo les falta hablar, a decir de sus dueños, y cómo no pueden decir que están en contra, podemos llamarlo también matrimonio. Así que habrá que establecer una ceremonia civil o medio religiosa para sellar el compromiso, aunque solo sea para que la Iglesia Católica se oponga y poder tacharla de carca, que es un deporte que está de moda.

Continuar leyendo …

Por Antonio Adeliño Vélez | 6 Noviembre, 2020 a las 9:02 - Escrito en Cultura

Antonio Adeliño Vélez. La exposición: “Sementera de Esperanza. La Iglesia de Burgos en el VIII centenario de su Catedral”, se inauguró ayer 5 de noviembre y podrá visitarse sin pagar entrada, hasta el día 29 del mismo mes, en la iglesia de Santa María de Aranda de Duero, de lunes a sábado en horario matinal de 10:30 a 13:30 horas y vespertino de 17:30 a 19:30 horas.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (18 votos, media: 4.67 de 5)
Loading ... Loading ...

La muestra de arte sacro que organiza la “Fundación VIII Centenario de la Catedral Burgos 2021″, se asemeja a las grandes exposiciones de Las Edades del Hombre. Está divida en cinco capítulos con una introducción y un epílogo, y trata de reflejar la misión de la Iglesia que peregrina en Burgos, con su particular modo de ser y de hacer, que no es muy distinto a otras Diócesis europeas, pero sí a las africanas o asiáticas.

En la llamada cuarta nave de la Iglesia de Santa María, podemos contemplar 28 obras de arte y 14 paneles explicativos que nos acercan la historia de la Diócesis de Burgos desde el siglo IX hasta nuestros días. Entre las obras seleccionadas para la ocasión, hay piezas de Felipe Bigarny, o de la escuela de Diego de Siloé, y también obras intelectuales como Relectiones Theologicae de Francisco de Vitoria.

La procedencia de las obras expuestas es muy diversa y con ellas se trata de abarcar todo el territorio diocesano, por lo que nos encontraremos con nombres de parroquias tan poco comunes como Villalibado, Tabliega de Losa, Villafranca Montes de Oca, Villahoz, Valpuesta, San Miguel de Pedroso, Sasamón, Cuevas de Sotocuevas, Los Ausines, Cerezo de Río Tirón, Quintanaortuño o Briviesca que es más conocida.

Continuar leyendo …

Por Antonio Adeliño Vélez | 9 Octubre, 2020 a las 8:06 - Escrito en Es Noticia

Celebración del Pilar en la Casa Cuartel de Aranda de Duero

Celebración del Pilar en la Casa Cuartel de Aranda de Duero

Antonio Adeliño Vélez. El 12 de octubre celebramos la fiesta de la Virgen del Pilar, patrona de la Guardia Civil. También es, todavía, el día nacional de España, pero me da la impresión que esta denominación del día festivo, se caerá pronto del calendario laboral español. El revisionismo que venimos sufriendo en los últimos años de gobiernos marxistas, así lo pronostican.

Don Francisco Javier Girón y Ezpeleta

Don Francisco Javier Girón y Ezpeleta

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (22 votos, media: 4.73 de 5)
Loading ... Loading ...

Y para unirme a la celebración festiva de la excelsa patrona de la Guardia Civil, quiero recordar y compartir con los lectores, un hecho histórico que nos habla del alto sentido del deber y de la dignidad de un Cuerpo policial con 175 años de historia, que no puede ser vejado por el político de turno que, a modo de lo que sucede en un estado totalitario, quiere una policía sumisa a sus caprichos, y no al servicio de la nación a la que sirve para garantizar la libertad y seguridad de conformidad con las leyes democráticas.

Sucedió que, recién creada esta Institución y con motivo de celebrase una gala en el Teatro Real de Madrid con asistencia de la Corte de Isabel II, se estableció en los alrededores del edificio un servicio de seguridad para regular el tránsito de carruajes y viandantes. Las órdenes eran claras y precisas, solo había una entrada para los coches de caballos. Todo marchaba como la seda hasta que vino a turbar la tranquilidad de la noche, el carruaje de un ministro que quiso entrar en el teatro en sentido inverso a los demás.

- Alto. Por aquí no se puede entrar, dijo al cochero el Cabo de la Guardia Civil encargado del servicio en aquella puerta.
- Este coche sí, respondió altanero el cochero.
- Ni ese coche ni ninguno pues la orden es terminante, respondió con firmeza el Cabo.
- Adelante cochero, gritó desde el interior el Presidente del Consejo de Ministros, el General Narváez, uno de los más enérgicos militares del siglo XIX español.
- Mi General, tengo orden de que por aquí no entre nadie, respondió respetuosamente el Cabo.
- Esa orden no reza conmigo ¡Faltaría más!
- Al comunicármela no me han dicho que haga excepciones con nadie y el coche de vuestra excelencia, no puede pasar por aquí.

Continuar leyendo …

Por Antonio Adeliño Vélez | 9 Septiembre, 2020 a las 8:12 - Escrito en Cultura

Antonio Adeliño Vélez. La rara circunstancia de la celebración de la novena en honor de la patrona de Aranda de Duero en la Iglesia de Santa María, en vez de hacerlo en su ermita por la pandemia del coronavirus; nos ha permitido contemplar y casi tocar la réplica de la imagen de la Virgen de las Viñas, colocada en un dosel muy coqueto en el presbiterio del templo arandino.

Virgen de la Mano Grande

Virgen de la Mano Grande

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (17 votos, media: 4.59 de 5)
Loading ... Loading ...

De todos es conocido que la actual imagen de la Virgen de las Viñas de Aranda de Duero que vemos de pié, vestida con diversos trajes y entronizada en la hornacina del retablo de la ermita del monte Costaján; es el resultado de la transformación de una talla sedente a la que se colocó un pedestal para que alcanzase la altura deseada y pudiera lucir el vestido donado por la reina Margarita de Austria, en la primera década del siglo XVII.

El responsable de aquel despropósito artístico, mutiló a golpe de hacha la estética original de la talla labrada a finales del siglo XIII; donde la Virgen estaba sentada en un sitial, acomodada sobre un cojín policromado con bordados arabescos, y con el niño Jesús en actitud de bendecir, sentado en la rodilla izquierda de la Virgen.

Al acondicionarse el sótano existente bajo el camarín de la Virgen en el ábside de la ermita, y recuperarse este trastero como cripta del santuario; se estimó con buen criterio que este espacio, lo presidiera la Virgen titular y que se adornaran sus paredes con murales de cerámicas que relatasen su legendaria historia. Para tal fin, se encargó una réplica de la imagen gótica, que recuperase los elementos perdidos y cuya fábrica respondiera al estilo y policromía propia de las tallas de su época, conservadas en la comarca ribereña y en el Obispado de Osma, al que perteneció Aranda de Duero. La imagen fue tallada por el escultor-restaurador Luis Cristóbal Antón y los murales de cerámica son obra de Miguel Martínez Delso.

Aprovechemos la ocasión para admirar con detenimiento esta bonita imagen de la Virgen de las Viñas, que como se ha dicho es una réplica de la talla original, y aunque para gustos están los colores, yo afirmo que es una preciosidad.