Por Redacción | 14 Diciembre, 2012 a las 6:01 - Escrito en Viña y fogón

Redacción/Agencias. Los viticultores españoles y las Denominaciones de Origen reclaman la continuidad del sistema de derechos de plantación de viñedo.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (3 votos, media: 3.67 de 5)
Loading ... Loading ...

Las organizaciones representativas del sector productor vitivinícola en España, ASAJA, COAG y UPA y la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV) muestran su gran preocupación ante la posible desaparición del sistema actual de los derechos de plantación en base a las propuestas que planteará la Comisión Europea en la última reunión del Grupo de Alto Nivel del hoy día 14 de diciembre.

La eliminación del sistema de derechos tendría consecuencias nefastas e irremediables.

El sector productor vitivinícola y la CECRV defienden que el sistema de derechos de plantación ha permitido la conformación de un sistema de producción vitivinícola puntero en el mundo, cuyos productos alcanzan cotas altísimas de calidad, y su supresión acabaría con el modelo actual de producción de vino europeo, lo que supondría además una pérdida patrimonial para los viticultores y un fuerte desequilibrio medioambiental y deterioro paisajístico.

Este sistema ha supuesto un factor clave en la fijación de la población rural, en el equilibrio entre oferta y demanda de vino y en la optimización de las condiciones productivas de las zonas tradicionales de cultivo, especialmente en las regiones de más difícil cultivo y en las zonas amparadas por indicaciones de calidad. La desaparición de los derechos de plantación provocaría una importante deslocalización del viñedo y un  desmantelamiento del tejido socio-económico en grandes zonas vitícolas europeas.

La eliminación del sistema de derechos tendría, a juicio de las organizaciones firmantes, consecuencias nefastas e irremediables. En su opinión, se produciría un inmediato descenso en el precio de la uva y de los vinos, lo que unido al incremento de los costes de producción que soportan los agricultores, haría peligrar las explotaciones vitivinícolas españolas.

Continuar leyendo …