Por Redacción | 24 Febrero, 2012 a las 10:38 - Escrito en Es Noticia

Redacción/Agencias. ASEBOR convocó el pasado martes 21 de febrero a todas las bodegas de la DO a una reunión en Peñafiel para informarles sobre los motivos de la dimisión de sus representantes en el Consejo.

Fotografía: Javier Marqués

Fotografía: Javier Marqués

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (3 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

El sector bodeguero manifestó su rechazo a la gestión del Consejo Regulador y su indignación por que éste siga funcionando sin la representación de las bodegas

El sector bodeguero manifestó el pasado martes su respaldo unánime a la actuación de sus vocales representantes en el Consejo Regulador de la DO Ribera del Duero, en el transcurso de una reunión que tuvo lugar en Peñafiel y a la cual fueron convocadas todas las bodegas de la denominación de origen.

El objeto era informar sobre los motivos que provocaron la dimisión en bloque de los cinco representantes del sector elaborador en el Consejo Regulador y recabar la opinión de las bodegas.

Los vocales dimisionarios explicaron que la causa última de su dimisión fue la aprobación, sin su consentimiento y sin existir votación, de unos presupuestos que consideran muy preocupantes en el contexto económico actual, porque presentan un incremento constante de los gastos corrientes. Manifestaron igualmente que ésta ha sido la gota que colma el vaso a unos años de gestión sin control, con gastos excesivos, que han disminuido considerablemente los remanentes con los que contaba este órgano regulador.

Señalaron que el presupuesto para 2012 planteado por el presidente del Consejo, José Trillo, se acercaba a los 6,7 millones de euros, presentando un capítulo de gastos corrientes muy elevado, cuando se desconocen los ingresos que se pueden recaudar este año. A modo de referencia, los vocales del sector elaborador indicaron que en 2011 los ingresos fueron de 4,5 millones de euros, con una reducción de un millón de euros con respecto al año anterior y se obtienen principalmente de las tasas impuestas a viticultores y bodegueros, aportando estos últimos el mayor montante sobre todo a través del pago a la DO de las contraetiquetas que adquieren.

Continuar leyendo …