Por Redacción | 10 Enero, 2011 a las 8:33 - Escrito en Viña y fogón

Redacción. Hablar a éstas alturas del placer que reporta el vino podría parecer toda una futilidad. Sin embargo, podemos redescubrir tan preciado elemento también como terapia corporal gracias a la “Vinoterapia”.

Fotografía: Javier Marqués

Fotografía: Javier Marqués

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (4 votos, media: 3.75 de 5)
Loading ... Loading ...

Los rigores de la vida diaria hacen cada vez más necesario (cuando no imprescindible) el acudir a centros especializados que devuelvan a nuestro cuerpo… y también a nuestra mente, la energía invertida en nuestras crecientes batallas cotidianas.

Para conocer algo más sobre éstos auténticos oasis modernos, hemos acudido a Atlántida SPA (ver Mapa GPS) en Aranda de Duero, un centro especializado, en cuya carta de servicios seguramente encontraremos la forma más adecuada para renovarnos interna y externamente.

Circuitos con sauna, hamman, pediluvios, fuente de hielo, hidroterapia… Masajes geotermales, con aromaterapia, circulatorios, relajantes, deportivos… reflexología… ó el clásico y sugerente Jacuzzi. Junto a tales técnicas encontramos también la novedosa “Vinoterapia“, una oportunidad para dejar que el vino no sólo seduzca el paladar… también nuestro cuerpo. Otro de los Placeres 2011, que recomendamos a nuestros lectores.