Por Jorge Romero | 1 Marzo, 2018 a las 9:33 - Escrito en ► Sabores ◄

Kétchup casero

Kétchup casero

Chef Jorge Romero. Son ricas, sabrosas, vistosas y, cuando se emplean con criterio, consiguen realzar el sabor y el aspecto de muchos platos. Las salsas proporcionan un toque distinto a las recetas.

La misma pasta, por ejemplo, cambia por completo cuando se utiliza salsa de tomate, salsa carbonara o pesto. La mayonesa, el kétchup o la salsa barbacoa son algunas de las más famosas y comercializadas en todo el mundo.

Mayonesa hecha en casa

Mayonesa hecha en casa

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (6 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

¿Quieres aprender a hacerlas tú mismo? Estas son las más sencillas para iniciarse en el mundo de la salsa casera.

Kétchup casero

Ingredientes: 250 g de tomates rojos y maduros, 50 g de azúcar moreno, 25 ml de vinagre de Módena, mostaza en polvo, sal y una pizca de tabasco (si se quiere que pique).

Primero hay que preparar un caramelo con el azúcar moreno y el vinagre balsámico. Después, se añaden una pizca de mostaza en polvo y los tomates pelados, sin pepitas y troceados. Se deja que se cocinen a fuego lento hasta que todo quede muy tierno y se consiga una textura de pasta (alrededor de media hora). Se pone a punto de sal y se deja enfriar. Se le puede dar un toque picante con unas gotas de tabasco. Basta triturar todo con una batidora de mano y ¡listo!

Mayonesa hecha en casa

Ingredientes: un huevo entero y una yema, vinagre (o limón), sal y 300 ml de aceite de girasol (o de oliva suave).

Para hacer la mayonesa tan solo hay que introducir el huevo cascado y la yema de otro huevo en un vaso de batidora con unas gotas de vinagre o de limón y una pizca de sal. Se bate y, al mismo tiempo, se va agregando poco a poco el aceite para que quede una salsa fina. La salsa mayonesa se puede aromatizar con un poco de zumo de naranja, decorar con cebollino y perejil o teñir con un poco de zumo de remolacha.

Continuar leyendo …

Por Redacción | 2 Julio, 2013 a las 7:48 - Escrito en ► Sabores ◄

Redacción. Tortilla de patatas, lasaña o paella son algunos platos infalibles para complacer todos los gustos cuando tenemos invitados.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (5 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Complacer todos los gustos es difícil, pero no imposible. Incluso cuando tenemos en la mesa a varias personas con diferentes apetencias (y apetitos), existen platos que, en general, son bien recibidos por todos. Algunas recetas tienen la gran ventaja de que permiten distintas variantes (muy sencillas de lograr) para dejar contento a todo el mundo: desde quienes gustan de la carne o los amantes del pescado, hasta los que no quieren comer harinas o, por el contrario, se vuelven locos por un plato de pasta.

Comida y gustos para todos

Hay platos de nuestra gastronomía que no fallan. Sobre todo, cuando tenemos un “público” numeroso y variado, tanto por la cantidad de comensales como por sus edades. En estos casos -de reuniones familiares, comidas con amigos, o invitados imprevistos-, conviene elegir platos neutros, en los que no prevalezca un ingrediente sobre los demás, que sean consistentes y llenen bastante con una porción. Casi podría decirse que convienen más los platos únicos que tienen entre sus ingredientes una variedad de nutrientes (como hidratos de carbono, proteínas y minerales), suficientes para hacer una comida completa, o aquellos que solo acompañados de una ensalada ya quedan complementados de tal manera que nos podemos dar por satisfechos. Los platos que nos pueden sacar de algún apuro son los siguientes:

  1. Para empezar, una ensalada que llene, con patatas, zanahorias y huevos cocidos, como la ensaladilla rusa. Si la aliñamos con aceite de oliva, vinagre y sal, ya tendremos una base excelente para desarrollar varias opciones. Entre ellas, podemos agregar trocitos de aceitunas, bonito en conserva y ligar el conjunto con mayonesa, o apostar por unos trocitos de langostinos, gambas o chaka y salsa rosa, incluso añadir unos pedacitos de piña… Una vez que tengamos la base, podemos elaborar las variantes y presentarlas en la mesa como alternativas, para que los comensales se sirvan según sus gustos.

Continuar leyendo …