Por Redacción | 30 Septiembre, 2022 a las 5:18 - Escrito en Cultura

Redacción. Los viernes se puede disfrutar de la música y la danza en estos enclaves medievales ubicados en el subsuelo de Aranda de Duero.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (2 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

El otoño en la Ciudad Europea del Vino 2022 gira más que nunca en torno al vino, porque las bodegas elaboradoras de la DO Ribera del Duero se encuentran en plena vendimia. Un momento idóneo para hacer enoturismo y disfrutar también de las propuestas culturales de Aranda, algunas de las cuales tendrán como escenario principal el icónico y singular subsuelo, horadado de bodegas subterráneas desde la Edad Media.

La primera opción es ir de turismo de la mano de la reina Isabel “La Católica” y Napoleón Bonaparte, dos personajes históricos que nos contarán su relación con Aranda de Duero y el vino.

Serán entre 75 y 90 minutos de recorrido con mucho humor, mientras se visitan algunos de los puntos más significativos del casco histórico arandino, como la Plaza Mayor, la Plaza del Trigo y la fachada sur de la iglesia de Santa María. Y que finalizará en la Bodega de Las Caballerizas, única galería subterránea totalmente accesible para personas con movilidad reducida.

Los sábados habrá dos pases diarios, a las 13:00 y las 18:00 horas. Los domingos a las 11:15 y 13:00 horas y es una actividad gratuita. Sólo hay que inscribirse previamente en la Oficina de Turismo del Ayuntamiento de Aranda o a través del teléfono 947 51 04 76.

In vino veritas es el título de esta propuesta turístico-artística, una forma atractiva de mostrar al público la estrecha relación de Aranda de Duero con el mundo y la cultura del vino. Las bodegas subterráneas son uno de los principales elementos patrimoniales de esta ciudad, siete kilómetros de galerías excavadas en la Edad Media y que discurren por prácticamente todo el centro de la ciudad.

La actividad estará a cargo de Mar Rojo Teatro, compañía que ya puso en escena anteriormente y con gran éxito de público La vasija de vino más antigua del mundo. De hecho, en numerosos pases se tuvo que colgar el cartel de ‘No hay billetes’.

Continuar leyendo …

Por Redacción | 23 Septiembre, 2022 a las 6:12 - Escrito en Viña y fogón

Redacción. Tradición, cultura, vanguardia y música vuelven a fusionarse por quinto año en Aranda de Duero. La ‘Gran Fiesta de la Vendimia’ rendirá de nuevo homenaje al vino, con casetas de bodegas que se ubicarán en la Plaza Mayor arandina.

La Capital de la Ribera -que este año, además, ejerce como Ciudad Europea del Vino- será el epicentro de un acontecimiento festivo multitudinario, de carácter gratuito y con todo tipo de propuestas -animación, humor, actividades familiares, el tradicional pisado de uva…- y las actuaciones musicales de La Cabra Mecánica, Natalia Lacunza o Seguridad Social, entre otros. Con un Embajador de Ribera del Duero muy mediático -el televisivo Roberto Leal- y un aniversario también muy especial: los 40 años de la prestigiosa Denominación de Origen Ribera del Duero.

Vinos de la Ribera del Duero

Fotografía: Merche Abad | Vinos de la Ribera del Duero

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (5 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Como cada año por estas fechas, Aranda de Duero vive un septiembre apoteósico, de fiesta en fiesta. Así, a sus Fiestas Patronales en honor a la Virgen de las Viñas -que arrancaron el pasado 9 de septiembre y concluirán el domingo 18- seguirá otro gran festejo popular, vinculado al mundo del vino, la gran seña de identidad de la comarca. Se trata de la 5ª edición de la ‘Gran Fiesta de la Vendimia de Ribera del Duero’, que se desarrollará hoy día 23 y mañana sábado 24 de septiembre.

Viernes 23, a las 19:00 h en la Plaza Mayor, apertura de los puestos de vino donde las bodegas ofrecerán sus tintos, blancos y rosados. Este mismo día, el apartado musical contará con dos conciertos. El de los salmantinos Bye Bye Lullabay (20:00 h), que presentarán su cuarto disco, ‘Tucson’; y el de Natalia Lacunza (22:00 h), joven cantante y compositora que visitará por vez primera Aranda de Duero para presentar ‘Tiene que ser para mí’, álbum que incluye temas tan conocidos -¡y corados!- como ‘Todo lamento’ y ‘Cuestión de suerte’.

Continuar leyendo …

Río Duero a su paso por Aranda

Río Duero a su paso por Aranda

Enrique Sancho. Desde el Pico de Urbión a las orillas de Oporto, el río Duero, que al cruzar la frontera y el idioma pasa a llamarse Douro, atraviesa casi 900 kilómetros de algunas de las tierras más bellas de los dos países; durante 112 kilómetros no se decide entre ser español o portugués y deja una orilla en cada país, formando frontera.

Castillo de Peñafiel

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (6 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Para los portugueses que tanto aman definir sus lugares explicando donde están o lo que producen -Tras-os-Montes, Alentejo (más allá del Tajo), Madeira…- es fácil identificar Douro con ouro (oro) porque sin duda el viejo río es sinónimo de riqueza con su enorme caudal, los bellos paisajes que riega, la personalidad que da a Oporto en su desembocadura y, por supuesto, los excelentes vinos a los que también da nombre.

En el lado español, el Duero no tiene un significado especial pero sin duda es también un sinónimo de riqueza, aunque no esté relacionado con el oro. Un patrimonio excepcional, con magníficos castillos, bellas iglesias, sorprendentes monasterios y casas solariegas se asoma a sus orillas, y rincones únicos con naturaleza exuberante, con valles, acantilados, suaves praderas, campos de cereal y frondosos bosques se bañan en sus aguas. Y esas aguas, regando millones de vides, logran el milagro de producir algunos de los mejores vinos del mundo. No en vano, en las seis provincias de Castilla y León que el Duero atraviesa se concentran una decena de Denominaciones de Origen.

Recorrer el camino del Duero y sus tierras próximas es un viaje apasionante, tanto como lo es, salvando las distancias, el de su vecino y casi paralelo Camino de Santiago. La iniciativa Duero/Douro Patrimonio para el Desarrollo que promueve AEICE nació hace seis años -y ha recibido el Premio Mejor Iniciativa de desarrollo local de Castilla y León-, busca la colaboración entre los agentes públicos y privados y la sociedad con el objetivo de conseguir un modelo dinamizador y generador de desarrollo socioeconómico para el territorio, basado en la puesta en valor de su patrimonio cultural de manera sostenible y en la integración de su patrimonio natural, enogastronómico y social. Surge del Grupo de Trabajo Patrimonio, Turismo y Lengua en el seno del Clúster AEICE.

Continuar leyendo …

Por Redacción | 21 Enero, 2022 a las 9:53 - Escrito en Cultura

Fotografías: Miguel Ángel Muñoz Romero | Bodega Las Ánimas

Fotografías: Miguel Ángel Muñoz Romero | Bodega Las Ánimas

Redacción/Agencias. La capital de la Ribera alberga allí 135 bodegas, algunas de las cuales pueden visitarse. Un auténtico ‘tesoro arquitectónico’ que da singularidad a esta localidad burgalesa.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (7 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Aranda de Duero no solo cautiva al visitante por lo que ve en su centro histórico medieval. Bajo tierra, hay otra Aranda sorprendente: la de sus bodegas subterráneas. 7 km de galerías excavadas entre los siglos XII y XVIII, a una profundidad de 10-12 metros. Allí, en paz y silencio absoluto, se iba gestando ese ‘oro líquido’ nacido de sus cepas que dio origen a unos de los vinos más prestigiosos del mundo: los de la DO Ribera del Duero.

Bajar hasta alguna de ellas -en especial la Bodega de las Ánimas, que forma parte del Centro de Interpretación del Vino- es sentir el palpitar de una tierra de vino. Y al volver a la superficie, nada como dar un capricho al paladar degustando el sabroso Lechazo Asado, maridado con esos propios vinos. ¡Buen provecho!

La historia de Aranda de Duero está marcada por el cultivo de la vid y profundamente enraizada con el producto de la misma: el vino. Tanto es así que durante la Edad Media casi cada familia poseía una bodega bajo su hogar, que le permitía almacenar su producción vinícola en cubas que prácticamente ocupaban el espacio de las naves. El horadado subsuelo arandino contaba con casi 7 km de túneles o galerías, construidas con arco de medio punto resuelto en piedra de sillería para proteger las bóvedas. Y gracias a las zarceras (respiraderos de ventilación) se lograba mantener unas condiciones de temperatura y humedad constantes a lo largo de todo el año, independientemente de la climatología exterior. Un entramado de bodegas -de las que actualmente se conservan 135- que en 2015 obtuvo la calificación de Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de ‘Conjunto Etnológico’.

Continuar leyendo …