Por Redacción | 11 Julio, 2010 a las 17:49 - Escrito en Viña y fogón

Fotografía: Javier Marqués

Redacción: Merche Abad. Fotografía: Javier Marqués.

Redacción. En un sector que nutre su esencia con el fruto de cepas centenarias y reposos en barrica de varios lustros, una década puede parecer un lapso de tiempo demasiado corto. Sin embargo, cuando en ése pequeño espacio de tiempo se logra forjar un proyecto que, es ya hoy, indiscutible referencia enológica a nivel mundial, 10 años se convierten en un muy merecido motivo de celebración.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (4 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Cientos de invitados quisieron estar ayer presentes en las instalaciones de Bodega y Viñedos Martín Berdugo (Aranda de Duero, ver GPS) para dar un merecidísimo homenaje a una familia, a una bodega, que celebra una década de buen hacer y grandes éxitos en el proceloso mundo del vino.

El proyecto, en realidad, se gestó hace más de dos décadas en el seno de una familia que, como reconoció la propia Dña. Josefina Martín Berdugo en su alocución (imagen derecha), contaba con limitados conocimientos en materia enológica… pero un gran bagaje a sus espaldas de trabajo, austeridad  y entusiasmo: “Que el espíritu de la bodega sea como la parra del patio que cuando uno llega cansado después de una jornada muy dura, al igual que la parra demos frutos de sombra y acogimiento“.

Vino… y Cultura.

Aquella apuesta inicial, y un trabajo audaz y constante, ha permitido consolidar a la Bodega Martín Berdugo entre las principales referencias de Ribera del Duero a escala mundial. Sin embargo, el éxito de éste proyecto, de ésta Bodega va más allá del campo estrictamente enológico.

Fruto de su implicación con el mundo de la Cultura nació hace 3 años el “Concurso de Micro-Relatos Martín Berdugo“, un certamen al que concurren anualmente más de 300 participantes de todo el mundo y que, éste año, ha premiado como relato ganador al trabajo de un arandino: Carlos de La Cruz con la obra “Regreso a Ítaca”.

Como finalistas los trabajos de Camino González Yagüe y José Luis Álvarez Gago. En el apartado de Micro- Cómics (que celebra éste año su primera edición) los premiados fueron: Eloy Sanchez-Vizcaino Mengual  con la obra “De mi copa a tu boca” y Miguel Ángel Gago Sánchez con “El río de la vida”.

Tras la entrega de premios, el numeroso público asistente pudo disfrutar de un entretenido concierto a cargo de los grupos “El espíritu de Lúgubre” y la mítica formación “La Musgaña” (imagen derecha). Vino, fiesta y cultura unidos en una noche tan memorable como los vinos que ayer recibieron éste merecido homenaje.