Por Jorge Romero | 21 Febrero, 2012 a las 10:58 - Escrito en ► Sabores ◄

Chef Jorge Romero. El carnaval es una fiesta de origen pagano que se celebra antes de la Cuaresma cristiana.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (3 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Según los historiadores, sus antecesoras más remotas fueron las fiestas que se celebraban en Egipto en honor al buey Apis, o las famosas “bacanales” de Roma para honorar a Baco, Dios del vino. Desde esta ciudad, fueron difundiéndose celebraciones similares por toda Europa y parece ser que fue en el siglo XV, a través de los colonizadores, cuando llegaron a América.

La celebración del Carnaval tiene lugar en febrero, tres días antes de la cuaresma. Parece ser que el origen de la palabra carnaval proviene del latín “carnevale”, palabra compuesta por “carne” (carne) y “vale” (adiós), por lo que el carnaval supone la despedida de la carne debida a los ayunos y abstinencias de los siguientes cuarenta días de cuaresma, antes de la llegada de la Semana Santa.

Con el paso del tiempo, el Carnaval ha ido tomando formas y estilos diferentes en cada país y ciudad. De hecho, esta fiesta se ha convertido en una celebración popular que en algunos lugares se alarga a los fines de semana de febrero llegando incluso al primero de marzo.

En Cádiz, chirigotas y pestiños

El famoso Carnaval de esta ciudad andaluza se celebra en los días cercanos al miércoles de ceniza. Durante los días de fiesta, las comparsas y chirigotas son las protagonistas, y Cádiz se transforma en una gran fiesta de la que pueden disfrutar tanto gaditanos como todo el que se acerque a esta acogedora ciudad. El barrio de la Viña es en el que más profundamente se viven los Carnavales, si bien, no hay calle en Cádiz en la que no se respire el aroma de esta fiesta, o en la que no se puedan degustar los más exquisitos productos de la tierra. El popular “pescaíto frito“, la famosa tortilla de camarones o las “papas aliñás“, son bocados que junto a un vaso de manzanilla, harán recordar el sabor de los Carnavales gaditanos.

Pestiños

Ingredientes:
Para la masa:
Dos vasos de aceite de oliva virgen de la Sierra de Cádiz
Zumo de naranja Ajonjolí (matalahuva)
500 grs. de harina
Un vaso de vino de Jerez
Sal
Levadura en polvo
Para el enmelado:
- 250 grs. de miel de la Sierra
- Medio vaso de agua
- Azúcar molida

Elaboración.
Poner un vaso de aceite de oliva en una sartén y freír la matalahuva y la cáscara del limón. Apartar la sartén, colar el aceite y reservarlo, tirando la cáscara y la matalahuva. Aparte, amasar la harina con el aceite templado, un poco de levadura, el vino , el zumo de la naranja y una pizca de sal. Unir bien hasta conseguir una pasta consistente, agregando o reduciendo harina. Tapar y dejar reposar la bola de masa durante una hora. Poner la masa en una mesa plana o mármol y pasarle un rodillo o botella para aplanarla y dejarla fina de espesor. Cortar con el borde de un vaso o a cuadrados con un cuchillo, y se doblan hacia arriba uniendo dos puntas enfrentadas. Poner en una sartén el otro vaso de aceite de oliva e ir friéndo los pestiños, apartándolos al dorar, bien escurridos. En otra sartén grande, calentar la miel rebajada con un poco de agua, y cuando empiece a hervir ir echando los pestiños fritos anteriormente, dejándolos empapar (enmelar). Sacarlos a un fuente. Dejarlos enfriar y espolvorearlos azúcar fina o bolitas de anís para decorar.

Continuar leyendo …