Por Webmaster | 19 Junio, 2014 a las 11:46 - Escrito en Viña y fogón

Chef Jorge Romero. Los platos con carne fría son una opción muy interesante para los meses de calor, las reuniones informales, las comidas al aire libre y los menús más sibaritas.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (5 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Aunque no es muy habitual comer la carne cocinada y luego en frío, sí hay unas cuantas preparaciones en las que esta alternativa resulta interesante, sobre todo cuando hace calor o cuando cocinamos con antelación para salir de excursión y ofrecer una comida más informal, como un picnic. En general, todas las carnes -desde aves y cerdo hasta ternera- pueden servirse y comerse frías. Quizá la única excepción es la carne de cordero, ya que su grasa se solidifica al perder calor y su textura no es tan agradable al paladar.

Ideas para degustar la carne en frío

Los platos con carne fría dan mucho juego y son prácticos. El carpaccio de ternera es un buen ejemplo de ello. Por supuesto, no es el único, pues existen muchas alternativas para sorprender y degustar (sobre todo, en los meses de calor). Lo importante, antes de ponernos manos a la obra, es tener presente un consejo de oro, pues la carne, al enfriarse, queda más dura que cuando está caliente y eso puede dificultar la masticación. Por tanto, es fundamental que la sirvamos cortada fina, de modo que el masticado y la digestión sean más fáciles.

Continuar leyendo …

Por Redacción | 6 Agosto, 2011 a las 13:12 - Escrito en Viña y fogón

Fotografía: Javier Marqués | Entrada del Restaurante BuonaSera

Fotografía: Javier Marqués | Entrada del Restaurante BuonaSera

Redacción. El célebre local emplazado junto al Cine Aranda, abre sus puertas tras décadas de inactividad, para ofrecer al público arandino y ribereño toda una experiencia culinaria con dos denominadores comunes: una cuidada inspiración italina… y una propuesta gastronómica que hará las delicias del más exigente comensal.

Fotografía: J.Marqués

Fotografía: J.Marqués

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (11 votos, media: 4.36 de 5)
Loading ... Loading ...

El histórico edificio creado a principios de los años 30 mano del  genial arquitecto Alfonso Fungairiño, vuelve a convertirse en punto de reunión…. e incluso, referencia culinaria. En tan histórico emplazamiento (ver mapa GPS) abrió esta semana sus puertas en Aranda de Duero el Restaurante BuonaSera, un establecimiento que apuesta decididamente por la más alta cocina italiana en un entorno completa (…y acertadamente) renovado.

Tal y como nos comentaba uno de sus responsables, Daniel García Manguán (fotografía a la derecha) el proyecto se ha realizado prácticamente en tiempo récord, gracias al trabajo e ilusión de las decenas de personas que han trabajado intensamente para poder llevarlo a cabo. El resultado es a todas luces impecable (ver imagen de la izquierda): su acertada ambientación permite al comensal disfrutar de una cuidada decoración mientras se sumerge en los años dorados del cine italiano y degusta los platos más afamados de la Cocina transalpina.

Cocina Italiana… y algo más.

En la extensa carta conviven armónicamente las recetas, técnicas y géneros más clásicas de la tradicional Tratoría Italiana: pasta, variados risottos, embutidos clásicos italianos, distintos tipos de carpaccio y, como no, las célebres pizzas; con más de 20 variantes posibles, ejecutadas, nada menos, que por el actual Campeón de España de la disciplina.

Éste es, como afirma el propio Daniel García, otro de los “grandes secretos” del BuonaSera: una plantilla de 17 profesionales que incluye un joven equipo de chefs españoles. Todo ello para ofrecer al visitante una memorable cita gastronómica.

Más allá del recetario estrictamente italiano, la carta también permite optar por platos más convencionales… e incluso algunas acertadas incursiones en la cocina más evolutiva. Y para que la experiencia sea, si cabe, más completa el establecimiento ofrece una cuidada carta de vinos, una extensa cava de puros e, incluso una amplia oferta de tes y cafés con la que poner el broche de oro a tan agradable estancia. Todo ello con unas tarifas al alcance de cualquier bolsillo.

Es por ello que el propio establecimiento anima a todos los arandinos y ribereños “a conocer el establecimiento y a disfrutar tanto de su cocina, como de la calidad en el trato“; aspecto éste que el Buona Sera ha decidido convertir, junto con la mejor cocina, en uno de sus rasgos distintivos.