Redacción/Agencias. La industria cárnica y los vinos, con una facturación próxima a los 3.000 millones de euros anuales en Castilla y León, se presenta en esta nueva edición de Alimentaria con la potencia que suponen sus producciones en España. Dos sectores que están vinculados a la fuerza del territorio de la Comunidad y que están configurados por un fuerte sector primario.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (3 votos, media: 4.67 de 5)
Loading ... Loading ...

Durante la XIII edición de esta Feria, se acercará la oferta alimentaria de Castilla y León, así como la calidad de los productos agralimentarios de la Comunidad, a todos los profesionales vinculados con el sector de la alimentación, tanto a los mayoristas como a quienes trabajan con productos gourmet, denominaciones de origen o el canal Horeca (Hostelería, Restauración y Catering).

La industria agroalimentaria es el sector más importante de todo el tejido industrial regional y una de las piezas básicas para el desarrollo territorial y económico de nuestra Comunidad. Actualmente es un valor seguro, ya que genera el 30% del Valor Añadido Bruto Industrial y da empleo a 38.000 personas. Un sector que en plena crisis económica está demostrando su fortaleza con una cifra de negocio que se sitúa en 9.500 millones de euros. Además, ayuda al desarrollo sostenible del medio rural y en concreto a la fijación de población, ya que el 60% de los empleos de este sector se sitúan en el medio rural.

Importancia de carnes y vinos

El sector cárnico y el vitivinícola son dos de los sectores más importantes desde el punto de vista de la cantidad y la calidad para la Región.

El cárnico, con 850 empresas y más de 12.000 empleados, es el subsector más importante dentro de la industria agroalimentaria regional. Castilla y León cuenta con 18 carnes con protección de calidad a través de Denominaciones de Origen, Indicaciones Geográficas Protegidas, Marcas de Garantía o Especialidad Tradicional Garantizada. Entre estas destaca la reciente autorización de la IGP Carne de Salamanca y la importancia de la D.O. Guijuelo, la IGP Carne de Ávila, la que certifica el Lechazo de Castilla y León o las marcas de garantía del Cochinillo de Segovia o Ibéricos de Salamanca.

El sector vitivinícola de la Comunidad, cuenta con más 540 bodegas y 13 figuras de calidad para certificar sus caldos.

Figuras de calidad del vino en Castilla y León.

D.O. Arlanza, D.O. Arribes, D.O. Bierzo, D.O. Cigales, D.O. Ribera del Duero, D.O. Tierra de León, D.O. Tierra del Vino de Zamora, D.O. Rueda, D.O. Toro, VCPRD Vino de Calidad “Valles de Benavente”, VCPRD Vino de Calidad de “Valtiendas”, VCPRD de la Sierra de Salamanca, Vino de la Tierra de Castilla y León.

Continuar leyendo …