Por Jorge Romero | 13 Abril, 2018 a las 6:53 - Escrito en ► Sabores ◄

Verduras de primavera

Verduras de primavera

Chef Jorge Romero. La naturaleza ofrece en primavera una gran variedad de verduras, las habas, las cebollas y los espárragos están entre las verduras que se recogen en esta época del año.

Cuando se tiene la intención de congelar estos vegetales, es muy importante respetar el calendario de recolección para obtener los alimentos en su mejor momento, el punto justo de maduración. Y, por supuesto, resulta esencial someterlos de forma inmediata al proceso de ultracongelación.

Habas

Habas

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (7 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Una de las grandes ventajas de las verduras congeladas es que pueden consumirse en cualquier momento del año. Sin embargo, cada alimento se recoge en su momento óptimo de maduración. En el caso de la primavera, se trata de una estación de fuertes cambios: en el primer mes aún se mantienen temperaturas muy frías, pero poco a poco se va produciendo la llegada del buen tiempo.

Alimentos de primavera: cómo sacarles el máximo partido

Como durante el primer mes de la estación hace frío, todavía es posible encontrar las últimas coles y coliflores, alcachofas, acelgas, espinacas y puerros. Pero este tipo de verduras desaparecerá con la buena climatología propia de la primavera. Se inicia entonces la recolección de lechugas, rábanos, hinojo, habas, guisantes, espárragos, judías verdes, zanahorias y cebollas que, aunque uno esté acostumbrado a consumirlas durante todo el año, encuentran en la primavera su mejor momento de maduración.

Guisantes

Guisantes

Habas

Las habas son legumbres con un gran valor nutricional y su recolecta comienza con la llegada del buen tiempo. Se trata de un alimento rico en proteína vegetal, hidratos de carbono y fibra. Contiene vitaminas C, A, B1 y B2, antioxidantes, magnesio y zinc. Aporta energía al organismo, favorece la digestión y el tránsito intestinal y cuenta con un contenido en grasas casi nulo, por lo que es el componente perfecto de una dieta orientada a perder peso.

Guisantes

Los guisantes son una legumbre muy nutritiva que se recolecta al inicio de la primavera. Es rica en proteína vegetal, hidratos de carbono y fibra y posee un porcentaje de grasas prácticamente nulo. Contiene minerales como potasio, fósforo, magnesio, calcio, hierro, zinc o selenio. Destaca por su contenido en vitamina A, B y C.

Continuar leyendo …

Por Webmaster | 13 Octubre, 2010 a las 7:45 - Escrito en ► Sabores ◄

Chef Juan José Hassan Gattas. La cebolla estimula el apetito y regulariza las funciones del estómago, es diurética, por lo tanto es un medio importante, como depurativo del organismo.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (4 votos, media: 4.75 de 5)
Loading ... Loading ...

También es muy buena para todas las afecciones respiratorias, cuando tenemos tos, catarro, resfriado, gripe, bronquitis, si nos preparamos el jugo de 1 cebolla junto con el jugo de 1 limón y 2 cucharadas de miel y lo tomamos caliente nos ayudará a recuperarnos. No debemos olvidar que las cebollas crudas o cocidas o también su jugo, funcionan muy bien en caso de estreñimiento.

Es un gran desinfectante, por lo tanto comerla sobre todo cruda, nos ayuda a protegernos contra las enfermedades infecciosas. Otras de sus propiedades es que nos ayuda a combatir la caspa y la caída del cabello, haciéndonos fricciones en la cabeza, con su jugo frecuentemente.

Contiene vitaminas y sales minerales, azufre, fósforo, hierro, calcio, sodio, magnesio etc….. les sugerimos, aprovechando de la generosidad y de los conocimientos del Señor Kozel, esta fórmula sencilla para ayudarnos a limpiar y rejuvenecer nuestro cutis.

Extraer el jugo de una cebolla cruda y aplicarlo una o dos veces seguidas, sobre el rostro, masajeándolo hasta que lo absorba totalmente. Este procedimiento embellece nuestro rostro. No desaprovechemos esta oportunidad ya que es fácil, rápida, económica e inofensiva.

La cebolla, sana y nutritiva, esconde numerosas propiedades medicinales entre sus capas y además resulta muy versátil en la cocina.

La cebolla es rica en minerales y oligoelementos: calcio, magnesio, cloro, cobalto, cobre, hierro, fósforo, yodo, níquel, potasio, silicio, cinc, azufre, bromo, … También abundan la vitaminas A, B, C y E.

Además alberga un aceite esencial que contiene una sustancia volátil llamada alilo, con propiedades bactericidas y fungicidas. Es interesante su contenido en glucoquinina, una sustancia hipoglicemiante considerada la «insulina vegetal», pues ayuda a combatir la diabetes.

Continuar leyendo …