Por Webmaster | 19 Junio, 2014 a las 11:46 - Escrito en Viña y fogón

Chef Jorge Romero. Los platos con carne fría son una opción muy interesante para los meses de calor, las reuniones informales, las comidas al aire libre y los menús más sibaritas.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (5 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Aunque no es muy habitual comer la carne cocinada y luego en frío, sí hay unas cuantas preparaciones en las que esta alternativa resulta interesante, sobre todo cuando hace calor o cuando cocinamos con antelación para salir de excursión y ofrecer una comida más informal, como un picnic. En general, todas las carnes -desde aves y cerdo hasta ternera- pueden servirse y comerse frías. Quizá la única excepción es la carne de cordero, ya que su grasa se solidifica al perder calor y su textura no es tan agradable al paladar.

Ideas para degustar la carne en frío

Los platos con carne fría dan mucho juego y son prácticos. El carpaccio de ternera es un buen ejemplo de ello. Por supuesto, no es el único, pues existen muchas alternativas para sorprender y degustar (sobre todo, en los meses de calor). Lo importante, antes de ponernos manos a la obra, es tener presente un consejo de oro, pues la carne, al enfriarse, queda más dura que cuando está caliente y eso puede dificultar la masticación. Por tanto, es fundamental que la sirvamos cortada fina, de modo que el masticado y la digestión sean más fáciles.

Continuar leyendo …