Por Redacción | 28 Diciembre, 2020 a las 15:02 - Escrito en Es Noticia

Pruebas Ciudad del Vino en Río Arandilla

Pruebas cromáticas Ciudad del Vino en Río Arandilla (Click para Ampliar)

Redacción. No ha sido, desde luego, un año fácil para nadie… pero sobre todo para Aranda de Duero. En éste año 2020 nuestra Villa debería haber lucido con todo su esplendor la Capitalidad Europea del Vino 2020, pero los lamentables acontecimientos generados tras el Coronavirus han convertido ésta pretensión el algo imposible… ó quizás… no tanto.

Fotografía: Merche Abad | Aranda Ciudad Europea del Vino

Fotografía: Merche Abad

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (18 votos, media: 4.78 de 5)
Loading ... Loading ...

Afortunadamente, la denodada lucha de los auténticos amantes de nuestra Tierra, de Nuestro Vino y nuestra Cultura, han hecho posible que ésta capitalidad “2020″ tenga su merecida reválida en el año 2021 y, con ella, la oportunidad de alejar a Aranda de Duero de ésa España Vaciada a la que parecemos abocados, para convertirla en la referencia Mundial del mejor vino.

Hoy es 28 de diciembre así que si os contáramos que entre los actos previstos para la celebración de éste evento, está el teñir el Duero de “rojo-vino” ¡con la ayuda de un mago! y  gracias a la inversión de 60.000 € (casi 10 Dacia Sandero, que diría el exitoso empresario Fermín Trujillo) nos tildaríais (con razón) de bromistas.

Pero no; es algo lamentablemente cierto y para que lo constatéis vosotros mismos os dejamos un enlace de nuestros compañeros de El Mundo (Click aquí) para que comprobéis su veracidad sin tener que temer la aparición del manido muñequito que denota inocentada.

Ríos de Colores

Pero sí, estamos en 28 de diciembre y la fecha parece habernos regalado nuevas inspiraciones. Éstos días finalizan las pruebas cromáticas que han provocado que nuestro río Duero mostrara semejante colorido los días pasados. “Las lluvias en Soria”, que decían algunos.

Para lograr el buscado “efecto vino” en las aguas fluviales, hemos asistido durante éstos días, a una serie de pruebas previas a modo de prototipo (ver foto de cabecera) en el Río Arandilla. El característico color de nuestros caldos se refleja con claridad en las fotos de satélite, queda - como indicaba el enlace antes mencionado - por mostrar la eficacia de otros tonos cromáticos como el omnipresente morado (logrado mediante el uso de derivados de remolacha) ó el del vino blanco, labor que éstos “magos” de los efectos han conseguido con una base de tartrazina y harina de maíz (muy similar al colorante para paella que utilizamos habitualmente en casa).

Continuar leyendo …