Por Redacción | 30 Julio, 2009 a las 20:06 - Escrito en Es Noticia

Redacción. Los temidos “Clips” de la célebre entidad bancaria, afectan a un creciente número de clientes arandinos y ribereños. El problema, para muchos de ellos amenaza con situarles en una situación económicamente insostenible. El pasado día 25 numerosos afectados participaron en la manifestación convocada en Madrid frente al Banco de España.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (21 votos, media: 4.95 de 5)
Loading ... Loading ...

Numerosas familias españolas en su búsqueda de alternativas para hacer frente a las impenitentes escaladas del Euribor, decidieron adoptar fórmulas alternativas que aliviaran el pago mensual de su hipoteca. De éste modo multitud de clientes se acogieron a las soluciones propuestas por las distintas entidades bancarias sin saber que la presunta respuesta escondía resortes capaces de poner en riesgo la economía familiar.

Éste es el caso de los tristemente célebres “clips“, una fórmula empleada por distintas entidades bancarias que permitía a los usuarios aliviar mínimamente el pago de sus hipotecas en momentos de subida del Euribor… pero que en el actual panorama económico se ha mostrado como una lacra difícil de afrontar. Los “clips” hipotecarios son un seguro que se asocia a una hipoteca, que teóricamente ofrece una protección contra el incremento de los tipos de interés. Sin embargo, cuando el tipo de interés en lugar de experimentar subidas… baja, genera cuantiosas pérdidas al usuario.

Multitud de personas que habían contratado estos “clips”… ante la coyuntura económica surgida al abrigo de la actual crisis, decidieron abandonar el sistema. Fué entonces cuando se manifestó un nuevo e inquietante problema. Abandonar la fórmula contratada requiere un gasto y una dificultad difícilmentes asumibles para la práctica mayoría de los usuarios; de hecho, y por lo general, supone el desembolso de una elevada suma de dinero (desde 10.000 euros hasta cifras superiores… ¡¡a los 30.000 euros!!).

La práctica totalidad de los clientes afirman que se vieron obligados a contratarlos porque era una condición impuesta por la entidad financiera. Pero la información sobre el producto ha resultado ser tan escasa ó compleja, que el usuario final no gozaba del necesario respaldo a la hora de realizar la contratación (hecho que ha corroborado recientemente el propio Banco de España).

Tan peculiares circunstancias han provocado que un creciente número de clientes de Aranda de Duero y La Ribera se vean directamente afectados por tan lamentable situación. Para algunos, la pesadilla se traduce inicialmente en unos cuantos cientos de euros mensuales… (cifra que se verá exponencialmente incrementada con el paso del tiempo) para otros la situación alcanza ya niveles insostenibles.

¿Eres un@ de l@s afectados por los "clips"?, ¡Queremos conocer tu opinión!
Déjanos tu comentario.