Por Jorge Romero | 11 Julio, 2019 a las 8:16 - Escrito en ► Sabores ◄

Chef Jorge Romero. Los smoothies y batidos son una apuesta gastronómica idónea para todo el año y especialmente para el verano. Como entrante, de postre o entre horas, tomar estas bebidas resulta una original forma de consumir frutas y verduras.

Además, como nos las podemos llevar a cualquier sitio, constituyen una opción idónea para hidratarse en los días de más calor.

Smoothie de chocolate con calabacín

Smoothie de chocolate con calabacín

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (7 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

De la mezcla de batir frutas y verduras se obtiene esta bebida refrescante y atractiva, fuente de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes.

Las frutas y verduras ocupan el segundo puesto en la pirámide alimenticia y se deberían consumir, como mínimo, cinco raciones diarias, ya que suponen la base de una dieta saludable. En verano, una manera práctica de acercarse a la cantidad diaria es en forma de smoothies, así que te apuntamos cinco recetas refrescantes que seguro te resultarán irresistibles. Y lo hacemos con multitud de combinaciones que, además de aportarnos diferentes beneficios a nuestro organismo, responden a un gran abanico de gustos y preferencias.

Smoothie de coliflor y zanahoria

Rica en vitaminas C, K y B, la coliflor es apreciada por su versatilidad, ya que se usa como sustituta del arroz en diferentes platos.

Ingredientes: 150 g de zanahoria baby ultracongelada, 150 g de coliflor ultracongelada, un tallo de apio y 300 ml leche de almendras o de soja.

Elaboración: Ponemos la coliflor y la zanahoria ultracongelada en una olla y dejamos hervir durante unos minutos. Añadimos la coliflor y la zanahoria a la batidora junto al apio y la leche. Batimos, servimos muy frío y ¡a disfrutar!

Otra opción, más rápida, es verterlo todo sin hervir en la batidora. Así quedará con un efecto granizado sin necesidad de echarle hielo. Con esta receta usaremos 100 ml de leche.

Continuar leyendo …

Redacción/Agencias. Ya se ha publicado en el BOCYL la Orden con la que se abre el plazo para comunicar la participación de los centros escolares en el programa escolar de consumo de frutas, hortalizas y leche.

Esto va a permitir que los responsables de los centros escolares interesados en participar en esta iniciativa puedan comunicarlo de manera telemática para así participar en las numerosas actividades que se realizan. En esta convocatoria está previsto destinar al programa más de 915.000 euros durante el curso escolar 2018-2019.

Programa escolar de consumo de frutas, hortalizas y leche

Programa escolar de consumo de frutas, hortalizas y leche

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (3 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Este programa de ámbito europeo consiste en la ejecución de un conjunto de medidas con la finalidad de aumentar el consumo de frutas, hortalizas y leche promoviendo también hábitos de vida saludables. En un contexto de bajada de consumo de estos alimentos, las campañas de distribución gratuita de producto en los centros escolares, así como la ejecución de ciertas medidas de acompañamiento, ayudan a aumentar el consumo de estos productos.

Dentro de las medidas de acompañamiento se desarrollan actividades muy diversas, como por ejemplo talleres de preparación de frutas y hortalizas, visitas de escolares a explotaciones frutícolas o industrias lácteas y actividades audiovisuales realizadas en el centro escolar, todas ellas encaminadas a reforzar el atractivo del consumo de frutas, hortalizas y leche.

Las actividades del programa se desarrollarán en el segundo y tercer trimestre del curso escolar, una vez que se publique la estrategia y se adjudiquen las ayudas a los proveedores de fruta que participan en dicho programa.

El plazo para comunicar la participación de los centros finaliza el 31 de octubre de 2018, y las solicitudes se presentan en la sede electrónica de la administración de la comunidad de Castilla y León a través del siguiente enlace: www.tramitacastillayleon.jcyl.es .

Por Jorge Romero | 3 Mayo, 2016 a las 8:30 - Escrito en Viña y fogón

Chef Jorge Romero. Las frutas y las verduras aportan fibra, vitaminas y minerales indispensables para la salud, aunque no se deben olvidar otros alimentos para completar una dieta sana.

Frutas y Verduras

Frutas y Verduras

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (10 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

A menudo oímos que se debe “comer sano” y que los alimentos de origen vegetal son muy beneficiosos para la salud. Pero, ¿cómo debe ser una comida saludable? Una dieta sana debe desempeñar diversas funciones y aportar todos los nutrientes necesarios para vivir y cuidar nuestro organismo y protegernos de la malnutrición y de distintas enfermedades -algunas de ellas, muy graves-. ¿Solo las frutas y las verduras son saludables o se puede ampliar la variedad en el menú?

Los nutrientes indispensables

Para que una comida sea saludable debe desempeñar varias funciones. Tiene que aportar la energía y los nutrientes necesarios para que el organismo alcance un estado nutricional óptimo y funcione de manera correcta. Además, debe proteger de la malnutrición en todas sus formas -ya sea por exceso como por defecto- y ayudar a prevenir ciertas enfermedades, como la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares e, incluso, ciertos tipos de cáncer.

Necesitamos ingerir a diario diversos nutrientes, además de la energía precisa para el correcto funcionamiento de las células. Entre estas sustancias se encuentran los tres nutrientes mayoritarios, conocidos como macronutrientes. Son los siguientes:

Continuar leyendo …

Redacción/Agencias. La dieta mediterránea propone un conjunto de pautas alimenticias caracterizadas por la variedad y el equilibrio e incluye el consumo moderado de carnes y productos cárnicos entre las recomendaciones para alcanzar el saludable aporte nutricional.

Dieta Mediterranea

Dieta Mediterranea

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (6 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

La dieta mediterránea, considerada por la UNESCO como patrimonio inmaterial de la Humanidad, constituye un conjunto de pautas alimenticias típicas de los países ribereños del Mediterráneo y caracterizadas por la variedad y el equilibrio en los nutrientes que componen la alimentación, desde siempre, de estas culturas.

España también disfruta de la dieta mediterránea, en la que de una forma moderada (hasta dos veces semanales las carnes rojas y una, las procesadas), está incluido el consumo de carnes y productos cárnicos.

Ante la proliferación de noticias relacionadas con el estudio ayer divulgado por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, en las que se incide sobre la inclusión, por parte de la Organización Mundial de la Salud, de las carnes rojas y procesadas como alimentos con riesgo de cáncer, lo primero que hay que trasladar a la sociedad y a los consumidores es que esta premisa no se puede entender de una forma aislada y sí interpretándolo, siempre, desde aspectos tan fundamentales como la dieta y las dosis que, individualmente, se consuman.

Parece por tanto necesario insistir y aclarar que estas consideraciones, al igual que sucede con otros alimentos y hábitos alimenticios, hay que valorarlas siempre atendiendo a las circunstancias concretas de cada consumidor, de manera que una dieta variada y unos hábitos alimenticios correctos, en los que esté presente el consumo de la carne, complementado por otros productos alimenticios como las legumbres y el pescado, son garantía del adecuado aporte nutritivo, en vitaminas y proteínas, que contribuya a la buena salud individual.

Continuar leyendo …