Por Redacción | 10 Noviembre, 2010 a las 8:56 - Escrito en Cultura

Redacción. El próximo sábado 13, arranca la segunda edición del tan esperado Festival de la Comedia de La Ribera del Duero con la que, probablemente, es su actividad central: el Concurso de Monologuistas.

Fotografía: Merche Abad

Fotografía: Merche Abad

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (3 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Los once participantes seleccionados por la organización y provenientes de distintos puntos de España intentarán estos días poner un divertido contrapunto a las gélidas jornadas vespertinas de Aranda de Duero.

Durante una semana numerosos establecimientos de la capital ribereña (La Tramoya, La Bolera, Bar Café Central, El Bulevar, Cafetería Oriental, La Taberna del Julia, La Traviesa y La Suite) ofrecerán al público un interesante maridaje de buen humor, excelente vino de la Ribera del Duero y suculentas tapas elaboradas con Lechazo IGP.

Humor y Gastronomía.

Los monologuistas optarán a un primer premio de 600 € y un segundo de 300 €. La elección del mejor espectáculo será determinada tanto por el propio público (mediante la preceptiva papeleta que encontrarán en cada local) como por un jurado compuesto por monologuistas profesionales, actores y representantes de las organizaciones del concurso. Todas las actividades, un año más, serán totalmente gratuítas pero se precisa para acceder de una invitación que se podrá obtener en los establecimientos participantes.

El Festival de Comedia de La Ribera del Duero, inició su andadura el pasado año gracias a ASOHAR (Asociación de Hosteleros de Aranda y la Ribera, ver mapa GPS) y ha tenido continuidad en éste 2010 gracias a la aclamada acogida dispensada por el público arandino y ribereño. Su finalidad principal es animar al público a visitar los establecimientos ribereños a horas más tempranas de las habituales para disfrutar de una buena Gastronomía y un mejor humor. Como novedad, el certamen incluye éste año una cuestación que irá destinada a una ONG (en ésta edición será concretamente Cáritas). Y es que el buen humor, además de cultural también puede ser solidario.