Por Redacción | 23 Noviembre, 2009 a las 9:04 - Escrito en Viña y fogón

Redacción. Desde hace varios años, en las Aulas de Cocina del Conde de Aranda se han formado y forjado multitud de cociner@s, entusiastas de la gastronomía e incluso profesionales que hoy trabajan en establecimientos con Estrella Michelín.

Fotografía: Javier Marqués

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (5 votos, media: 4.6 de 5)
Loading ... Loading ...

Desde 1.993 el CEPA Conde de Aranda ha visto como sucesivas promociones de alumnos iniciaban su periplo personal,  e incluso  laboral, en el campo de la Hostelería. Jóvenes (…y no tan jóvenes) con ganas de dar sus primeros pasos en la cocina, amas de casa deseosas de reforzar su elenco culinario e incluso profesionales del sector que buscan ampliar y actualizar conocimientos, han compartido clase y fogón gracias a una oferta formativa completa y de reconocida calidad.

Buena prueba de ello son las numerosas peticiones que se realizan, curso tras curso, para acceder al aula de Hostelería, solicitudes que rebasan con mucho el número de plazas disponibles y que generan anualmente largas listas de espera. Así nos lo reconoce Juan Manuel de Diego (a la izquierda en la fotografía superior), natural de Valladolid y profesor del aula desde hace tres años: “Para éste curso académico se realizaron más de 100 solicitudes, pero tan sólo 38 alumn@s han podido cursar éste año Hostelería“.

Las clases se realizan durante tres días a la semana, en turnos de mañana y tarde, tienen una duración de tres horas e incluyen formación teórica y práctica… dentro de una cocina profesional totalmente equipada. Ésta oferta formativa está dirigida, fundamentalmente, a personas en edad laboral y pretende que las enseñanzas recibidas permitan al alumno mejorar su integración y/o progresión laboral.

Tal y como nos señala Juan Manuel de Diego, en éste curso académico 2009 - 2010 el temario se divide, aproximadamente, en un 75% de formación en Cocina y un 25% en Repostería y Panadería. Junto a los saberes propiamente culinarios, el alumno recibe también formación para poder realizar incluso el servicio en sala a nivel de bar… e incluso de restaurante. Una vez finalizado el ciclo (cuya duración es de un curso académico completo), los participantes disponen de suficientes conocimientos como para acceder directamente a la Hostelería profesional.

La oferta ha logrado cosechar una excelente acogida entre el alumnado, algo que sin duda se percibe  en el clima de trabajo y compañerismo que impera en el aula, dónde, como pudimos constatar, se opera a un ritmo de trabajo muy similar al de un restaurante durante un servicio. Tras el fragor de la clase, y ya de forma más relajada y distendida, alumnos y profesor catan los platos realizados, se realizan las oportunas correcciones y, por supuesto, se intercambian impresiones, experiencias, consejos… como en todo buen equipo de trabajo.

Dentro de algunas semanas, los alumnos afrontarán su primer reto de cara al exterior: preparar junto a los alumnos del Ciclo de Enología y Viticultura una comida-cata en la que habrán de demostrar los conocimientos adquiridos. Tras compartir con ellos una jornada de trabajo… no nos cabe la menor duda de que superarán la prueba con nota.



Del Conde de Aranda… a Arzak

La base adquirida en el Conde de Aranda ha supuesto un crucial punto de partida a nivel laboral para muchos de l@s alumn@s que, incluso, han logrado alcanzar las más altas instancias dentro del plano gastronómico. Éste es el caso de uno de los asesores de la redacción de ArandaHOY.com, el Chef Sergio Marqués (a la izquierda en la imagen), ex- Jefe de Partida del Restaurante Jardín Tropical (1 Estrella Michelín), ex Jefe de Partida del Restaurante Arzak (3 Estrellas Michelín, a la derecha en la imagen junto a su hija Elena), Gerente del Restaurante Casa Marqués y actualmente Chef del prestigioso Hotel Villa Cortés (5 Estrellas). Sergio recuerda con cariño sus inicios entre fogones en el Conde de Aranda… y reconoce que la base allí adquirida le ha permitido desenvolverse profesionalmente, incluso,  en un mundo tan complejo y exigente como la cocina de élite.


Ubicación del Aula de Hostelería del Conde de Aranda:
Por Redacción | 28 Febrero, 2009 a las 17:08 - Escrito en Es Noticia, Gente nuestra

Alumnas del Curso en plena elaboración

Alumnas del Curso en plena elaboración

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (5 votos, media: 4.8 de 5)
Loading ... Loading ...

Redacción. Nuestra tierra es y ha sido siempre cantera de grandes cocineros y para demostrarlo acudimos al curso impartido por el Chef D. Juan José de los Ojos dónde 16 alumnas se han preparado intensivamente durante varios meses para mostrar profesionalmente su buen hacer entre fogones. Tras compartir con ellas unas horas de cocina y verlas manejar las artes culinarias… podemos asegurar que el objetivo está plenamente conseguido.

El proyecto formativo está desarrollado por el Servicio Público de Empleo de Castilla y León, Fondo Social Europeo y Formación 3000, está subvencionado por la Junta de Castilla y León y cuenta con la colaboración de distintas empresas del gremio Hostelero. Esta iniciativa permite a un grupo de mujeres obtener una formación profesional y específica de Cocina. La formación, que es impartida por la entidad beneficiaria Asociación Burgalesa de Empresas de Formación ( ABEF ) en la capital Ribereña, procede de fondos que la Unión Europea deriva a la Junta de Castilla León y ésta - a su vez - cede a las Asociaciones de Academias. Actualmente ésta oferta formativa cuenta con distintos módulos: camarero, bodegero, cocinero, personal de seguridad, somelier etc… En Aranda se han impartido ya los cursos de camarero, bodeguero y más recientemente el de cocina. Como requisito indispensable para que se concedan estos cursos tiene que haber un 10 % de colocaciones, en cocina el año pasado encontraron trabajo gracias a éste curso 6 alumnas; este año… de momento 3. Sin embargo, y tras, constatar la destreza entre fogones de las participantes… no nos cabe la menor duda de que serán muchas más.

Los cursos formativos tienen una duración de 185 horas, se realizan en una cocina profesional (en éste caso la del Hotel Julia) y se dividen en distintos epígrafes: sensibilización medio ambiental o seguridad e higiene en el trabajo en Formación 3000 (30 h) Orientación no laboral (2 h). Junto a las enseñanzas puramente culinarias, las alumnas aprenden también a redactar un curriculum ó como presentar laboralmente sus trabajos y prácticas laborales. Parte de la formación se realiza directamente en una empresa (gracias a la colaboración de distintos establecimientos) que, en numerosas ocasiones, acaba contratando directamente al alumno.

Estos cursos se realizan con una frecuencia anual… aunque puede incrementarse hasta dos cursos por año dependiendo de la demanda de inscritos. La iniciativa cuanta con una muy buena aceptación tanto por parte de las empresas como entre los propios alumnos; según los formadores el 80 % muestra una actitud excepcional y el 20 % restante lo aborda también de forma óptima… pero digamos que con un mayor grado de relajación.

Se realiza una entrevista personal a cada alumno… para procurar conformar un perfil de grupo más o menos amplio y diverso. Evidentemente se exige que tengan disponibilidad para trabajar, la asistencia continua al curso y encontrarse inscritos en el I.N.E.M. Esta formación es, por lo tanto, incompatible con otro curso ó con un trabajo remunerado ya que esta iniciativa van dirigida exclusivamente a las personas que buscan empleo.

Continuar leyendo …