Por Redacción | 29 Julio, 2019 a las 7:07 - Escrito en Salud

Click en imagen para agrandar

Click en imagen para agrandar

Redacción/Agencias. Este año hemos pasado del fresco al calor, de un día para otro. Con temperaturas que superan los 30 grados, no nos queda otra que intentar aliviarnos en la piscina, la playa o con cubos de agua… lo importante es mantenerse fresco y pasar un buen rato.

A la hora de ponernos al sol, tenemos que tener muy en cuenta nuestro tipo de piel. Nos gusta lucirla bronceada pero hay que hacerlo de forma que no la dañemos.

Piel seca:colores anaranjados y amarillos

Piel seca:colores anaranjados y amarillos

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (6 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Al pasar muchas horas al sol, exponemos nuestro cuerpo a los daños de los rayos ultravioleta por lo que resulta imprescindible utilizar un buen protector solar así como mantener una correcta hidratación. Pero no es la única forma de preparar la piel para un bronceado saludable: la alimentación juega un papel determinante.

Eso sí, sabemos que cada piel es diferente y por eso cada una necesita diferentes cuidados. Además de los cosméticos que la cuidan y protegen por fuera, es muy importante cuidarla y más aún hidratarla desde dentro.

Piel seca: espinacas, albaricoque, calabaza, sardinas y carnes

¿Tienes la piel tirante, áspera? ¿Le falta flexibilidad? Las pieles secas se cuartean y llegan a perder luminosidad. Lo que, en muchas ocasiones, supone enrojecimiento y tendencia a la escamación, a la tirantez y al picor.

Continuar leyendo …

Por Jorge Romero | 11 Julio, 2019 a las 8:16 - Escrito en ► Sabores ◄

Chef Jorge Romero. Los smoothies y batidos son una apuesta gastronómica idónea para todo el año y especialmente para el verano. Como entrante, de postre o entre horas, tomar estas bebidas resulta una original forma de consumir frutas y verduras.

Además, como nos las podemos llevar a cualquier sitio, constituyen una opción idónea para hidratarse en los días de más calor.

Smoothie de chocolate con calabacín

Smoothie de chocolate con calabacín

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (7 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

De la mezcla de batir frutas y verduras se obtiene esta bebida refrescante y atractiva, fuente de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes.

Las frutas y verduras ocupan el segundo puesto en la pirámide alimenticia y se deberían consumir, como mínimo, cinco raciones diarias, ya que suponen la base de una dieta saludable. En verano, una manera práctica de acercarse a la cantidad diaria es en forma de smoothies, así que te apuntamos cinco recetas refrescantes que seguro te resultarán irresistibles. Y lo hacemos con multitud de combinaciones que, además de aportarnos diferentes beneficios a nuestro organismo, responden a un gran abanico de gustos y preferencias.

Smoothie de coliflor y zanahoria

Rica en vitaminas C, K y B, la coliflor es apreciada por su versatilidad, ya que se usa como sustituta del arroz en diferentes platos.

Ingredientes: 150 g de zanahoria baby ultracongelada, 150 g de coliflor ultracongelada, un tallo de apio y 300 ml leche de almendras o de soja.

Elaboración: Ponemos la coliflor y la zanahoria ultracongelada en una olla y dejamos hervir durante unos minutos. Añadimos la coliflor y la zanahoria a la batidora junto al apio y la leche. Batimos, servimos muy frío y ¡a disfrutar!

Otra opción, más rápida, es verterlo todo sin hervir en la batidora. Así quedará con un efecto granizado sin necesidad de echarle hielo. Con esta receta usaremos 100 ml de leche.

Continuar leyendo …

Asozumos. Por fin ha llegado el verano y con el las altas temperaturas, los síntomas de mayor cansancio y fatiga, y el riesgo de sufrir deshidratación. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cantidad diaria de líquido que hay que ingerir se encuentra entre 2,2 litros para mujeres y 2,9 litros para hombres. Pese a estas pautas, actualmente no se cumplen ninguna de estas recomendaciones, por lo que es importante valorar alternativas que se adecuen a las directrices de la OMS.

Naranjas

Naranjas

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (3 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

En un solo día podemos llegar a perder entre 1,5 y 2,7 litros de líquido por lo que el consumo de agua siempre debe estar presente sin olvidarnos de que existen otras opciones como es el caso de los zumos de fruta que, consumidos de manera moderada, pueden aportar nutrientes muy valiosos para la salud.

Por ejemplo, un vaso pequeño de zumo de naranja (150 ml) proporciona 67,5 mg de vitamina C, más del 80% de la cantidad diaria recomendada. Esta vitamina es muy importante para combatir el cansancio y la fatiga, estados muy comunes durante el verano y que afectan a nuestro ritmo de vida diario.

Además de esto, los zumos en general se caracterizan por su aporte de potasio, folato, carotenoides, hesperidina, pectina y agua. Por ello, la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) incluye en su Pirámide de Hidratación al zumo de fruta como un alimento que se podría ingerir diariamente para mantener los niveles de hidratación adecuados. En este sentido, cabe recordar que, según la legislación vigente, al zumo de fruta envasado no se le pueden añadir azúcares ni aditivos por lo que, contiene exclusivamente los azúcares naturalmente presentes en las frutas de las que proceden.

También complementa la ingesta diaria de frutas y verduras recomendada

El comité científico de la Asociación “5 al día”, que promueve en España el consumo de frutas y verduras, y que recomienda consumir 5 piezas de estos alimentos diarias, determina que un zumo de fruta envasado puede formar parte de esta pauta.

Continuar leyendo …

Por Redacción | 28 Febrero, 2019 a las 8:38 - Escrito en Viña y fogón

Soraya León. La dieta mediterránea es característica por ser el patrón alimentario principal en los países que colindan con el mar Mediterráneo. Complementada con una correcta práctica de deporte y el clima propio de estas zonas, posee múltiples beneficios para la salud.

¿La dieta mediterránea sería lo mismo sin el pan?

¿La dieta mediterránea sería lo mismo sin el pan?

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (6 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

La guinda, a parte, la ponen los productos específicos de temporada y las formas tradicionales de cocinar en esta zona. El motivo de que esta dieta sea propia de estos países viene precisamente relacionado con el clima, condicionante indispensable para producir una serie de alimentos clave.

Se trata de una dieta variada, equilibrada y sana, que por su bajo contenido en grasas saturadas y azúcares, y su abundancia de vitaminas y fibra, es rica en antioxidantes. El seguimiento de esta dieta puede incrementar la sensación de bienestar físico, controlar el peso, y ayudarnos a mejorar el funcionamiento de algunos órganos como el riñón o el corazón. Tal es su valor, que la dieta mediterránea, de hecho, está considerada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Es ampliamente sabido que la dieta mediterránea se compone de verduras, legumbres, fruta, pasta, arroz, frutos secos, pescado y por supuesto, de aceite de oliva, uno de los productos abanderados de esta dieta.

Sin embargo, ¿somos conscientes de que el pan es un elemento tan clave en la dieta como todos los productos anteriormente mencionados? Por un lado, se trata de uno de los alimentos por sí solos más completos, pues nos aporta hidratos de carbono complejos y fibra, que son fuentes energéticas esenciales. Este es el motivo por el que se sitúa en la base de la pirámide alimentaria y puede consumirse a diario. Incluir en las comidas una ración de pan ayuda a equilibrar la dieta gracias a este aporte de hidratos de carbono, vitaminas y minerales.

Por otro lado, gracias a los bajos niveles de grasa que contiene, nos permite aportar los hidratos de carbono que necesitamos cada día con una mínima ingesta de lípidos. Según diversos estudios, un consumo diario de pan en el marco de una dieta saludable y equilibrada se asocia a una menor concentración de insulina en sangre, lo que ayuda a mejorar el perfil lipídico y se traduce en menores niveles de colesterol LDL (conocido como colesterol malo) y más elevados de colesterol HDL (o colesterol bueno).

Continuar leyendo …