Por Jorge Romero | 21 Julio, 2021 a las 7:01 - Escrito en Viña y fogón

Jorge Romero. A veces, no es tan fácil distinguir que es fruta y que es verdura. Varios son los vegetales que consumimos de manera habitual como si fuesen verduras, pero que en realidad, son frutas. ¿ejemplos? el tomate, las calabazas, los pepinos o las berenjenas.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (5 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Para saber si se está ante una fruta o no, resulta útil hacerse esta pregunta: ¿es de origen vegetal, contiene semillas y se puede comer? Si el alimento cumple con estos criterios, es una fruta. De ahí que los tomates o las calabazas estén más próximos a las sandías y los kiwis que a las cebollas o los apios. Desde el punto de vista botánico, los frutos de una planta son el resultado del desarrollo de sus flores tras la fecundación; el lugar donde quedan contenidas las semillas. ¿Y las frutas? Son la parte comestible de esos frutos. A continuación listamos cinco ejemplos de ello… e incluimos una excepción.

El tomate. Originario de América, el tomate es, hoy en día, uno de los alimentos más populares del mundo. Desde ensaladas y pizzas hasta mermeladas y salsas como la kétchup, el tomate es una hortaliza muy utilizada en los hogares y en la industria porque combina a la perfección con una gran cantidad de alimentos. Cuenta con pocas calorías, la mayor parte de su peso es agua y resulta una buena fuente de fibra, de potasio, de fósforo y de unas cuantas vitaminas, como la C y la E. Y sí, es una fruta deliciosa y refrescante.

Continuar leyendo …

Por Redacción | 26 Mayo, 2021 a las 8:16 - Escrito en Salud

DosFarma. La vitamina C, o ácido ascórbico, posee múltiples beneficios para nuestro cuerpo. Tiene efectos antioxidantes, ayuda a la cicatrización de las heridas y mejora la absorción de hierro. Igualmente, contribuye a que el sistema inmunitario funcione correctamente.

Es un nutriente que se utiliza mucho en la industria de la belleza, pues ayuda a producir colágeno. También contribuye a frenar el envejecimiento y actúa contra las arrugas. Por ello, es habitual ver sérum con vitamina C o alguna crema antiedad enriquecida con ella.

Naranjas

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (5 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Nuestro organismo necesita cierta cantidad de este nutriente al día para funcionar correctamente. No obstante, un exceso puede tener consecuencias negativas para nuestro cuerpo. Pero, ¿qué cantidad de vitamina C necesita cada persona al día, en función de su edad?

Bebés de hasta 6 meses: 40 mg
Bebés de entre 7 y 12 meses: 50 mg
Niños de 1 a 3 años: 15 mg
Niños de 4 a 8 años: 25 mg
Niños de 9 a 13 años: 45 mg
Varones adolescentes de 14 a 18 años: 75 mg
Mujeres adolescentes de 14 a 18 años: 65 mg
Hombres adultos: 90 mg
Mujeres adultas: 75 mg
Adolescentes embarazadas: 80 mg
Adultas embarazadas: 85 mg
Adolescentes en periodo de lactancia: 115 mg
Mujeres en periodo de lactancia: 120 mg

Este nutriente se obtiene casi exclusivamente de la dieta. Hay muchos alimentos ricos en vitamina C, especialmente frutas y verduras. Pero el ácido ascórbico es sensible a la luz, al calor y al oxígeno del aire. Por lo tanto, los métodos de cocción con agua son los que más reducen el contenido en vitamina C, así que se recomienda que al menos una ración de fruta y verdura se consuma fresca y cruda. Por cierto, el famoso dicho de las madres “tómate el zumo rápido que si no la vitamina C se va” es un bulo, la vitamina C no se pierde al poco tiempo de exprimir las naranjas, puede durar incluso 24 horas.

Continuar leyendo …

Por Jorge Romero | 19 Febrero, 2021 a las 8:57 - Escrito en Viña y fogón

Jorge Romero. Uno de los alimentos que más se consume en los hogares es el yogurt. Es el complemento perfecto para el desayuno, el postre tras una buena comida o el tentempié para la merienda.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (6 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Tenemos la suerte de que en el mercado se pueden encontrar todo tipo de opciones, texturas, sabores y otros elementos, con los que podemos decorarlos, como trocitos de chocolate, cereales o frutas que hará del yogurt la mejor experiencia.

Hoy toca hacer yogures con fruta fresca y de temporada ¿Te quedas con nosotr@s? Venga, pues a ello!

Elaborar un yogur casero

Tenemos que empezar diciendo que el yogur se consigue transformando la leche con ayuda de unas bacterias y un poco de calor. La idea es conseguir una fermentación controlada, que permite que la leche se coagule, formando un producto cremoso, con un alto valor nutricional. Una vez formado el yogur, hay que conservarlo en la nevera, ya que, a diferencia de los yogures industriales, tiene un periodo de conservación relativamente corto (una semana). La temperatura ambiente haría que siguiese fermentándose y se echase a perder.

El yogur se puede elaborar solo con leche (para obtener los llamados “yogures naturales”) o es posible aromatizarlo durante su preparación, dando lugar a un sinfín de sabores y texturas según el gusto personal: desde los sabores más frescos, con frutas, hasta los más dulzones con aromas como la vainilla, con galletas o hasta con chocolate.

Continuar leyendo …

Por Redacción | 20 Agosto, 2020 a las 8:10 - Escrito en Viña y fogón

                       Beber agua en las comidas engorda

Beber agua en las comidas engorda

Redacción/Agencias. Durante muchos años se han conservado unas creencias populares respecto a la alimentación que no son lo que parecen, hay muchos dichos que se van enseñando generación tras generación que en realidad no son ciertos pero que se dicen y hacen sin saber si tienen alguna lógica.

                         Después de la leche nada eches

Después de la leche nada eches

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (6 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Los expertos nutricionistas de nutritienda -empresa On Line de productos de salud y belleza- han elaborado una lista de los mitos alimenticios más populares que nos han acompañado a todos a lo largo de los años y explican si tienen alguna base real.

Beber agua en las comidas engorda. La creencia de que beber agua en las comidas engorda podría venir de la supuesta retención de líquidos, pero ¿es esto realmente cierto?. Lo primero que hay que saber es que el agua no contiene calorías, por lo que, si se toma antes, durante o después de cualquier comida vamos a ingerir cero calorías. Partiendo de esta afirmación, se puede asegurar que el agua no engorda si se toma durante las comidas. Además, tampoco es cierto que provoque retención de líquidos, sino todo lo contrario, estimula el funcionamiento de los riñones y contribuye a un buen equilibrio hídrico. De hecho, la ingesta de agua durante las comidas puede reforzar los efectos de una dieta de adelgazamiento ya que si uno bebe agua puede hacer que coma menos porque se llena el estómago y provoca que se sacie antes. Y entonces, ¿a qué se debe esta creencia?. Hay teorías sobre la dilución de los ácidos del estómago, lo cual podría interferir en la digestión de los macronutrientes, pero la realidad es que el agua no diluye los jugos gástricos como para interferir en la digestión, habría que beber mucha agua para que esto sucediese. Por tanto, se puede decir que siempre es recomendable beber agua a cualquier hora del día, pero como todo, de una forma pausada y relajada.

Continuar leyendo …