Por Gloria Soto | 30 Julio, 2021 a las 7:11 - Escrito en Opinión

Gloria Soto. Hace unos días, el profesor Ricardo García Manrique fue llamado “fascista y colono” por el doctor Carles Mancho, en el Claustro de la Universidad de Barcelona, en presencia del Rector.

Al parecer, el motivo fue su oposición en una reunión previa a debatir un manifiesto de apoyo a los lideres independentistas, puesto que consideraba que la Universidad debía respetar la neutralidad ideológica. Estos hechos me remontaron a mi última experiencia en la Universidad.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (9 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Barcelona

Barcelona

A principios de octubre del año 2000, volvía de Miami, donde había estado haciendo prácticas de Derecho. Aprendí mucho, pero el inglés lo practiqué poco. En el despacho, y en la calle el español se escuchaba a cada momento. Incluso, cuando matriculé a mi hijo en el Colegio, junto al inglés, estudiaba español. Ya, en Barcelona, me informaron que la Pompeu disponía de un programa para Licenciados que permitía, previa la superación de un examen, entrar en Periodismo. Me apunté. Para mi sorpresa, aprobé y pensé que el nivel debía haber bajado mucho, pues yo no estudiaba desde 1984. Mi percepción fue correcta.

Entré en Periodismo con ilusión, pero la misma fue disipándose conforme confrontaba la realidad que se vivía en la Facultad. Mis recuerdos de compañerismo solidario, chocaban con otras formas más competitivas de relación, pero eso, no fue lo que más me llamó la atención, sino la uniformidad de pensamiento que observaba en general. La ideología nacionalista impregnaba la atmósfera y no porque las clases fueran en catalán, (a excepción de Lengua Española), sino por los discursos a su favor. Aunque nadie lo dijera, quedaba claro, que no era conveniente rebatir la corriente dominante. Recuerdo a una compañera, que tuvo algún problema por pedir el examen en castellano. No era mi caso, me sentía integrada, en la lengua y cultura catalana, pero la limitación a la Libertad de Expresión me incomodaba. Por supuesto, no había censura, pero sí, autocensura. Se podía debatir sobre casi todo sin problema, por ejemplo, sobre el amor entre un hombre y una cabra, de hecho, hay una obra de teatro al respecto; pero, si se quería hablar de España y el español se pisaban arenas movedizas.

Continuar leyendo …

Por Gloria Soto | 24 Junio, 2021 a las 7:51 - Escrito en Cultura

Gloria Soto. El pasado 27 de mayo tuve el placer de acudir a la reapertura del cine Gateway en Fort Lauderdale. Tras casi un año y medio de cierre debido a la pandemia, la sala más antigua del condado de Broward, (sur de Florida,) abría sus puertas de nuevo. De la mano de los organizadores del Festival Internacional de Cine de Fort Lauderdale, (FLIFF), este emblemático local ha comenzado una nueva etapa, en la que, además de aunar con su antigua trayectoria y continuar albergando el Festival Anual de cine LGBT, será uno de los referentes en las celebraciones del Festival Internacional de Cine, junto al cine Savor, en la misma localidad y Paradiso, en Hollywood. FLIFF que ha suscrito un acuerdo de leasing con los propietarios del Gateway, ofrecerá un cartel de calidad compatible con su apuesta comercial. Su objetivo es reformar y mejorar el local, conservando su esencia. Asimismo, y aprovechando la buena localización, implementará sinergias con todos los locales de la zona para potenciar la misma y dar protagonismo a la cultura.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (5 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

En el fin de semana de Memorial Day, en honor a los miembros de las Fuerzas Armadas que han perdido su vida durante el servicio, el Gateway se unió a las celebraciones y puso la alfombra roja para todos los asistentes al evento. Después de un recorrido por el interior, me dirigí a la sala para ver la película “A Quiet Place II”. Antes de su visionado, uno de los responsables, nos dio la bienvenida, al tiempo que daba cuenta de toda la andadura realizada. Tras unos aplausos, escuchamos en pantalla un mensaje de John Krasinski, director de la película. En el mismo, nos proporcionaba detalles de la producción y nos animaba a disfrutar del film. Pese a que el terror no es mi género favorito, la impactante producción que no permite un minuto de relax, me gustó. Sobretodo, su mensaje positivo sobre la capacidad de lucha y supervivencia humana ante extremas adversidades. A partir del día siguiente, la oferta se amplió con otros tres films, la película de Disney, Cruella, del director Craig Gillespie; Port Autohority, de Danielle Lessowitz, sobre la relación de un joven recién llegado a New York y un travestí, y The Perfect Candidate, de la saudí Haiffaa Al-Mansour, un relato que narra las dificultades de la mujer en el mundo árabe para asumir un cargo político.

El Gateaway remonta sus inicios al 24 de marzo de 1951, con la exhibición de la comedia Up Front, de Alexander Hall, protagonizada por Tom Ewell y David Wayne. Esta inspirada en el libro de Henry Mauldin, que lleva el mismo título y recoge las aventuras de Willie and Joe, durante la Segunda Guerra Mundial. Años después, en 1960, salta a la fama, con la comedia Where the Boys Are, de Henry Levin. El film, protagonizado por Connie Francis, que canta la canción que lleva el mismo título, Dolores Hart, Paula Prentiss, Yvette Mimieux, George Hamilton, Jim Hutton, y Grank Gorshin, es uno de los referentes juveniles de la época.

Continuar leyendo …

Por Gloria Soto | 17 Mayo, 2021 a las 8:01 - Escrito en Es Noticia

Gloria Soto. Una tarda de invierno en 1983 paseando por las Ramblas. Llevaba una chaqueta de pana marrón y una visera algo ladeada. No era el Marlon Bando de “El Último Tango en París”, pero podía serlo. Yo con mi corte de pelo a lo María Schneider, tampoco era ella, pero me dijeron que me parecía. “Pigmalión”, desde ese año nunca dejó de felicitarme el cumpleaños y las Navidades.

Entretanto, pasaron muchas cosas. Algunas inexorables. “Contra el destino nadie da talla”, decía Gardel.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (8 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Eduardo Mazo

Eduardo Ynoub, conocido como Eduardo Mazo, “El Poeta de las Ramblas” falleció el pasado 5 de mayo en su ciudad natal, Buenos Aires. Hacía años que se había marchado de “Barcelona la Maravillosa“, anunciando un crepúsculo que no solo acechaba su persona, sino nuestra querida ciudad. Juntos en un compás de decadencia, y antagónicos en el proceso que hacía al poeta más sabio y sereno y a la urbe mas totalitaria y provinciana. Aquel había estado tocado por el universalismo y esta por el nacionalismo. Un sentimiento de pérdida y tristeza acompañó los devenires.

Nuestro primer encuentro llevó a un café, y después a otro, y así sucesivamente. En el segundo, Eduardo me dijo que era un poeta y que editaba y vendía sus libros en las Ramblas. Me cuadró. Me quedaba claro que era un bohemio argentino con mucho talento. Hacía unos meses que había vuelto, después de unos años en Sevilla. El me contó que antes había vivido en Canarias.

Estaba muy contenta de recorrer de nuevo los lugares del centro, en los que tanto había vivido. Nos encontrábamos a menudo, quedando o, sin quedar. Yo no salía de la zona y el vivía y trabajaba en ella. Cuando le visité en su parada, me llamaron mucho la atención sus frases y libros. Los leí todos y en casa están. Entonces, conocí otra dimensión de la persona. Su faceta creadora era muy buena y me gustaba mucho, pero a menudo el personaje esta alejado del ser, y aunque ambos convivan de la mejor manera, intentaba diferenciar. Siempre traté con Eduardo, pero nunca perdí de vista al artista. A su alrededor se reunía mucha gente. En su rincón, además de hablar de literatura, se jugaba al ajedrez, se debatían temas diversos, y siempre había amistades de tiempo atrás, recién adquiridas y futuras por conocer. Era lógico, su carisma, atraía a muchas personas, especialmente féminas.

Continuar leyendo …

Por Gloria Soto | 20 Abril, 2021 a las 8:10 - Escrito en Es Noticia

Gloria Soto. El pasado 29 de marzo de 2021 comenzó el juicio por la muerte de George Perry Floyd, sucedida el pasado 25 de mayo de 2020 en Minneapolis.

El acusado, Dereck Chauvin, se enfrenta a unas acusaciones por: en primer lugar, asesinato involuntario en segundo grado; en segundo, asesinato en tercer grado; y, en tercero, por homicidio involuntario en segundo grado. Después de 14 sesiones, el juicio queda pendiente de las conclusiones, y seguidamente, el Fallo.

Derek Chauvin inmovilizando a George Floyd con su rodilla

Derek Chauvin inmovilizando a George Floyd con su rodilla

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (6 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

En la primera, las partes fijaron sus posiciones ante un atento Jurado. (Derek Chauvin inmovilizando a George Floyd con su rodilla)

Por parte de la acusación, Jerry Blackwell, asistente Fiscal, pro-bono, y fundador de la Asociación de Abogados Negros en Minnesota. Blackwell indicó que solicitarían un veredicto de culpabilidad en un juicio que debía respetar todas las garantías y en especial la presunción de inocencia, pero que la misma decaería pues iban a demostrar más allá de toda duda razonable, que Chauvin había causado la muerte de George Floyd mediante la compresión de su rodilla sobre el cuello y espalda de aquel, utilizando una fuerza irracional y excesiva que no era necesaria, contra una persona desarmada, que no había proferido ninguna amenaza contra la policía.

Para demostrar este alegato, han presentado testigos; a responsables policiales que han depuesto sobre la innecesaria utilización de la fuerza, contraria a la formación que imparten al formar a los miembros, y contraria al lema de la Policía de Minnesota que establece ante una retención o detención: “bajo tu custodia, a tu cuidado“; y expertos en diferentes ramas y patologías como pulmón, cardiología, medicina interna, medicina de urgencias y toxicología. Además, se ha incidido en la fuerza probatoria de los videos. Apelando a los mismos, Blackwell recordó que las últimas palabras de George Floyd habían sido que no podía respirar, pero que previamente, había llamado a su madre, y había dicho que dijeran a sus hijos que los quería, y que le iban a matar. “NUEVE MINUTOS Y VEINTE NUEVE SEGUNDOS“. Ese es el tiempo que dura la secuencia en la que Chauvin tiene su rodilla sobre el cuello y espalda de George Floyd.

Continuar leyendo …