Por De mi puño y tecla | 2 Octubre, 2018 a las 8:05 - Escrito en Opinión

José-Tomás Cruz Varela. Tal como se están desarrollando los acontecimientos, entra dentro de lo posible que la familia Sánchez-Gómez, actuales inquilinos de La Moncloa, no disfruten mucho tiempo en dicho palacio con su servidumbre y comodidades incluidas.

Como todos sabemos y padecemos, el actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no accedió al cargo pasando por las urnas, sino a través de una inexplicable y compleja moción de censura, hipotecándose hasta las trancas con los votos de los diputados de los independentistas catalanes, PNV y Podemos. Todo lo cual podría granjearle el pasar a la Historia son el sobrenombre de “Pedro el Breve”

Pedro Sánchez en Moncloa

Pedro Sánchez en Moncloa

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (7 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Apenas transcurridos los 100 primeros días de Gobierno, y en base todos los despropósitos y barbaridades cometidos por el Jefe del Ejecutivo, cosechando las consiguientes críticas por parte de la oposición y medios, no fue nada comparado con el día que le proporcionó el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien contraviniendo el Reglamento del Congreso, cambió sin previo aviso el contenido de su pregunta en la sesión de control, omitiendo hablar sobre Cataluña como estaba previsto, para espetarle al presidente sus sospechas sobre su tesis doctoral.

Lo cierto es que si Sánchez gozase de la total seguridad sobre la elaboración y contenido de la citada tesis, no habría tenido el más mínimo recato en que la misma hubiese sido publicada tiempo atrás sino todo lo contrario, de ahí que el oponerse resultase incomprensible, y más fuerte aún teniendo tan reciente la dimisión de su ministra de Sanidad, Carmen Montón, lo que generó el duro enfrentamiento mantenido entre Sánchez y Rivera quien le exigió la inmediata publicación para acabar con “las dudas razonables” de un presunto plagio.

Normalmente, cuando alguien se siente en posesión de la verdad lo que denota a través de sus gestos es tranquilidad y seguridad, pero nunca reaccionando con una ira delatora al ser interpelado lo que indujo cuando menos a la desconfianza. Como igualmente resultaba absurdo el secretismo adjudicado a la problemática tesis, y más todavía que su autor se negase a la publicación de un trabajo que le honra tras habérsele otorgado la categoría de “cum laude”.

Un presidente de Gobierno, en las actuales circunstancias, no debe negarse nunca a aclarar y despejar todas las dudas que se han suscitado en torno a la elaboración y contenido de su más que cuestionada tesis doctoral. Lo suyo, tal como se le está demandando, es someterse a una sesión de control en la sede de la soberanía nacional para aclarar las posibles irregularidades existentes en la redacción de su texto académico que están apareciendo en los distintos medios de comunicación. Enfrentarse a la prensa a estas alturas e incluso el pretender amedrentarla a golpe de querellas, resulta ridículo y fuera de lugar. Prueba evidente de ello es que todos los medios han contestado que “no modificarán ni una sola coma de sus publicaciones”.

Continuar leyendo …

Por De mi puño y tecla | 12 Septiembre, 2018 a las 8:16 - Escrito en Opinión

José-Tomás Cruz Varela. Para el actual y contradictorio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con tal de continuar detentando el poder hará todo lo posible. De hecho ya ha comunicado que hasta el 2020 no serán convocadas elecciones generales.

En lo que lo que respecta al problema catalán, se desvive ofreciendo importantes dádivas de distinto tipo a los independentistas entre las que figuran: levantar el control extraordinario de las cuentas de la Generalidad, retirar los recursos inconstitucionales contra leyes catalanas, celebración de un referéndum sobre un nuevo estatuto, etc. pero todo ello con nulo resultado ante el Chuti-Torra, quien con su impostado tono desafiante y a modo de respuesta, apela incluso a la apertura de las cárceles si sus políticos procesados resultan condenados.

Pedro Sánchez

Pedro Sánchez

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (10 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Autodeterminación e instauración de la república catalana constituyen propuestas que los secesionistas no están dispuestos a negociar bajo ningún concepto, aunque ello les suponga inestabilidad económica, fractura civil, deterioro institucional, etc. etc.

En cuanto a los aspectos restantes y con sus actuales estrategias, hasta el momento, Sánchez, solo está cosechando fracasos y rotundas equivocaciones, soportando provocaciones y dilatando de manera incomprensible una nueva aplicación del artículo 155, pero con un rigor sensiblemente superior al empleado por Mariano Rajoy. Razones no le faltan y en cuanto al capítulo de concesiones ya lo tiene totalmente agotado, aunque eso sí, huero de aciertos y plagado de ridículos.

Lo que no acaba entenderse es el ofrecimiento a título personal de Ana Pastor, presidenta del Congreso, invitando a Torra a que acuda al Parlamento para exponer y debatir sus ideas ante los restantes partidos, y más sorprendente todavía el publicar dicha propuesta sin consultarlo previamente con el presidente de su partido, Pablo Casado.

El Jefe del Ejecutivo, hipotecado hasta la médula con todas aquellas formaciones que le auparon a la Moncloa, goza de una facilidad pasmosa para instalarse en la fantasía políticamente hablando. Sánchez, que no admite críticas, entiende que solo se trata de una cuestión de tiempo para aplicar las reformas ambiciosamente necesarias desde la izquierda. Dicho así, todo parece que solo se trata de un simple encaje y coordinación interna sobre la gestión de los asuntos a resolver por los distintos ministerios. Obviamente, todo parecido con la realidad es mera coincidencia.

Como era de esperar y ante tanta incongruencia, oposición y medios, se han volcado en descalificar y cuestionar el cúmulo de dislates, rectificaciones y despropósitos cometidos por el Gobierno en sus primeros 100 días. Justo todo lo contrario de lo que opina el reciente Gobierno socialista con su mensaje a Europa de que “España es el único país grande que puede gobernar respetando los compromisos con la Unión”. Con todo el respeto que merecen semejantes grandilocuencias, nos recuerdan a su antecesor y egregio contador de nubes Rodriguez Zapatero.

Continuar leyendo …

Por De mi puño y tecla | 29 Agosto, 2018 a las 7:58 - Escrito en Opinión

José-Tomás Cruz Varela. Pretender vincular un homenaje a las víctimas del terrorismo con el aberrante empeño del independentismo catalán, supone, cuando menos, un mayúsculo despropósito.

El actual Gobierno con Sánchez a la cabeza debe evitar todo tipo de compromisos y romper con la permanente amenaza del nacionalismo. La tregua solicitada por las víctimas de Barcelona y Cambrils no ha sido respetada como el acto merecía empleándose el mismo tono desafiante de siempre.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (11 votos, media: 4.36 de 5)
Loading ... Loading ...

Actos en la Plaza de Cataluña

Actos en la Plaza de Cataluña

Que el chuti de Puigdemont, Torra, continúe con sus permanentes ofensas al Estado es inadmisible, como igualmente el acudir a la puerta de la prisión de Lledoners para rendir homenaje al consejero de Interior, Joaquín Forn, haciéndolo coincidir con el día del terrible atentado en que fueron asesinadas 16 personas y heridas más de un centenar, refleja de por si la catadura del citado Torra y todo un crudo y duro acoso al Estado.

Desde que Sánchez gobierna el país a golpe de compromisos y promesas con vascos y catalanes, el independentismo ha intensificado sus acciones y no solo contra la figura del Rey tal como se demostró con la desafortunada e insultante pancarta colgada en uno de los edificios situados de la plaza de Cataluña. Como igualmente ridículo resultó por parte del presidente de la Generalidad, el hacerse acompañar por la mujer del citado Forn con tratamiento de autoridad ante Felipe VI y el presidente del Gobierno, alegando el mencionado Torra que “El consejero de Interior está injustamente en prisión”.

Continuar leyendo …

Por De mi puño y tecla | 20 Agosto, 2018 a las 8:09 - Escrito en Opinión

José-Tomás Cruz Varela. Antes de entrar en materia y en plena canícula, son muchos los españoles que se plantean las siguientes preguntas. ¿A santo de que, todos los presidentes de Gobierno, incluido el actual, que accedió a la Moncloa sin pasar por las urnas, tienen que veranear a costa de nuestros magros bolsillos? ¿A cuánto pueden ascender los gastos de la familia Sánchez en Doñana? Solamente en seguridad y servicio deben suponer un monto muy considerable.

Sería interesante conocer si esta práctica tan carpetovetónica de veranear de gorra afecta por igual en todos los países pertenecientes a la C.E. o solo sucede en el nuestro….

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (7 votos, media: 4.86 de 5)
Loading ... Loading ...

Palacio de las Marismillas de Doñana
Palacio de las Marismillas de Doñana

Al margen de la curiosidad descrita, políticamente, España, no está pasando por una de sus etapas más dulces, comenzando por la desastrosa gestión del propio partido del Gobierno (PSOE). A tenor de los últimos sondeos demoscópicos, y más concretamente en lo referido a la primera encuesta del CIS, dirigida por su nuevo responsable, Tezanos, quien hasta escasos días ejercía como destacado miembro de la ejecutiva socialista, si en efecto las citadas estimaciones deben ser analizadas con extrema cautela, no digamos cuando están referidas a la intención de voto, tal como es el caso que nos ocupa. Concretamente, si se celebrasen unas elecciones generales, el PSOE barrería con un 30% de las papeletas, resultado con el que no comulga ni el más necio de los españoles, por mucho que se beneficien con la esperada caída de Podemos y sus confluencias, que terminarán como formación testimonial tal como ya se vaticinó años atrás.

En cuanto al PP, desde la moción de censura y posterior abandono de Rajoy, el partido venía pidiendo a gritos el advenimiento de un nuevo líder, puesto al que accedió, tras la celebración de primarias, Pablo Casado, con su juventud y cargado de buenas intenciones, siempre y cuando queden solucionadas todas las dudas sobre la obtención de sus titulaciones académicas, justo en plena batalla para tratar de recuperar la confianza de sus votantes y militantes. Pablo Casado ha pasado de la euforia de ser proclamado presidente del PP a verse seriamente comprometida su carrera política como líder de la derecha. Con el agravante de que muy probablemente el Tribunal Supremo decida abrir una investigación con las consiguientes consecuencias. Lo triste de caso consiste en que tras lograr vencer en las mencionadas primarias, se vea ahora obligado a defenderse judicialmente y explicar su versión sobre lo ocurrido. Recordemos que hasta ahora, Soraya Sáenz de Santamaría continúa manteniendo un prudente silencio, sin tampoco haber aceptado cargo alguno en el partido, limitándose a pronunciar entre los suyos la frase de “ya os lo dije”, interpretada por algunos como el final de Casado.

Continuar leyendo …