Por Pedro Félix García García | 19 Marzo, 2020 a las 9:19 - Escrito en Motor

Pedro Félix García. El 98,5% de estaciones de servicio de la red de AOP y las 9 refinerías se mantienen abiertas para mantener el suministro de combustibles.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (13 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

El 98,5% de estaciones de servicio de las compañías asociadas a AOP (Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos) se mantienen abiertas y las nueve refinerías en territorio nacional mantienen su producción para garantizar el suministro de combustibles durante el estado de emergencia, en especial a los clientes prioritarios: hospitales, fuerzas y cuerpos de seguridad, fuerzas armadas y aeropuertos, entre otros.

El sector del refino y la distribución de productos petrolíferos, de importancia estratégica, ha reforzado sus mecanismos de coordinación interna y con el Ministerio de Industria, para monitorizar la situación del refino y la distribución de productos petrolíferos, y mantener la normalidad del suministro. Las seis compañías socias (BP, CEPSA, ENI, GALP, REPSOL y SARAS) se han puesto también a disposición del Ministerio de Industria para informar y abordar cualquier incidencia que pueda producirse.

En palabras del presidente de AOP, Luis Aires:

“Podemos dar a la sociedad española la tranquilidad y confianza de que, como hemos hecho siempre, estaremos a la altura de lo que nos exige nuestro papel: ser garantes de la movilidad, es decir, garantes del suministro de combustibles que permitan que las personas y los productos, como alimentos y medicinas, sigan llegando a su destino. Y podemos hacerlo porque tenemos las mejores refinerías e instalaciones de Europa, fruto de un esfuerzo inversor constante en su modernización y mantenimiento. Estamos trabajando con las administraciones públicas, las empresas y los ciudadanos para superar uno de los mayores retos a los que nos hemos enfrentado nunca”.

Continuar leyendo …

Por Pedro Félix García García | 18 Marzo, 2020 a las 9:14 - Escrito en Cultura

Lugar del hallazgo visto desde más cerca

Lugar del hallazgo visto desde más cerca

Pedro Félix García. Continúan a muy buen ritmo los trabajos de restauración del retablo del altar mayor de la iglesia parroquial de Vadocondes y tales trabajos continúan proporcionándonos algunas sorpresas. Recientemente ha aparecido un humilde trocito de papel con diez nombres escritos, escondido en una rendija de un adorno de la predela.

Ahí, en esa rendija, aguardaba una sorpresa

Ahí, en esa rendija, aguardaba una sorpresa

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (11 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Cada vez falta menos para dar por concluida la restauración del retablo del altar mayor de la iglesia parroquial de Vadocondes; ya sólo queda acabar de restaurar su parte inferior; la predela.

Sin embargo, ésta es precisamente la zona en la que más se tarda en avanzar ya que, a al ser la más cercana a las personas, también ha sido la más ‘castigada’, porque también ha sido la que más ‘cuidados’ de limpieza ha recibido. Por supuesto fueron cuidados siempre totalmente bienintencionados pero que, a veces, no consistieron sólo en una limpieza superficial del polvo con una gamuza, sino que también, otras veces, fueron friegas bastante más profundas, a base de agua y jabón por ejemplo, e incluso hasta con bayetas humedecidas en agua y lejía. Y claro, si ya de por sí un simple paño seco es capaz de arrancar trozos de las finas capas de pan de oro parcialmente ahuecadas con el paso del tiempo, qué no decir del destrozo involuntario causado por gamuzas húmedas frotadas bien a conciencia…

El caso es que, no sólo en éste, sino en casi todos los retablos de casi cualquier templo, su parte baja es la que siempre suele tardarse más en restaurar. Además, por su cercanía a las personas, es la zona que requiere una restauración más esmerada, porque es algo que luego va poderse contemplar con mayor facilidad a simple vista.

Continuar leyendo …

Por Pedro Félix García García | 12 Marzo, 2020 a las 9:02 - Escrito en Es Noticia

Foto de grupo ante la catedral de León

Foto de grupo ante la catedral de León (Click para ampliar)

Pedro Félix García. El sentido común, la prudencia y -por qué no decirlo- poderosas causas ajenas de fuerza mayor, han obligado a que los responsables del Curso monográfico de Arte que la Universidad de Burgos viene impartiendo en Aranda, cancelen el viaje que había programado para el próximo mes de abril a Florencia.

Lujoso lugar para un nido de cigüeña

Lujoso lugar para un nido de cigüeña

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (10 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

El viaje a Florencia estaba programado para salir el lunes 20 de abril en autobús desde Aranda, viajar a Bolonia con la compañía Iberia y regresar el viernes 24 de abril desde Florencia -también volando con Iberia-, para desde Madrid, regresar a Aranda en autocar.

Tras llegar a Bolonia y visitar lo más importante de aquella ciudad, los participantes iban a ser trasladados a Florencia, donde se alojarían en el hotel Meridiana (***) durante cuatro noches. El viaje no era exclusivo para los participantes en el curso monográfico de Arte y Poder de Aranda, sino que se haría conjuntamente con quienes están asistiendo a un curso similar en Burgos.

Este viaje a Florencia no era el único que había sido programado para los asistentes este año en Aranda al curso monográfico de Arte que organiza la Universidad de Burgos.

El pasado sábado, día 22 de febrero, ya estuvieron en León, donde visitaron su catedral y San Isidoro, guiados en todo momento por la directora de este curso, doña María José Zaparaín, profesora de la Universidad de Burgos. Antes de las visitas a San Isidoro y a la catedral, escucharon una lección magistral sobre ‘Espacios de poder de monarquía y nobleza en los siglos XIV y XV’, impartida por don Joaquín García Nistal, profesor de la Universidad de León.

De paso a San Isidoro, tuvieron ocasión de sorprenderse al pasar ante el nido de cigüeña más lujoso de todo Castilla y León, asentado sobre un artístico pedestal de piedra que corona una no menos magnífica columna también de piedra.

Continuar leyendo …

Por Pedro Félix García García | 18 Febrero, 2020 a las 9:06 - Escrito en Cultura

Antes el brillo de bombillas incandescentes dificultaba la contemplación del retablo

Antes el brillo de bombillas incandescentes dificultaba la contemplación del retablo

Pedro Félix García. No sólo está siendo restaurado el retablo del altar mayor de la iglesia parroquial de Vadocondes, sino también parte de sus aledaños más próximos, como ha sido el caso de una lámpara votiva del siglo XIX, objeto del que vamos a ocuparnos hoy.

Ahora han sido instaladas bombillas especiales que simulan una llama y no deslumbran

Ahora han sido instaladas bombillas especiales que simulan una llama y no deslumbran

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (14 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Colgada del techo de la nave central, muy cerca del altar mayor y situada frente al mismo, pende una lámpara de plata provista de siete candiles -hoy convertidos en portabombillas; seis de ellos repartidos simétricamente a lo largo de su perímetro circular y el séptimo justo en el mismo centro de la lámpara, bastante más elevado que el resto.

Formando parte de esta lámpara votiva tres primorosas cadenas de plata unen el cuerpo principal de la misma con la soga de la que pende del techo de la iglesia. Antes y hasta casi finalizando el siglo XX, esa soga estaba ligada a una polea, que permitía subir y bajar la lámpara para encender o apagar sus recipientes de aceite. Hoy la polea ha sido eliminada y la lámpara se mantiene situada a una altura fija.

Como decimos, a punto ya de finalizar el pasado siglo XX, lo que en su día fueron portacandiles, fueron transformados en portabombillas y así continúan hoy. El artífice de dicha electrificación fue Carlos Arranz, precisamente el arandino casado con una vadocondina, que el 6 de junio de 1997 encontró en este mismo templo la imagen escondida de la Virgen Manca, de la que nadie hasta ese momento sabía de su existencia.

En vez de candiles, se colocaron en esta lámpara bombillas incandescentes normales y, más que como lámpara votiva, se utilizó a partir de entonces muchas veces más como lámpara para iluminar el templo.

Continuar leyendo …