Desde esta pagina podes Compartir y guardar ¡Mas de cien monjas en la Aguilera! en tu Marcador Social Preferido, o enviarlo por E-mail a tus Contactos.

Marcadores Sociales

E-mail

Enviar por Correo
Septiembre 09, 2010

¡Mas de cien monjas en la Aguilera!

Escrito en: Es Noticia

Antonio Adeliño. Burgos es rico en monasterios y conventos. Tanto la capital como la provincia cuentan con importantes centros de oración y contemplación que irradian espiritualidad al resto de la Iglesia española.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (21 votos, media: 4.62 de 5)
Loading ... Loading ...

Sirva como ejemplo de esta profusión de abadías, que tan solo de monjas clarisas hay diez casas, y que la última que abrió esta Orden religiosa fue la de La Aguilera en el año 2009, como desahogo al saturado cenobio de Lerma.

Hace años que tengo conocimiento del florecimiento vocacional en el convento de las clarisas de Lerma (este pueblo tiene otros dos conventos); aunque a decir verdad, lo que mejor conozco de aquella clausura es su repostería. Y como he probado todas sus delicadezas culinarias, decidí saborear otras de sus delicias leyendo el libro “Ven y verás” y escuchando el CD musical “Soy de Cristo” que también tienen a la venta en la tienda conventual. Y puedo concluir, que si los dulces son un regalo para el cuerpo, los otros productos son un regocijo para el espíritu.

Que en los tiempos que corren, unas chicas jóvenes con un prometedor futuro profesional y humano, dejen todo lo atrayente a los ojos del mundo y arriesguen por Jesucristo en un monasterio de clausura; resulta cuando menos chocante y siempre habrá quien las tache de ilusas, irresponsables, y de ideas trasnochadas. Pero la alegría que irradian sus rostros juveniles, nos induce a creer que su apuesta por unos ideales nobles, está bien meditada; y que no se han dejado seducir por el relativismo reinante, ni por el comportamiento materialista y sensual de la sociedad en que vivimos.

Quien a ellas seduce, es un Varón de dolores, despreciado por los hombres; pero amado sin límites por mujeres libres. Libres de la dictadura de la moda, de las tendencias musicales, de los salones de belleza, de las esclavitudes de las dietas, del relumbrón del título académico, y de los afectos exclusivos y excluyentes. Y despojadas de todo lo que otros ansían; viven felices y contentas, confiadas en Dios y obedientes a la Iglesia en una Comunidad de Hermanas que les permite amar sin medida a Cristo y ofrecerle su vida por toda la humanidad. “En el corazón de madre de la Iglesia, ellas son el Amor” (Santa Teresita).

Si algún día tienes la suerte de participar en la liturgia monacal, o de escuchar sus canciones y relatos vocacionales en el locutorio del convento; descubrirás a un grupo de mujeres felices por haber descubierto la llamada de Dios a través de instrumentos humanos, y por estar colocadas en el sitio que la Trinidad quiso para ellas a fin de que sean en este mundo, Iglesia viva, plegaria continua, salmodia armoniosa y reflejo de la liturgia celestial. Acude allí, y lo veras.


Antonio Adeliño Vélez.



Volver a: ¡Mas de cien monjas en la Aguilera!