Por José Mateos Mariscal | 12 Julio, 2021 a las 6:57 - Escrito en Opinión

Jose Mateos Mariscal. Quiero compartir contigo la experiencia que tengo viviendo en otro país, en mi caso, Alemania.

Salir de tu zona de confort no es para nada fácil, siempre te enfrentas a muchas dudas y “peros” que hacen que todo ese impulso que tenias de vivir una nueva experiencia se vea opacado por el miedo a lo desconocido. No esta mal sentirnos inseguros cuando nos vemos frente a una decisión de esta magnitud, pero luego dirás “valió la pena”.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (4 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

En otro país… y aunque debo decir que no fue una tarea fácil dejar mis costumbres, mi vida y mi familia, sabía que era la mejor oportunidad para mi formación profesional. Así pues, emprendí mi proyecto en Alemania específicamente en Wuppertal. Debo admitir que al principio tenia muchos prejuicios, solo pensaba en la imagen típica. Mi primer choque fue el hecho de vivir solo realmente estaba por mi cuenta, era responsable de preparar mi comida, de buscar mis propias cosas, de ser independiente.

Sin embargo, esto me ayudo a abrirme mas a las cosas, a tener una percepción diferente y entender que no todo es tan fácil como en casa, y me enseñó a valorar todo lo que mis padres hacían por mí. Sin contar el hecho de estar solo, me di cuenta de que ¡Comenzar a trabajar en otro país es cosa de otro mundo!. Tus compañeros de trabajo no van a hablar tu lengua, ni van a entender en principio tus comentarios, y lo primero que harás en el primer día será sentarte en frente de tu mesa y pensar. ¿Qué hice?… ¡Pero no te preocupes!, con el pasar de los días todo mejora, comienzas a entender tus funciones, a desenvolverte y animarte a dar lo mejor de ti porque confiaron en tus capacidades y en lo que has aprendido. Te vuelves íntimo de tus compañeros y ¡hasta terminan haciendo planes de viernes!.

Todo es cuestión de adaptarse y tener una mente abierta al cambio. Todas estas situaciones me forzaron a volverme mucho mas seguro de mi mismo y afrontar las “dificultades” con mucha más facilidad. Mientras más pasaba el tiempo iba descubriendo que estaba en una de las mejores etapas de mi vida. Aumenté exponencialmente mi círculo de amigos, y lo mejor de todas partes del mundo.

Continuar leyendo …

Por José Mateos Mariscal | 6 Julio, 2021 a las 7:24 - Escrito en Opinión

Jose Mateos Mariscal. Una de las frases más populares (y virales) del escritor alemán Hermann Hesse es su corta pero profunda “siempre gana quien sabe amar”.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (6 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Los escépticos podrían pensar de ella que es banal y que se queda en la superficie, pues el amor tiene muchas aristas, pero cierto es que algunas de las historias más bonitas y recordadas de todos los tiempos tienen como ingrediente principal el amor entre migrantes en Alemania. Jose Maria es representativo de esas palabras de Hesse, que aún nos emocionan tanto como las historias de inmigración en Alemania.

Triste carta de amor de Jose Maria a su mujer en Salamanca (España)

Mi único amor, hoy quiero que sepas cuánto te extraño. La distancia que nos separa no puede ser mayor que el amor que nos une. Sin embargo, a veces siento que estoy desapareciendo porque no estoy a tu lado. El día que me fui te dejé todas mis raíces; mis mejores sentimientos y emociones; mis sueños; el calor de tu cuerpo y el amor indescriptible que sentimos el uno por el otro; y que todavía siento como una llama viva en mi corazón. Desde que me fui, no ha pasado un solo momento en el que no piense en ti; en el que no recuerde lo feliz que estoy a tu lado; y lo seguro y protegido que me siento en tus brazos. Debo agradecer a esta experiencia de migrante por enseñarme a valorar tu amor incondicional y todo lo que has hecho por mí. Ahora veo más de tus virtudes y menos de tus defectos. No sufro por tonterías a las que solía dar mucha importancia. Gracias mi dulce y tierno amor por esperarme.

Continuar leyendo …

Por José Mateos Mariscal | 28 Junio, 2021 a las 8:07 - Escrito en Opinión

Jose Mateos Mariscal. Hijos de inmigrantes nacidos en Alemania forman la llamada generación, bien integrada y que aporta diversidad a un país históricamente homogéneo.

Testimonios de hijos de inmigrantes en Alemania. Leandro Mateos y Yhasmin Hernández.

jose mateos mariscal arandahoy1 Un Español en Alemania: Yo también soy Español

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (3 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Ser español en Alemania ya no es lo que era. La respuesta estereotipada -blanco, católico y bajito- es cada vez menos realista. Era válida no hace tanto: Alemania, país emigrante en casi toda su Historia, albergó siempre una sociedad homogénea, poco habituada a lo diferente. Cuando lo diferente llegó, se les identificó sin rodeos: inmigrantes. Llegaron de forma masiva y en un período de tiempo mucho menor que en otros países europeos. Se asentaron, se incorporaron al mundo laboral y tuvieron hijos. Hijos Alemanes de Origen español.

En Alemania nuestro entorno, existen ya terceras y cuartas generaciones de inmigrantes. Los chicos y chicas de origen español de familia inmigrante que hoy recorren la veintena, son la punta de lanza de un nuevo paisaje social, mucho más variado y diverso. Asoman ya en casi todos los segmentos y sectores de la sociedad Alemana y están poniendo patas arriba el concepto de ser español en Alemania. “Existe todavía una idea preconcebida de lo que es ser español. Y se fomenta. Ser español es ser moreno, educado, de clase media y que te guste la paella y el fútbol; que por cierto, me gustan” opina Leandro Mateos.

“Existen dos Españas en Alemania: una sería la de los mayores de 60 años, a quien les cuesta ver a los hijos de inmigrantes como españoles y otra la de menores de 40, quienes lo ven con mayor normalidad. No hay unos criterios muy fuertes de cómo ser español”, dice Yhasmin Hernández.

Continuar leyendo …

Por Redacción | 23 Junio, 2021 a las 7:51 - Escrito en Es Noticia, Opinión

Javier Marqués. Fue un 26 de marzo de 2019. El voto de 348 diputados del Parlamento Europeo, daba luz verde al mayor tijeretazo en nuestros Derechos como Internautas desde que se cargaron al pobre Napster. Como un buen Ribera, aquella nefasta Directiva 2019/790, maduró en barrica hasta que, en éstos días, ha visto la luz, llevándose por delante gran parte de nuestros Derechos, de nuestra Cultura y de nuestro Patrimonio Digital.

Ésta es Izar, mi perra, y es lo único que se me ha ocurrido poner para no saltarme el Copyright

Ésta es Izar, mi perra (no tiene Derechos de Autor... ni cordura), y es lo único que se me ha ocurrido poner para no saltarme algún Copyright

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (13 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Efectivamente; desde el 7 de junio del 2021, los Estados Miembros deben “transponer” (…. vamos, que nos la “calzan” porque así lo manda Europa) una normativa que limita lo que podemos publicar, ver y compartir en Internet. Y lo peor de todo es que no son aquellos 348 iluminados quienes lo deciden, sino unas “Inteligencias Artificiales” de las que sólo sabemos una cosa: que tarde ó temprano a todos los que publicamos contenidos ó promovemos Cultura… nos van a dar “pal pelo”.

De hecho ya hay numerosas páginas que han dejado de dar servicio ó suministrar contenidos si te conectas desde Europa. Y éste es sólo el primer paso.

Habrá quien piense que todo esto que afirmo es fruto del vermú mañanero, pero no; lamentablemente surge del concepto de “Transformación Digital” que tienen algunos de nuestros políticos. “Directiva Europea del Copyright“, lo llaman….

Al Ministerio de Cultura de España (…muy elocuente el hecho de que no fuera el de Tecnología), la situación le planteó unas más que lógicas dudas por lo que en noviembre de 2019 (tardaron sus 8 meses, casi como un parto, pero finalmente reaccionaron) decidieron abrir una “Consulta Pública” para ver cómo lidiaban con semejante morlaco. Jamás supimos quienes participaron en el plebiscito, ni qué surgió de tal iniciativa. Tan sólo que la temida transposición de la Directiva, a día de hoy, no se ha producido en España… y que si ésas orwellianas inteligencias artificiales no lo impiden, aún tenemos tiempo, en éstas tierras, para poner en éste desaguisado… algo de sentido común.

¿Y a mí cómo me afecta?

Pongamos un ejemplo; salvo que seas Superman ó un Dron con motorcillos, sólo hay un par de planos que permiten fotografiar a nuestra Iglesia de Santa María en todo su esplendor (yo recomiendo apoyarse en el canalón que está al lado de la óptica). Si llevas ésa estampa tan currada a tu blog, web ó similar… y resulta que alguien ha registrado una foto parecida bajo Copyright, los temibles robocitos inquisitoriales convertirán tu flamante página en un “Error 404″ en cuestión de minutos. Y espérate no te venga luego la correspondiente leche económica (con perdón…), que eso no nos lo dejan claro, pero lo damos por hecho.

Continuar leyendo …