Desde esta pagina podes Compartir y guardar 123 licencias para el juego de las chapas durante la Semana Santa en tu Marcador Social Preferido, o enviarlo por E-mail a tus Contactos.

Marcadores Sociales

E-mail

Enviar por Correo
Marzo 28, 2018

123 licencias para el juego de las chapas durante la Semana Santa

Escrito en: Cultura

Redacción. La Junta de Castilla y León ha concedido un total de 123 licencias del juego de las chapas para su celebración durante la Semana Santa.

Las provincias con mayor número de autorizaciones en establecimientos han sido León, con 40, Valladolid, con 38, y Palencia, con 31, seguidas de Burgos, con siete, Segovia, con cuatro, y Zamora, con tres.

Los soldados se juegan la Túnica a cara o cruz

Los soldados se juegan la Túnica a cara o cruz

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (11 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Numerosas localidades de Castilla y León, en estos días de la Semana Santa, recuperan, principalmente, el Jueves y el Viernes Santo, el tradicional juego de las chapas.

En Aranda de Duero, dos han sido los establecimientos que han solicitado el permiso para su inscripción en el Registro de Juegos y Apuestas de Castilla y León, durante todos o alguno de los días en que está permitida su práctica en locales cerrados. Los establecimientos son; El Bar Mejillón en Calle Santiago y el Bar Aratsa 70, en Avda Castilla.

Juego de las Chapas

Esta tradición rememora el momento en el que los soldados romanos se jugaron la Túnica Sagrada de Jesucristo a cara o cruz.

Tradicionalmente las monedas utilizadas para el juego deben ser dos perras gordas (moneda de 10 céntimos de Alfonso XIII). La cara es la original de las monedas, pero en el reverso se ha trazado un aspa roja o lis.

Este juego es muy popular en estas fechas en toda Castilla y León, existiendo diferentes variantes dependiendo de la localidad.

Para quien no lo conozca, las Chapas es un juego de azar en el que se apuesta dinero a la posibilidad de que salga cara o cruz.

Importante la labor del baratero, ya que es la persona encargada de animar las apuestas, llevar el orden y pago de las mismas, recibiendo a cambio un porcentaje del dinero apostado.

Los apostantes se reúnen en círculo, estando el baratero en el centro. Las apuestas se hacen a caras o a lises.

Para saber quien inicia el juego, el baratero lanza las monedas al aire. Lo inician los apostantes cuyo resultado les sea favorable (cara o lis).

Las chapas se colocan lis con lis y se lanzan al aire las monedas, lo más vertical y horizontalmente posible. Si al caer al suelo, salen caras, ganan los que hayan apostado a caras, si salen lises, los que hayan apostado a lises. Si caen cara y lis, no gana nadie y se repite la jugada.

Puede ocurrir que, estando las monedas en el aire, algún apostante quiera anular la tirada, entonces dice barajo y el baratero anula la apuesta de este jugador.

El jugador que inicia la jugada, si acierta en su apuesta, sigue lanzando las chapas hasta que falle, pasando, entonces, el turno a otro apostante de signo distinto. No hay límite de dinero ni de tiempo.



Volver a: 123 licencias para el juego de las chapas durante la Semana Santa