Desde esta pagina podes Compartir y guardar Recetas: Granizado de sandia y limón en tu Marcador Social Preferido, o enviarlo por E-mail a tus Contactos.

Marcadores Sociales

E-mail

Enviar por Correo
Agosto 30, 2012

Recetas: Granizado de sandia y limón

Escrito en: ► Recetas ◄

Chef Jorge Romero. Este tipo de helados de agua se consumen en estado semisólido, su aspecto es granulado y tienen un sabor intenso de zumos de frutas, fruta licuada, licores o infusiones.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (5 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Los granizados son, junto con los sorbetes, una de las bebidas que más se consumen durante los meses de verano, cuando aprietan las temperaturas y apetece tomar algo frío. Y es que, además de refrescantes, los granizados son fáciles de preparar, y en casa podemos elaborarlos en un momento y tomarlos a media tarde, en el postre o como refresco a cualquier hora del día.

Los granizados son preparaciones heladas montadas sobre la base de un almíbar al que se añade zumo de frutas, licores o vinos como el cava o purés de frutas. Debe su nombre a su aspecto de helado, granulado y además aromatizado con distintos tipos de frutas. Pese a que el limón suele ser el ingrediente más empleado, pueden utilizarse otros alimentos que no sean frutas pero que también permiten obtener refrescantes granizados de café, piña y canela, pera, frambuesas, plátano o de vino tinto con menta.

Con heladora

Para realizar los granizados de frutas en primer lugar licuamos la fruta lavada o hacemos el zumo o la infusión y preparamos un almíbar a punto de hebra floja. En este caso, el punto de hebra floja se hace cociendo el azúcar y el agua, con una densidad de 30ºC. Se consigue cuando, al mojar los dedos en el almíbar y separarlos, se forma un hilillo que se rompe cuando tiene un centímetro de longitud. Para elaborar granizados utilizaremos la mitad del peso de la fruta y poca agua.

Añadimos el zumo y la fruta licuada o, en su caso, el vino o licor. Enfriamos y lo introducimos en una heladora que mueva el líquido mientras se congela, lo que permite que quede congelado de forma más uniforme y rápida. El siguiente paso es meterlo en el congelador y, con un tenedor, romper la crema helada para que coja la forma de granulado.

Fruta triturada

Si no tenemos una heladora, hay que meter el líquido en el congelador en un recipiente no muy profundo y batirlo con las varillas eléctricas de vez en cuando mientras se está congelando. Si hacemos poca cantidad podemos meter el granizado en el congelador, en una coctelera, y agitar cada media hora.

Otra forma muy sencilla de hacer un granizado es mezclar un zumo de fruta, una infusión o un simple café, añadirle un poco de azúcar, mezclar con una gran cantidad de hielos y triturar en una batidora con vaso hasta conseguir una mezcla granulada, helada y con el sabor elegido. Esta última fórmula tiende a quedar un poco más insípida y aguada a medida que se deshace, pero es la más rápida.

Granizado de Sandia y Limón

Ingredientes (4 personas)
800 g de sandía sin pepitas
1 limón
Una jarra con hielo

Elaboración:
Pelamos la sandía y la cortamos en trozos pequeños. Licuamos la sandía en la licuadora o en una batidora con un poco de agua y el limón. Ponemos los cubitos de hielo en una jarra, añadimos el zumo de sandía y limón, o bien añadimos los cubitos a la batidora y trituramos. Introducimos en el congelador durante 1 hora, removiendo de vez en cuando hasta que se cristalice ligeramente. Servimos de inmediato el zumo granizado, con el hielo triturado formando todo un conjunto.



Volver a: Recetas: Granizado de sandia y limón