Gloria Soto. El 3 de enero de 2021, el republicano, Ted Cruz, primer senador hispano-americano por Texas, informó en el programa “Sunday Morning Futures” de la cadena Fox, que encabezaría un grupo de 11 senadores para oponerse a la certificación de Joe Biden, el 6 de enero. Afirmó tener como precedente, el caso Hayes/ Tilden de 1876. En aquella ocasión, se alegaron serios rumores de fraude en Florida, Luisiana y Carolina del Sur, y los congresistas, a diferencia de lo que sucede ahora, no ignoraron las acusaciones; al contrario, crearon una Comisión llamada “Comisión Electoral” compuesta por 5 congresistas, 5 senadores y 5 miembros del Tribunal Supremo para examinar los votos, las evidencias y resolver, dijo Cruz. “Mi intención es proponer una Comisión similar bipartita y resolver en 10 días, antes de la toma de posesión. Así se restaurará la confianza en el proceso democrático y se dará respuesta a ese 39% de ciudadanos, un 17% de ellos, demócratas que cree que ha habido fraude en las elecciones”, aseguró.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (7 votos, media: 4.43 de 5)
Loading ... Loading ...

Cruz, experto constitucionalista, explicó que si la Comisión encuentra un fraude sustancial y significativo para afectar los resultados en un Estado concreto, la Constitución establece que los votos nulos no se cuenten y atribuye la responsabilidad del conteo al Vicepresidente, y a las dos Cámaras. A consecuencia de las elecciones de 1876, en 1887 se aprobó “The Electoral Count Act”, una ley que establece el procedimiento para formular objeciones, si los votos no se han emitido de forma regular y los Estados han permitido el fraude y violado la Ley, refirió. El senador lamentó que por defender esta postura, algunos demócratas le habían insultado y acusado de sedición y traición.

Por su parte, Jim Jordan, congresista por Ohio, explicó que, 100 congresistas impugnarían junto a los 11 senadores, basando su oposición en la vulneración del artículo 1, sección 4 de la Constitución: “Los lugares, fechas y modo de celebrar las elecciones para Senadores y Representantes se prescribirán en cada Estado por la legislatura respectiva, pero el Congreso podrá formular o alterar dichas reglas, en cualquier momento, por medio de una ley, excepto en lo que se refiere a los lugares de elecciones de los Senadores”. Según relató, en Pensilvania se había violado la ley en municipios demócratas, al haber sido modificada por el Secretario de Estado, cuando es función de las Cámaras. Jordan recordó que la Constitución indica que, si ningún candidato obtiene 270 certificaciones, se votará por delegación en un debate en el Congreso. En el mismo sentido, Mo Brooks, congresista por Alabama afirmó que si un jurado independiente pudiera examinar el asunto, no habría duda que un 99 por ciento decidiría que había habido fraude electoral, y que el objetaría a los Estados de Michigan, Wisconsin, Pensilvania, Georgina, Arizona y Nevada, pues entendía que habían violado la Constitución, los Estatutos Federales y los Estatutos de los Estados.

Paralelamente, se había venido anunciando que una marcha a favor de Trump y en protesta por el fraude electoral, llegaría hasta Washington el día 6. Los descontentos y rumores acerca de los resultados sonaban cada vez más fuertes, a pesar de que los medios de prensa no se hacían eco alguno, salvo para desacreditar a Trump, en la línea de desprestigio, seguida contra el mandatario durante sus cuatro años de presidencia.

La Cámara del Congreso y del Senado de los Estados Unidos se reunió el día 6 de enero, a las 11 de la mañana, según lo previsto. La sesión inaugurada por el Vicepresidente, Mike Pence seguía su curso reglamentario, y en salas separadas congresistas y senadores debatían sus apoyos u objeciones a las certificaciones de los Estados.

En el senado, el líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, se mostró a favor del resultado certificado por los Estados, indicando que no era función de la Cámara alterarlo, como, lamentablemente, los demócratas intentaban cada vez que perdían y así había sucedido en 2000, 2004 y 2016. Le siguió, el líder de la minoría demócrata, Chuck Schumer, que solicitó la confirmación de los votos. Ted Cruz, que postuló contra Trump en 2016 para la presidencia, realizó una apasionada objeción conforme a lo que había anunciado que terminó asegurando que un examen sobre las acusaciones de fraude fortalecería el sistema democrático.

En el Congreso, Jim Jordan, solicitó una investigación, lamentando que la única preocupación de los demócratas fuera evitar la presidencia de Trump. Para ilustrar sus palabras hizo un recorrido que remontó a 2016, cuando Jim Comey, responsable del FBI, abrió una investigación contra Trump, antes de ser elegido, sin encontrar nada. Continuó recordando la investigación Muller, en mayo de 2017, sobre el caso “Russia collusion”, en el que se emplearon a 19 abogados y 40 agentes, costando 40 millones de dólares a los contribuyentes para nada, lamento. “Después, hicieron el impeachment, basado en acusaciones anónimas, y tampoco prosperó. Entonces, cambiaron la Ley”, dijo Jordan. El congresista expuso que, la ley de Arizona establece que los votantes se deben registrar como máximo el día 5 de octubre, pero los demócratas fueron a los tribunales, y un juez elegido por Obama, acordó extender el término 18 días más, sin debate en la cámara. En Pensilvania, la ley prevé que los votos por correo admitidos, tengan como límite, el día electoral, a las 8 de la noche; pero la corte suprema del Estado extendió el término, afirmando que, el límite no era el martes electoral, sino el viernes, de esa semana, extendiendo tres días más el voto, continuó. Asimismo, relató que la ley indica que los votos por correo requieren que se verifique la firma, pero el secretario de Estado, dijo que no era necesario. Este modelo de incumplimiento, se ha seguido, también, en Georgia, Michigan, Pensilvania Nevada y Wisconsin, y muchos miembros de la Cámaras dicen: “no importa, déjalo estar” afirmó. Tenemos la autoridad que los fundadores nos dieron para cumplir nuestra obligación y por eso, objeto Arizona”, terminó.

Le replicó Adam Schiff: “El 3 de noviembre la gente eligió a Joe Biden en una histórica votación, atacada durante meses y meses por rumores de fraude. Estamos en una casa en la que antes estuvieron gigantes, no la empequeñezcamos”. Schiff recalcó que, el debate solo era entre un grupo de republicanos y los demás, que eran una nación de ley, y no de individuos, y mucho menos de uno solo. El demócrata aludió al primer traspaso de poderes entre John Adams y Jefferson, y, a como, Adams que había perdido por una escasa minoría, no acudió a la ceremonia, pero hizo lo que los lideres hacen cuando pierden, irse a casa.

Andy Biggs, congresista republicano por Arizona indicó que la izquierda y los medios habían suprimido el debate sobre las elecciones y que el tribunal de Arizona había cambiado la ley, no los legisladores, y la corte de apelación había confirmado la reforma, y como consecuencia muchos votos ilegales habían sido contabilizados y lo demostraba con las pruebas que aportaba. Le replicó Jamie Ruskin por Maryland, recordándole que, habían perdido todos los casos y no había base para justificar la oposición. “La Enmienda 12 nos obliga a contar los votos. Biden ha tenido 80 millones, 7 más que Trump, siendo el candidato más votado de toda la historia de los Estados Unidos. Nuestro Departamento de Seguridad Nacional ha calificado las elecciones como las más seguras de toda la historia y todas las alegaciones de fraude y corrupción han sido rechazadas” aseveró Ruskin.

Joe Bieber, republicano por Colorado, se unió a las objeciones, recordando que Arizona había cambiado la Ley y debido a ello, 30.000 votos ilegales se habían aceptado. El demócrata, Joe Neguse, también por Colorado contestó que no estaban para sustituir la ley, sino para contar los votos.

Mike Johnson, republicano por Luisiana indicó que era cierto que la Enmienda 12 indicaba que tenían que certificar los votos, pero que si, los votos se habían emitido vulnerando el procedimiento legal, tenían que examinar el caso, conforme a lo dispuesto en el art. 2, sección 1 de la Constitución. Le replicó Raúl Grijalva, demócrata por Arizona: “No aceptar los resultados es crear una amenaza y promover la sospecha perjudica la democracia.”

Mo Brooks, republicano por Alabama presentó numerosas evidencias de la comisión de fraude, para avalar sus argumentos sobre el voto ilegal de los no nacionales, al tiempo que recordó que Joe Biden en mayo de 1993 había votado a favor del Acta Nacional que considera ilegal requerir prueba de la nacionalidad, cuando los extranjeros intentan registrarse para votar. Paul Gosar, congresista republicano por Arizona, acusó a la plataforma Dominium de haber alterado los resultados de las votaciones.

La sesión transcurría con normalidad y los representantes de la soberanía nacional ejercían sus funciones conforme a la legalidad. Lamentablemente, como hemos podido ver, un grupo de personas que se encontraban en la marcha en favor de Trump, asaltó el Capitolio. Una situación de pánico e inseguridad obligó a la suspensión de las sesiones y a la intervención de las fuerzas del orden público para controlar la situación. A consecuencia de este gravísimo ataque al sistema democrático, que nunca debería haberse producido, 4 personas resultaron muertas y hubo numerosos heridos. Los hechos se encuentran en investigación para depurar todas las responsabilidades.

Los actos violentos deben ser condenados todos, vengan del lado que vengan, sin admitirse las justificaciones o fisuras, que han llevado a blanquear actos vandálicos y criminales o, a utilizar doble rasero en función de los autores y sus causas. La Ley debe aplicarse igual para todos y en los Estados de Derecho solo cabe el respeto a las instituciones y a los órganos legítimamente elegidos.

El presidente Trump que se había reunido a las 11 de la mañana con los manifestantes, emitió en Twitter un comunicado a las 15:13 pm solicitando a la gente que estaba dentro del Capitolio que permanecieran en paz y sin violencia y les recordó que ellos eran el partido de la Ley. Al día siguiente compareció ante los medios condenando los hechos violentos y solicitando la aplicación de la Ley para los responsables. Su conducta en relación a los hechos ha sido puesta en tela de juicio y Nancy Pelosi ha propuesto su impeachment si, no dimite de forma inmediata.

Ese mismo día, Twitter, Google y Facebook suspendió a Trump de sus plataformas de comunicación.

Por su parte, el presidente electo, Joe Biden, compareció ante los medios y solicitó a Trump que realizara un comunicado en televisión solicitando el cese inmediato de la violencia. Biden dijo que los hechos no constituían una protesta sino una insurrección, y que había llegado el momento de restaurar la democracia, la decencia, el honor y el respeto al Estado de Derecho. “Hoy, somos conscientes de la fragilidad de la democracia y de la necesidad de preservar la misma. Pensar lo que nuestros niños y el resto del mundo pensará cuando vean los sucesos en televisión”, dijo.

Después de varias horas, las Cámaras pudieron reanudar su sesión. Mike Pence condenó los sucesos de forma tajante, al igual que el resto de miembros. Seguidamente, certificó los resultados, ya que los senadores y congresistas decidieron retirar las objeciones, ante la gravedad de los hechos.

El Vicepresidente certificó que Joseph R. Biden, por el Estado de Delaware había obtenido 306 votos y Donald J. Trump por el de Florida, 232. Kamala Harris, por California y Mike Pence por Indiana consiguieron los mismos resultados respectivamente. Los candidatos electos tomarán posesión el próximo día 20 de enero. Y así concluyó la 117 Sesión del Congreso de los Estados Unidos.


Este articulo fue publicado el 11 Enero 11Europe/Madrid 2021 a las 9:41 am y esta archivado en Es Noticia. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

2 Comentarios

  1. Enero 11, 2021 @ 5:41 pm


    Algo no. Mucho huela a podrido, en el sistema electoral de USA. Y los de izquierdas, no tienen intención de arreglarlo. Se mueven bien en ese ambiente.

    Escrito por Fermín
  2. Enero 12, 2021 @ 6:51 am


    Por fin ; un relato de hechos preclaro e impecable
    Nuestra querida paisana Gloria Soto nos muestra lo que es ser un verdadero periodista,
    informando sobre hechos probados. Dejando a los lectores la responsabilidad de comprender
    Y pensar por si mismos si es que aún poseemos es capacidad
    de discernimiento que significa “libertad de expresión ”
    El bombardeo monotematico de los medios tergiversando , descalificando
    e incluso descalificando cualquier voz con sentido común.
    Gloria con su voluntad ,valentía y coraje me hace sentir esperanza y confianza
    en que como decimos cuando éramos pequeños : ” La VERDAD SIEMPRE CANTA ”
    Gracias Gloria por tu relato de los hechos con un enfoque tan valioso para las generaciones venideras.

    Escrito por Aurora Calvo

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.