Por Antonio Adeliño Vélez | Febrero 4, 2011 - 10:56 am - Publicado en Es Noticia

Antonio Adeliño Vélez. El 5 de diciembre de 2010 conmemorábamos el día internacional del voluntariado, y todo el año 2011 celebraremos el año europeo del voluntariado. Un año dedicado a reconocer el trabajo de muchas personas anónimas, jóvenes y mayores, que emplean su tiempo en una actividad sin esperar una compensación económica por ello.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (9 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Seguramente todos conocemos algún voluntario, ya sea de Cruz Roja, Cáritas o de las Asociaciones de Vecinos; pero no son muchos los que se ofrecen como tal, ya que en ocasiones vemos a los mismos en distintos sitios, con lo que no son tantos los que creen que el gesto solidario vale más que el codiciado dinero, aunque haya multitud que lo piense.

Fotografía: Merche Abad

Fotografía: Merche Abad

El voluntario es un personaje solidario y altruista que se compromete a transformar con su ayuda desinteresada y en la medida de sus posibilidades, las carencias o injusticias del mundo que les rodea; ya sea en el barrio donde reside o en países lejanos.

El voluntariado es un medio para dar respuesta a ciertas necesidades o problemas que los poderes públicos, no han querido o no han podido solucionar. Por tanto su acción, está orientada a mejorar la vida colectiva, aunque en muchas ocasiones haya que remediar carencias individuales.

Para que esta tarea sea más eficaz, el voluntario se inserta en una organización donde suma sus esfuerzos a los de otros, para alcanzar los fines previstos. La improvisación y la espontaneidad, con ser buenas, no resultan eficaces a largo plazo. De ahí que la acción del voluntario debe estar coordinada y organizada sistemáticamente, pues de lo contrario los esfuerzos resultarán baldíos.

Todas las organizaciones se nutren de estos agentes sociales que vienen a ser los brazos de una multitud de socios que contribuyen con sus aportaciones económicas a mantener la esperanza de que un mundo mejor es posible. Sin el respaldo de los socios la labor de los voluntarios quedaría muy limitada, y sin estos últimos quedaría sin efecto la generosidad de los primeros.

Vaya pues nuestro reconocimiento y agradecimientos a esos soñadores de utopías, que han hecho de la solidaridad un estilo de vida y que dedican tiempo y esfuerzo a procurar un poco de humanidad, en un mundo plagado de egoísmos e injusticias. Es indudable que cuentan con nuestro aliento y el de mucha gente, aunque lo que más necesiten sea el apoyo de los poderes públicos.


Este articulo fue publicado el 4 Febrero 04Europe/Madrid 2011 a las 10:56 am y esta archivado en Es Noticia. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.