Por Jorge Romero | Febrero 23, 2016 - 10:31 am - Publicado en ► Sabores ◄

Membrillo

Membrillo

Chef Jorge Romero. Las frutas constituyen un grupo de alimentos indispensable para nuestra salud y bienestar, especialmente por su aporte de fibra, vitaminas y minerales y sustancias de acción antioxidante (vitamina C, Vitamina E, beta-caroteno, licopeno, luteína, flavonoides, antocianinas, etc.). Junto con verduras y hortalizas, son casi fuente exclusiva de vitamina C.

Lima, Limón, Naranja, Pomelo...

Lima, Limón, Naranja, Pomelo...

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (8 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Las frutas de mayor demanda, según datos recientes, son la naranja, seguida por la manzana, el plátano, el melón, la pera, la mandarina y la sandía. Cabe resaltar el aumento que ha experimentado en los últimos años el consumo de frutas exóticas.

Actualmente es posible disponer de la mayoría de las frutas en cualquier época del año. Aún así, es mejor adquirir en cada momento las frutas propias de esa estación. Así, en primavera y verano se pueden comprar en el mercado las más refrescantes y ricas en agua como la fresa, la sandía o el melón.

En otoño, aparecen frutas más energéticas y ricas en azúcares como la uva, aumentando en invierno la oferta de frutas cítricas como las naranjas, ricas en vitamina C.

Frutas de febrero

Lima. Se emplean fundamentalmente para aderezar o realizar el sabor de otras frutas o platos y preparaciones culinarias. Es frecuente utilizar su jugo para elaborar bebidas refrescantes o su pulpa en la confección de diferentes productos como mermelada o jalea.

Granizado de limón o lima y melocotón Ingredientes: 4 limones o limas, 250 gramos de melocotón, 1 litro de agua, 200 gramos de azúcar y hielo picado. Elaboración: Hacer un zumo con el limón o lima y colarlo. Limpiar y trocear los melocotones y licuarlos. Mezclar el zumo de limón, el jugo de melocotón, el agua y el azúcar. Picar el hielo en la batidora y llenar la mitad de un vaso. Añadir la mezcla anterior y remover con una cuchara. Introducir una pajita y servir.

Mandarina. Las mandarinas, por su sabor agridulce resultan muy refrescantes y apetitosas si se consumen al natural como fruta fresca o en forma de zumos. Los gajos se utilizan habitualmente en repostería como ingrediente decorativo de tartas y pasteles. También se usa esta fruta para confeccionar sorbetes, helados, mermeladas y licores.

Sorbete de naranja

Sorbete de naranja

Sorbete de mandarina Ingredientes: 16 mandarinas, 300 gr. de azúcar, un botellín de agua mineral con gas, una lima o medio limón y una clara de huevo. Elaboración: Pelar las mandarinas y el limón o la lima. Poner el azúcar en una cazuela y añadir la mitad del agua con gas de la botella. Remover de vez en cuando para que el azúcar se funda por igual y se forme un almíbar. Apagar el fuego cuando rompa a hervir el azúcar y dejar que se enfríe. Triturar las mandarinas y la lima o el medio limón con una licuadora o con ayuda de una batidora. Verter el zumo resultante sobre el almíbar frío e introducir en una jarra en la nevera. Una vez frío, meter en el congelador. Cuando tenga textura de granizado, mezclar un poco del sorbete con la clara de huevo a punto de nieve. Revolver todo de nuevo con el sorbete para que quede cremoso. Añadir el resto de la botella de agua con gas e introducir en el congelador hasta que quede granizado. Servir en copas o vasos altos acompañando de unas pajitas decoradas.

Manzana. Las manzanas se suelen consumir crudas como fruta de mesa o como ingrediente de ensaladas, también en salsas y guisos aunque sus principales aplicaciones son en compotas, dulces, tartas, pasteles, gelatinas, mermeladas y zumos. Las manzanas crudas cortadas en rodajas o picadas aportan una textura fresca y crujiente a las ensaladas; la famosa ensalada Waldorf consiste en dados de apio, manzana y nueces troceadas aliñados con mayonesa.

Ensalada de col manzana y yogurt

Ensalada de col manzana y yogurt

Ensalada de col y manzana Ingredientes: una col fresca (o media dependiendo del tamaño), 2-3 manzanas ácidas (de tamaño mediano), 3 yogures naturales, unas ramitas de cebollino, aceite de oliva, y vinagre de manzana y sal. Elaboración: Picar la col en tiras finas. Pelar la manzana y trocearla en cubitos medianos. Mezclar la col y la manzana y condimentarla con la vinagreta en una ensaladera. Distribuir la mezcla en pequeñas tazas y salsear con el yogur natural por encima. Decorar con unas ramitas de cebollino picado.

Membrillo. La manera tradicional de consumir los membrillos es en forma de dulce, mermeladas, confituras o jaleas; aunque también se utiliza para prepara gelatinas y pasta de frutas. Unas rodajas de membrillo añadidas a una empanada o tarta de manzana les proporcionan un sabor delicioso.

Membrillos al vino dulce Ingredientes: 4 membrillos, 150 gramos de azúcar, 40 gramos de mantequilla y 1 vaso de vino de moscatel. Elaboración: Cortar por la mitad y descorazonar los membrillos con la precaución de no romper la fruta. Untar las mitades con mantequilla. Espolvorear con azúcar y colocar las mitades en el horno precalentado a temperatura moderada (160-180ºC). A medida que se van cociendo la pulpa se ablanda. Cuando estén a medio hacer, regar los membrillos con el vino moscatel y dejar en el horno hasta que terminen de cocinarse. Servir a la mesa templados.

Pera. Para aprovechar al máximo sus cualidades nutritivas, se debe consumir fresca. También es un ingrediente muy apreciado para la elaboración de compotas, zumos y néctares, etc.

Batido Canario Ingredientes: 4 peras, 4 plátanos, un vaso de leche de almendras (o de leche evaporada y azúcar). Elaboración: Licuar las peras y verter el zumo en el vaso de la batidora. Añadir los plátanos y la leche. Batir unos instantes y servir en el momento.

Piña. Se consume generalmente fresca, sola o en macedonia, así como formando parte de diferentes postres y preparaciones, en zumo o en almíbar. El cerdo o el pato, por ejemplo, de fuerte sabor, congenian perfectamente con la piña. En cuanto a la piña baby, se recomienda consumirla al natural y emplearla hueca, como recipiente para servir preparaciones rellenas de verduras con jamón o marisco, o de macedonia con una bola de helado, etc.

Piñas rellenas Ingredientes: 4 piñas baby de 600 gramos, 2 papayas, 2 kiwis, 2 granadillas dulces, zumo de limón, azúcar y guindas de colores. Elaboración: Cortar las piñas longitudinalmente por la mitad y retirar cuidadosamente la pulpa. Trocear la pulpa, pelar y trocear las papayas y los kiwis, partir las granadillas y coger su pulpa con ayuda de una cuchara. Rociar todo con el jugo de un limón y añadir azúcar. Repartir la mezcla en las piñas vacías y servir frío. Decorar con las guindas de colores.

Batido de plátano

Batido de plátano

Plátano. Lo habitual es comer el plátano y el bananito como fruta fresca, de postre o ingrediente de batidos, ensaladas… También se emplean con fines culinarios; para elaborar batidos, compotas y multitud de postres. Se puede consumir frito, caramelizado…, y de esta manera puede servir de guarnición de platos tanto de carne como de pescado.

Batido de plátano Ingredientes: 4 plátanos maduros, 4 yogures de limón, el zumo de un limón, azúcar y dos pastillas de chocolate. Elaboración: Trocear los plátanos y rociarlos con el zumo de limón. Añadir el azúcar y los yogures y pasar la batidora hasta que quede homogéneo. Decorar con virutas de chocolate, con ayuda de un cuchillo y guardar en la nevera para servirlo bien frío.

Pomelo. Las dos posibilidades básicas de tomar el pomelo son: entero (a gajos, cortado en rodajas o por la mitad), cubierto ligeramente de miel o azúcar para compensar su acidez y amargor; y en zumo. Ciertas variedades de pomelo se emplean para elaborar mermeladas, jaleas, almíbares y cócteles. Asimismo, resulta un ingrediente sorprendente en macedonias y ensaladas y se puede cocinar para acompañar platos de cerdo, pollo y marisco.

Ensalada de cítricos Ingredientes: Una escarola, 1 pomelo, 2 naranjas, 1 pepino *1 limón, unas ramas de eneldo, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta negra. Elaboración: Pelar las naranjas y el pomelo, separar los gajos y eliminar la piel procurando desperdiciar poco zumo. Colocar en una ensaladera las hojas de la escarola limpia y troceada y disponer encima los gajos de naranja y pomelo. Añadir el eneldo picado fino y el pepino lavado, pelado y cortado en rodajas. Mezclar seis u ocho cucharadas de aceite de oliva con una o dos de zumo de limón, batir y verter el aliño sobre la ensalada. Sazonar con sal y pimienta. Guardar en la nevera hasta el momento de comer.


Este articulo fue publicado el 23 Febrero 23Europe/Madrid 2016 a las 10:31 am y esta archivado en ► Sabores ◄. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.