Por Redacción | Marzo 8, 2015 - 14:44 pm - Publicado en ► Sabores ◄

Fresas

Fresas

Redacción. Las fresas y los fresones son unas de las frutas más apreciadas y evocan el inicio de la primavera, crecen en el fresal, y esta familia incluye más de 2.000 especies de plantas herbáceas, arbustos y árboles distribuidos por las regiones templadas de todo el mundo.

Magdalenas con trozos de fresa

Magdalenas con trozos de fresa

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (4 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Se conocen en el mundo más de 1.000 variedades de fresón, fruto de la gran capacidad de hibridación que tiene esta especie.

En 1714, un ingeniero francés que trabajaba en Chile y Perú observó que la fresa endémica de esa región era más grande que la que se encontraba en Europa. El ingeniero decidió llevarse una muestra para cultivarla en Francia.

El resultado fue un híbrido grande, jugoso y dulce (la fresa de jardín moderna), que se volvió extremadamente popular en Europa.

Origen y variedades

La antepasada de la fresa que se consume en Europa es americana. La fresa que conocemos actualmente fue introducida en Europa por los primeros colonos de Virginia (Estados Unidos). Con la llegada de la fresa de Virginia en el siglo XIX, se obtuvieron nuevas variedades que ganaron en tamaño y perdieron en sabor. Más tarde se realizaron cruces entre ésta y una variedad Chilena, lo que ajustó la balanza, consiguiendo una fresa grande y sabrosa.

En España, la provincia de Huelva es la más especializada en el cultivo de fresas y fresones. Las ventajas de esta zona gozan de reconocimiento mundial. En la actualidad, la producción de fresones onubense representa más del 65% del volumen nacional. La comarca del Maresme, que pertenece a Barcelona, y Valencia y Extremadura son otras regiones nacionales con importantes fresales. Francia y Alemania son los principales clientes y Reino Unido, Bélgica, Holanda, Suiza y Austria demandan también este fresón temprano y de alta calidad. Otros países productores son Italia, Israel y Estados Unidos.

Reina de los valles: es la variedad de fresa predominante en el mercado español. Son frutos diminutos de color rojo blanquecino a rojo brillante, con suculenta pulpa de sabor dulce y aromática.
Camarosa: la variedad de mayor cultivo de fresón. Este fruto grande de origen californiano es muy precoz, de color extremadamente brillante y de buen sabor y firmeza.
Tudla: son fresones grandes, aromáticos, alargados, de color rojo intenso, tanto externa como internamente.
Oso grande: fresón de origen californiano, con el inconveniente de que tiene tendencia al rajado. Es de color rojo anaranjado, con forma de cuña achatada, calibre grueso y buen sabor.
Cartuno: es un fresón de forma cónica perfecta, calibre uniforme y color rojo brillante. Su sabor es azucarado.
Carisma: variedad muy vigorosa de fresón, capaz de adaptarse a todo tipo de suelos y climas. Es de color rojo suave y de gran tamaño.
Irwing: son fresones de forma redondeada, achatada por el pedúnculo y de color rojo mate.
Pájaro: es una variedad que da fresones con forma cónica, firme, de pulpa consistente y color rojo uniforme y brillante. Esta es, posiblemente, la variedad con mejor sabor de todas las comercializadas.
Selva: se consideran los fresones de verano, ya que suelen aparecer en el mercado a mediados de julio y duran hasta finales de septiembre.

Composición de la Fresa

En 100 gramos de fresas (algo más de media taza) encuentras:

Calorías: 35 Kc, Agua: 85% de su composición, Hidratos de carbono: 7 gramos. Fibra: 10 gramos, Potasio: 150 mg, Calcio: 40 mg, Magnesio: 13 mg, Folatos: ( Acido fólico): 69 µg, Vitamina C: 60 mg, Vitamina E: 0,2 mg.

Las fresas son una fuente excelente de vitaminas C y K. Además proveen una buena dosis de fibra, ácido fólico, manganeso y potasio.Contienen cantidades significativas de fitoquímicos, nutrientes que no son esenciales para la vida pero tienen efectos positivos para la salud.

A la hora de comprar y guardar…

Según las variedades, los fresales florecen desde finales del invierno hasta principios del verano, por lo que los frutos maduran durante toda la primavera y bien entrado el verano; desde el mes de marzo hasta julio. Estas frutas desprenden un perfume inconfundible cuando se encuentran en su punto óptimo de consumo que les hacen reconocibles a distancia. El calor, el transporte y la humedad son sus mayores enemigos, deteriorándose con suma facilidad debido a su estructura delicada, tierna y poco consistente.

A la hora de elegir las fresas y fresones, hay que asegurarse de que sean frutas gruesas, brillantes y de apariencia fresca, ya que son alimentos muy delicados y perecederos. No hay que dejarse influir por el hecho de que pesen poco o porque los extremos de sus pedúnculos sean más claros. Deben comprarse con los tallos intactos y no se han de retirar hasta que se hayan lavado para mejorar su conservación.

Se conservan mejor si se guardan en el frigorífico o en un lugar fresco, oscuro y ventilado, lo más esparcidas posible en una fuente o plato llano. En estas condiciones se pueden conservar hasta 4-5 días, si no están muy maduras.

Magdalenas con tropezones de fresa

Ingredientes (6 comensales)
250g harina
150g azúcar ( 100g azúcar blanquilla y 50g de azúcar moreno)
1,5 cucharaditas de levadura
0,5 cucharadita de bicarbonato
0,5 cucharadita de sal
60g leche
60g mantequilla derretida
175g de fresas salteadas (o cualquier fruta o frutos secos)

Elaboración: Se mezcla todo, primero los sólidos, luego los líquidos y por último los tropezones. Y al horno a 180º C aproximadamente 30 min.


Este articulo fue publicado el 8 Marzo 08Europe/Madrid 2015 a las 2:44 pm y esta archivado en ► Sabores ◄. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.