Por Pedro Félix García García | Marzo 31, 2021 - 7:58 am - Publicado en Cultura

Tabernáculo que acoge el Sagrario

Tabernáculo que acoge el Sagrario

Pedro Félix García. En esta segunda Semana Santa tan atípica que estamos viviendo por culpa de la pandemia que nos azota, proponemos, como actividad cultural muy enriquecedora y que una sola vez al año se nos da la oportunidad de poder realizar, la contemplación por dentro y por fuera de la puerta del Sagrario del retablo del altar mayor de la Iglesia de Vadocondes.

Vista general del retablo del altar mayor

Vista general del retablo del altar mayor

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (17 votos, media: 4 de 5)
Loading ... Loading ...

Por fuera podemos contemplar la puerta del Sagrario de la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción de Vadocondes siempre que acudamos a realizar una visita guiada y gratuita al interior del referido templo. Pero, precisamente por tratarse de un templo católico abierto al culto, siempre encontraremos cerrada esa puerta de su Sagrario, como señal de máximo respeto, pues allí se encuentra permanentemente el Santísimo; el cuerpo de Cristo.

Pero ahora y sólo ahora -estos días- podemos ver cómo es por dentro la puerta de ese Sagrario. Y merece la pena. Cada vez que se conmemora la Semana Santa y sólo durante unas pocas horas al año, el Sagrario permanece abierto, vacío. Eso ocurre durante el corto espacio de tiempo en que conmemoramos la muerte del Hijo de Dios. Y el Sagrario del retablo mayor de la Iglesia parroquial de Vadocondes ofrece un particular interés si tenemos la oportunidad de poder contemplarlo vacío, con su puerta abierta de par en par, pues tendremos ocasión de ver que la parte interior de dicha puerta se halla primorosamente decorada con filigranas doradas pintadas sobre fondo rojo. Al restaurar recientemente el conjunto del retablo, se ha recuperado esta bella decoración barroca que, cada Viernes Santo, le es posible contemplar a todo el que desee aproximarse.

El exterior de la puerta del referido Sagrario, también es muy interesante y digno de ser contemplado, pues allí está tallada la figura policromada de un pelícano alimentando a su cría con su propia sangre después de haberse rasgado el pecho con ese propósito. La imagen del pelícano alimentando a su cría con su propia sangre, es una figura muy recurrente en la iconografía católica, para tratar de hacer alusión directa a la eucaristía.

Pelícano tallado en el exterior de la puerta del Sagrario

Pelícano tallado en el exterior de la puerta del Sagrario

En la Iglesia parroquial de Vadocondes, el sagrario se halla inserto en la parte inferior de un espectacular tabernáculo, provisto a su vez en su parte superior de un expositor con fondo de espejos, expositor que puede cerrarse mediante un mecanismo de puertas circulares de corredera, para así ocultar su contenido cuando mejor convenía a la época de culto.

Tabernáculo y retablo ocupan el centro de la base del magnífico retablo, de estilo barroco, que data del siglo XVIII y que ha sido recientemente restaurado tras haberse llevado a cabo previamente una operación de micromecenazgo que, junto con otras aportaciones económicas puntuales efectuadas por algunas familias relacionadas con la localidad, permitió conseguir el dinero necesario.

Si la iglesia parroquial es el monumento arquitectónico más importante de Vadocondes, el presbiterio y su amueblamiento son los elementos más notables del interior de la iglesia, junto con las pinturas del siglo XVIII que hay en el techo de la bóveda de crucería del presbiterio y que también han sido restauradas.

Por supuesto, durante los actos de culto, la Iglesia de Vadocondes y sus tesoros artísticos se encuentran cerrados a las visitas turísticas.

Interior de la puerta del Sagrario

Interior de la puerta del Sagrario

En la tarde de mañana jueves -Jueves Santo-, el cura párroco de este templo -Jean Pierre Gaillard-, oficiará a las 19,30 horas la misa que conmemora la Última Cena, finalizada la cual procederá a trasladar al Santísimo y dejará vacío el Sagrario del retablo principal, comenzando el luto pascual. Concluida la celebración, invitará a los feligreses a acercarse a contemplar ese Sagrario vacío y a admirar de cerca las bonitas filigranas pintadas en el interior de la puerta del Sagrario.

Al día siguiente, Viernes Santo, la Iglesia de Vadocondes permanecerá abierta a partir de las diez de la mañana, hasta las 12 horas, que será rezado un Vía Crucis por el interior del templo. También tendremos ocasión en ese intervalo de contemplar de cerca el interior del Sagrario vacío, así como también por la tarde, hasta las 17 horas, que es el momento en que se iniciarán los Oficios propios de ese día. En la noche del Sábado Santo de este año no tendrá lugar la Vigilia Pascual a causa de la vigencia del toque de queda que se ha decretado para tratar de evitar la propagación de la pandemia.

Recuerden: sólo una vez al año, ahora y durante breves periodos, la delicada decoración interior de la puerta del Sagrario del altar mayor de la Iglesia de Vadocondes queda expuesta a la libre contemplación de los visitantes. Aprovechemos esta oportunidad y acerquémonos a ver cómo es.


Este articulo fue publicado el 31 Marzo 31Europe/Madrid 2021 a las 7:58 am y esta archivado en Cultura. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.