Por Antonio Adeliño Vélez | Abril 8, 2016 - 7:51 am - Publicado en Es Noticia

Antonio Adeliño Vélez. El próximo viernes día 8, a las 19:00 horas, se proyectará en la sede de la Asociación de Vecinos del Barrio de Santa Catalina de Aranda de Duero, un audiovisual orientado a conocer las principales amenazas contra la seguridad de las personas mayores, que será comentado por el Jefe del Puesto de la Guardia Civil.

Las personas mayores se convierten en un colectivo vulnerable por el normal deterioro de sus condiciones psicofísicas y por la imposibilidad de defenderse ante un agresor más fuerte o más hábil. De ahí que deban conocerse las sugerencias y recomendaciones de los Cuerpos de Seguridad, para evitar convertirse en víctima de robos, estafas, maltratos, o accidentes.

Timo a las personas mayores

Timo a las personas mayores

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (12 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

En el audiovisual se escenifican las situaciones más habituales de vulnerabilidad que se dan en el domicilio, en la calle, en las proximidades de entidades bancarias, en los viajes, y por teléfono e internet. Las recomendaciones que se explican en la película, las trasladamos ahora al papel.

En principio y para evitar ser víctima de algún delito, se deben adoptar seis precauciones generales:

  1. Ser reservado con los extraños y no entablar conversación a la mínima, pues el aislamiento y la soledad puede ser aprovechado por alguien que esté dispuesto a sacar partida de nuestras ganas de hablar y de nuestra indefensión.
  2. No adoptar una actitud de víctima indefensa y débil. Hay que mostrar el genio con desconocidos y rechazar ayudas que no hemos pedido.
  3. No revelar datos personales ni familiares en lugares públicos. Además del tendero de confianza, escucha gente con intenciones perversas.
  4. Nunca se debe comentar cuánto se cobra de pensión, y mucho menos qué día y en qué banco se va a sacar el dinero. Tampoco se deben llevar joyas o dinero en exceso.
  5. No permitir la entrada en el domicilio a personas desconocidas. Se ha de ser tajante en todos los casos, hasta en el supuesto de una pretendida relación amorosa.
  6. Máxima discreción con los visitantes solidarios de hospitales, ya que puede tratarse de estafadores que quieren robarnos o asaltar nuestra casa.

Vistas las prevenciones generales, pasemos a contemplar los escenarios que se han nombrado antes y donde suelen darse las situaciones más habituales, en que los mayores pueden ser víctimas de acciones delictivas.

En el domicilio se puede ser víctima de las propias torpezas por pérdida de habilidades, o de los estafadores. En el primer caso se deben evitar caídas e incendios, para lo cual nunca se han de subir a sillas o escaleras inestables para alcanzar objeto, y se deben retirar alfombras, cables del suelo, o maceteros, donde se pueda tropezar; y tampoco se debe fumar en la cama, ni colocar material inflamable al lado de estufas o calentadores. En el segundo caso, no se debe facilitar la entrada al domicilio a personas extrañas, aunque digan ser instaladores, técnicos, cobradores o agentes de los servicios sociales. Si no se han solicitado trabajos o atenciones en casa, no se debe abrir la puerta. También se pueden sufrir maltratos de cuidadores domiciliarios, y en este caso se debe hablar con un familiar de confianza o llamar al 112.

En la calle se mueven como pez en el agua los timadores que abordan al confiado mayor y le roban el dinero o las joyas. Veamos los timos más clásicos. En el timo de la mancha, se ocupan en mancharte la ropa y al tratar de limpiarte, te roban la cartera. En el timo de la siembra, arrojan un objeto al suelo y cuando lo vas a recoger, aprovechan para sustraerte el dinero del bolsillo. En el timo de la estampita, juegan con la codicia del incauto, y los billetes que el pretendido “bobo” dice que son estampitas y que tú le has comprado, resultan ser billetes falsos. En el timo del tocomocho, te engañan con un décimo de lotería o cupón premiado que tienen prisa por cobrar y te lo venden por menos de la mitad, pero resulta que el décimo no está premiado y te quedas sin dinero. En el timo del precio chollo, te venden un objeto por una ganga, y te quedas sin dinero porque te han colocado un envoltorio bien presentado. El timo del oro falso tiene dos modalidades, en una te ofrecen una sortija y te piden que te quites la alianza para probar como queda; si accedes, te quedas con su oro falso y sin alianza; en la otra, se abalanzan para abrazarte porque hace mucho tiempo que no te ven, y aprovechan para quitarte, cadenas, collares, pendientes, relojes, etc.

A la salida de las entidades bancarias y en los cajeros automáticos, se debe tener un cuidado especial, pues hay merodeadores expertos en despojar a los jubilados del dinero que han sacado. No se debe cobrar toda la pensión de una vez y se ha de colocar el dinero en bolsillos interiores abrochados. No permita que le quiten la chaqueta para limpiar una mancha, pues se llevarán la chaqueta y el dinero. En los cajeros, se deben sacar cantidades pequeñas y nunca llevar la clave escrita, pues alguien vigila para robarle la tarjeta y más tarde el dinero.

También el teléfono e internet se utilizan para engaños y estafas. No se deben facilitar datos personales ni familiares por teléfono. Desconfíen siempre de llamadas y mensajes que soliciten números de cuentas o claves de acceso. Mucho cuidado con las grandes ofertas de internet, muchas veces no lo son. Al acceder a las redes sociales, hay que ser precavido con el perfil y los datos personales.

En los viajes, lleve únicamente el dinero y equipaje necesario, y nunca olvide su documentación. Mantenga siempre vigilado su equipaje. No confíe sus maletas a desconocidos, ni acepte llevar maletas o bolsos de personas que no conoce, pueden ponerle o contener droga.

Si a pesar de todas las precauciones es víctima de un delito, no oponga resistencia, mantenga la calma y fíjese en los detalles que puedan ayudar a identificar al delincuente. Llame de inmediato a la Policía (091) o a la Guardia Civil (062) e informe de todos los datos que recuerde. Si le han robado las llaves de casa, cambie la cerradura. Comunique a su banco el robo de talones o tarjetas de crédito. Y si le han robado el móvil, notifíquelo a su compañía telefónica.


Este articulo fue publicado el 8 Abril 08Europe/Madrid 2016 a las 7:51 am y esta archivado en Es Noticia. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.