Por Webmaster | Abril 15, 2010 - 7:43 am - Publicado en Cultura

antonioadelino Cuatro Joyas del Románico en el Valle Esgueva

Antonio Adeliño Vélez. Dentro del programa de apertura de monumentos que promueve la Junta de Castilla y León en colaboración con la Diócesis de Burgos, este año también podemos visitar las iglesias de Torresandino, Villatuelda, Terradillos de Esgueva y Pinillos de Esgueva.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (11 votos, media: 4.45 de 5)
Loading ... Loading ...

Como aperitivo a la época estival;  podemos acercarnos estos días tras la Semana Santa para contemplar con detalle unas de las mejores obras arquitectónicas del románico, legadas por la denominada “Escuela del Esgueva”. En Verano, las jornadas y horarios de apertura serán más amplios y podremos entretenernos más en su visita.

Las parroquias han designado a una persona del pueblo que se encargará de abrir las puertas y acompañar al visitante; conviene no obstante, concertar la visita. No se trata de un guía turístico, por lo que se han editado unos trípticos que explican lo que vamos a ver en cada iglesia. Todos comienzan con unas notas históricas del pueblo, al que sigue un amplio comentario sobre la arquitectura del edificio y sobre las obras más significativas que en él se encuentran. Será muy útil la lectura sosegada del folleto, antes de comenzar la visita.

No creo necesario dar muchos detalles para indicar como llegar. No obstante aconsejamos que desde Aranda, nos dirijamos por la carretera de La Aguilera (con parada en su monasterio para aprovisionarnos de dulces) hasta Sotillo de la Ribera y a un kilómetro de esta localidad con dirección a Burgos, cogeremos a mano izquierda la carretera de Pinillos de Esgueva, para iniciar nuestra visita turística.

Si seguimos este itinerario, llegaremos primero a la iglesia de la Asunción de Pinillos y nos encontraremos con la esencia del románico del valle. Nos sorprenderá la belleza de su ábside, dividido por columnas entregas que intercaladas con ménsulas, sostienen una bonita arquería lombarda, sobre la que se apoya la cornisa. Su portada, la bóveda de cañón, el labrado de sus capiteles y la talla de la Virgen de la Blanca, nos hablarán de la técnica de los constructores de la escuela del valle.

A un kilómetro escaso nos encontramos con la iglesia de San Andrés de Terradillos. Es singular en su portada románica y en el embovedado del templo, pues se juntan las románicas bóvedas de cañón de los primeros tramos de la nave, con la bóveda gótica de crucería de sus tramos finales. Dos pequeños retablos, grandes en valoración artística, y dos tallas coquetas de la virgen con el niño, deben contemplase detenidamente.

Tres kilómetros río abajo cruzamos la portada gótica de la iglesia de San Mamés de Villatuelda. El románico de transición de su presbiterio (ver imagen superior), da paso a una amplia bóveda de crucería, en un templo que es una joya arquitectónica. El magnífico retablo de San Mamés de estilo gótico hispano-flamenco y su púlpito mudéjar al que se accede por un túnel horadado en el pilar, son las obras más singulares que allí se guardan.

Finaliza nuestra visita a otros tres kilómetros de distancia. La iglesia de San Martín de Torresandino nos saluda con su portada románica de arco ligeramente apuntado y una arcada gótica sobre el tejaroz. En el interior nos sorprende un amplio presbiterio renacentista, surgido tras la ampliación de una iglesia que nació románica, creció gótica cubriéndose con bóvedas de crucería, y maduró renacentista. Entre las imágenes que cobijan sus numerosos retablos, destacan por su serena belleza, una talla románica de la Virgen de los Valles  (ver imagen) y un cristo gótico desclavado, muy logrado y considerado entre los mejores de su estilo en nuestra provincia.

Aunque la entrada es gratuita, sugerimos al visitante que deje un donativo en las iglesias. Un euro no arruina a nadie y ayuda en el mantenimiento y restauración de estas joyas que levantó la fe del pueblo. Parece que si no nos cobran, no hay nada de valor, pero nada más lejos de la realidad. Cuando hayan concluido el recorrido, comprobarán que esta visita no tiene precio.

Antonio Adeliño Vélez


Este articulo fue publicado el 15 Abril 15Europe/Madrid 2010 a las 7:43 am y esta archivado en Cultura. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

3 Comentarios

  1. Abril 15, 2010 @ 4:32 pm


    Gracias por difundir esta información Don Antonio.Tenemos verdaderos monumentos cerca y no lo valoramos. Como usted muy bien dice,visitar estas Iglesias, no tienen precio!.

    Escrito por Capillitas
  2. Abril 16, 2010 @ 2:56 pm


    Mi sincera enhorabuena al señor Adeliño y a Aranda Hoy por su trabajo de divulgación cultural. Estamos hartos de las idas y venidas de nuestros políticos, de tanta crispación, de malas noticias. Una mirada hacia nuestra cultura, y más si se realiza con éste rigor, ésta pasión… es un muy grato soplo de aire fresco.

    J.C. Monzón

    Escrito por Juan Carlos Monzón
  3. Mayo 28, 2012 @ 4:45 pm


    [...] Villatuelday Torresandino podrán visitarse durante el verano Ver el artículo en este enlace: http://www.arandahoy.com/0415/cuatro-joyas-del-romanico-en-el-valle-esgueva/  Ir a Artículos de Antonio Adeliño GA_googleAddAttr(”AdOpt”, “1″); [...]

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.