Por Antonio Adeliño Vélez | Abril 26, 2017 - 8:09 am - Publicado en Es Noticia

Antonio Adeliño Vélez. Iniciada la campaña para realizar la declaración de la renta (IRPF) conviene saber que marcar la “x” en la casilla de la Iglesia Católica para que una parte de nuestros impuestos se destine a su sostenimiento, es absolutamente gratis.

La Agencia Tributaria no nos cobrará más, en caso de que debamos pagar; ni nos devolverá menos, si nos correspondiera una devolución.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (10 votos, media: 4.6 de 5)
Loading ... Loading ...

Fotografía: Merche Abad | Iglesia de Santa María

Fotografía: Merche Abad | Iglesia de Santa María

Pero además de no costarnos nada, es una obligación moral como católicos, ayudar a la Iglesia en sus necesidades. Es hora de despojarnos de los rancios prejuicios anticlericales que algunos vuelven a cacarear, y si en España se confiesan católicos el 70,2% de los ciudadanos, no es coherente que sólo sean un 35% quienes marquen la casilla de la Iglesia en su declaración de la renta.

Marcar la “x” es también un acto soberano y democrático, pues por una parte decidimos lo que queremos que se haga con un pequeño porcentaje de nuestros impuestos, y por otra manifestamos que estamos a favor de la libertad religiosa consagrada en la Constitución Española, como uno de los valores inherentes al ser humano.

Para el creyente, esta aportación será el dinero mejor invertido del año, pues es una forma de adherirse a las actividades pastorales de la Iglesia, ya que sin ese apoyo económico, el clero no podría dedicarse a anunciar el Evangelio y a administrar los sacramentos, y se vería mermada o anulada la labor social que realizan los distintos organismos eclesiales. Y para las personas de buena fe, es una oportunidad de reconocer el esfuerzo que se realiza en el campo asistencial, educativo, o de conservación del patrimonio cultural histórico y artístico.

Detrás de cada “x” hay una historia. La de quien entra en una casa de acogida; en un centro de emigrantes o refugiados; en una escuela marginal; en un lugar de desintoxicación; en un comedor social… Y la historia de quien mediante este gesto sencillo, gratuito y valiente, contribuye a mantener estos centros y promover sus actividades. Además, se puede marcar también la “x” en la casilla destinada a otros fines sociales, con lo que se sumarían las aportaciones solidarias del contribuyente.


Este articulo fue publicado el 26 Abril 26Europe/Madrid 2017 a las 8:09 am y esta archivado en Es Noticia. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.