Por Antonio Adeliño Vélez | Julio 10, 2020 - 8:29 am - Publicado en Cultura

Antonio Adeliño Vélez. Otra vez, y con esta van seis, Fernando Arribas Lázaro (Nano) recala con su aerógrafo en el barrio arandino que le vio crecer, para expresar con un trampantojo el sentimiento de la sociedad de los balcones, que aun estando confinada por la pandemia del coronavirus, supo relacionarse con el mundo exterior desde las ventanas.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (11 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

En esta ocasión, la Asociación de Comerciantes del barrio de Santa Catalina que financia el trabajo, ha elegido la fachada desnuda del portal número 16 de la calle Santiago en su cruce con la calle Alameda, para continuar su particular museo al aire libre, añadiendo una obra más al itinerario muralista del barrio de Santa Catalina. Un lugar idóneo, al tratarse de la entrada de Aranda de Duero desde el Este, para colocar un arco triunfal que dé la bienvenida a los portadores de buenas noticias.

El artista recurre a la técnica de la perspectiva para despertar la imaginación del espectador que atraído por la singularidad de la estampa, contempla formas y volúmenes donde solo hay una pared lisa. El resultado es sorprendente, por cuanto combina realismo e idealismo en un mural acorde con los cánones del arte figurativo, para reflejar la elegancia y el justo equilibrio en la composición pictórica.

En esta esquina que recibe los rayos del sol por la mañana, se establece un diálogo entre el autor que firma la obra y el observador que detiene su paseo y se siente identificado con alguno de los personajes que se asoman a los balcones para vitorear a tantos héroes anónimos que simbólicamente atraviesan un arco de triunfo, preparado para homenajear la labor callada de quienes se desvivieron en cuidar a los que estamos aquí y a los que lamentablemente se nos fueron.

Se recrea por tanto, una escena de reminiscencias históricas, como si se tratara de festejar a los triunfadores de un épico combate; pero a la vez muy actual, si se pretende rendir un cálido homenaje a tantos personajes heroicos anónimos que en esto días de pandemia, han sembrado esperanza y confianza en medio de las dificultades que nos ha tocado vivir en esta aciaga primavera surtida de negros nubarrones.


Este articulo fue publicado el 10 Julio 10Europe/Madrid 2020 a las 8:29 am y esta archivado en Cultura. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.