Por Gloria Soto | Julio 15, 2022 - 8:15 am - Publicado en Es Noticia

Gloria Soto. En la sexta sesión del Comité de Investigación del Asalto al Capitolio, el 6 de enero de 2021, declaró bajo juramento, Cassidy Hutchinson, principal asistente de Mark Meadows, jefe del gabinete presidencial. Con anterioridad sirvió en el Capitolio para el senador republicano, Ted Cruz. Hutchinson ilustró sobre la atmósfera en el ala oeste de la Casa Blanca, alrededor del 6 de enero. Como un momento difícil de digerir, señaló el Twitter de Trump a las 2′24 de la tarde, en plena ocupación del Capitolio, cuando muchos gritaban que se colgase a Mike Pence: “Mike Pence no tiene el coraje de hacer lo que se debe para proteger nuestro país y nuestra Constitución dando a los Estados la oportunidad de certificar correctamente los votos, no los fraudulentos, USA pide la verdad”.

Como trabajadora del gobierno se sintió frustrada y disgustada y como americana lo encontró antipatriótico. A consecuencia del Twitter, Matter Ponttinger, ex diputado de seguridad nacional y otros miembros dimitieron de forma inmediata.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (5 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

La vicepresidenta, Liz Cheney dirigió la sesión, y previo a las preguntas aclaró que estaban en litigio con Meadows por su negativa a declarar.

La joven Hutchinson reconoció que previo a los sucesos, Giuliani se había reunido con Meadows, y a la salida le comentó que el día 6 sería un gran día, y que cuando cuestionó a Meadows al respecto, este dijo que ese día las cosas iban a ir realmente mal, y por primera vez tuvo miedo. Asimismo, confirmó que Giuliani, Estman y otros se reunieron en “la habitación de guerra”, en el Hotel Willard, (Washington), el 5 de enero, y que Meadows quería asistir, pero ella le aconsejó que no era apropiado. Que finalmente no fue.

En relación a una llamada de John Ratcliffe, director de Inteligencia Nacional, designado por Trump, y anteriormente congresista republicano, respondió que Ratcliffe no estaba de acuerdo con impugnar los resultados, pues consideraba que las cosas se podían ir de las manos, y se perjudicaría el legado del presidente.

Hutchinson asintió que la Casa Blanca tenía noticias del potencial de violencia del acto, y de la posibilidad de ocupación de edificios federales, pues se habían recibido emails de la División de Inteligencia, y la policía del Capitolio había advertido que el Congreso podía ser un objetivo. Además, el 4 de enero, Robert O’Brien, Consejero de Seguridad Nacional, había llamado para hablar con Meadows sobre el potencial de violencia, y le pasó con Toni Granados, Diputado Jefe de Gabinete, responsable de la seguridad del campus y de todo el personal, empezando por el presidente y su familia.

Sobre el discurso del presidente el 6 de enero, refirió estar presente, y se mostraron fotos que así lo acreditaban, y que a su término volvió a la Casa Blanca. Que, después llegó Toni Granados y le preguntó si sabía que había pasado y ella le dijo que no, que la explicara, y Granados le contó que el presidente al entrar en el coche pidió ir al Capitolio, y Bobby Engel, agente del servicio secreto le dijo que no, y el presidente se enfadó mucho y dijo que era el presidente interino y que le llevaran inmediatamente al Capitolio. Que, Engels le respondió que no era seguro y tenían que volver al ala oeste. Entonces, el presidente alargó su mano a la parte delantera para tomar la dirección del volante y Bobby le cogió la mano y le dijo que tenía que retirarla, que volvían al ala oeste y no iban al Capitolio, y el presidente con su mano libre se lanzó a sus clavículas. Que ni Bobby Engels ni Toni Granado le comunicaron con posterioridad que el relato no fuera cierto. Seguidamente, se proyectó un video donde Kayleigh McEnany, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, testificó que, al llegar a la Casa Blanca, el presidente indicó que quería caminar con los manifestantes y participar de alguna manera.

A preguntas de Cheney, Hutchinson, recordó varios episodios de explosión violenta de Trump, uno de ellos, relacionado con la comunicación de Barr de que no había evidencias de fraude. Según le comentaron los ayudantes de cámara, al preguntar sobre el kétchup en la pared y la pieza de porcelana rota en el suelo, el presidente había tirado el plato de comida contra la pared. A continuación, video de Barr diciendo al presidente: “se que este descontento conmigo y le ofrezco mi dimisión”, y el presidente contestó con un fuerte golpe en la mesa que dejó sobresaltados a los presentes y dijo: “aceptada”.

Hutchinson describió que, en la Casa Blanca había tres grupos, el que quería que el presidente condenara violencia, entre ellos, el abogado Eric Herschman, e Ivanka Trump. Otro que se situaba en medio, y no quería pronunciarse, y otro que alentaba al presidente, entre los que se encontraba Meadows. Que se acordó que redactara una nota que se muestra en el acto como evidencia en la que se leía: “Todo el que entre el Capitolio sin la debida autoridad deberá salir inmediatamente”, pero Trump no estuvo de acuerdo y no se publicitó.

Cheney se refirió a los múltiples comunicados desde el Congreso y diferentes instancias, solicitando al presidente que pidiera a la gente que se marchara, entre ellos, su hijo Donald Junior, el presentador de Fox, Sean Hannity, que además advirtió que la posibilidad de aplicar la 25 Enmienda para remover al presidente era real, y el gabinete la estaba discutiendo. Finalmente, el presidente emitió un video indicando que tenía que haber paz, que se fueran a casa, que los quería y que eran muy especiales, dijo.

A la pregunta de si le constaba que Rudy Giuliani y Mark Meadows habían solicitado el perdón presidencial, respondió afirmativo.

Liz Cheney agradeció a Cassidy Hutchinson su presencia, y paso a comentar que habían recibido evidencias de que se estaba intentado influir en el testimonio de varios testigos. Como ejemplos, mostró el texto de un testigo relatando que le habían dicho que estaba en el equipo, que les constaba que haría lo correcto, que protegería a quien tenía que proteger y que Trump escuchaba todos los testimonios. Otro relatando que le dijeron: “Una persona me ha dicho que declaras mañana y que esta pensando en ti, que sabe que eres leal y harás lo correcto”. La vicepresidenta dijo que los americanos conocen las consecuencias que conlleva influir en los testimonios de los testigos.

Bennie Thomson cerró el acto alabando la valentía y el patriotismo de Hutchinson.

En la séptima sesión, declararon Jason Van Tatenhove, ex portavoz y ex miembro de la organización de extrema derecha Oath Keepers, que corroboró la peligrosidad del movimiento, del que aseguró no incluía entre sus creencias el imperio de la ley, pero si la violencia, las mentiras y la intimidación. En relación al 6 de enero, explicó que el potencial de violencia era mucho mayor que el verdaderamente producido. La salida del grupo la conectó con varios episodios de bandera roja, pero que, el último, cuando en una de las reuniones escuchó que se ponía en cuarentena el Holocausto, fue la señal definitiva, y decidió abandonar el movimiento. Van Tatenhove afirmó tener miedo a las próximas elecciones dado el gran impacto humano de Trump y que no deseaba una guerra civil, que tiene hijas y nietas y se preocupa por el futuro que les quede.

El otro testigo, Stephen Ayres, se definió como un americano de a pie, cuyo pilar es la familia y el trabajo, y aseguró que había acudido a la marcha y entrado en el Capitolio porque creyó que las elecciones eran fraudulentas y que cuando Trump les mando a casa, así lo hizo. Ayres esta condenado por los hechos en una sentencia de conformidad.

Liz Cheney al informar sobre las conclusiones de todo lo acontecido, participó que les habían comunicado que el presidente Trump intentó llamar a un testigo del Comité. Que la persona en cuestión declino responder a la llamada de Trump y lo puso en conocimiento de su abogado, y este alertó al Comité. La vicepresidenta dijo que habían remitido los hechos al Departamento de Justicia y concluyó asegurando que tomarían muy en serio el intento de influir en los testigos.


Este articulo fue publicado el 15 Julio 15Europe/Madrid 2022 a las 8:15 am y esta archivado en Es Noticia. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.