Por Pedro Félix García García | Agosto 6, 2021 - 7:13 am - Publicado en Cultura

Estado de la talla antes de ser restaurada; estaba situada muy alejada del espectador

Estado de la talla antes de ser restaurada; estaba situada muy alejada del espectador

Pedro Félix García. Domingo 8 de agosto de 2021, día de la provincia de Burgos, festividad de su patrón, Santo Domingo de Guzmán. Conmemoramos asimismo el 800º aniversario de la muerte del referido Santo, acaecida en 1221. Momento ciertamente propicio también para celebrar la reciente restauración de una bonita talla del siglo XVII, de la que hasta hace sólo un cuarto de siglo se ignoraba por completo su existencia.

Detalles del rostro, base y mano del Santo antes y después de la restauración

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (12 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Confieso que me llevé una grata sorpresa cuando he visto restaurada la talla de santo Domingo de Guzmán propiedad de la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, de la localidad ribereña de Vadocondes, al observar que aún conservaba en su base el característico perrito que suele acompañar a dicho santo en sus representaciones iconográficas. Antes de restaurarla, y vista desde lejos, no parecía que había perrito. En adelante, podremos ver esta talla de cerca; merece la pena.

Se trata de una talla moderadamente pequeña -mide 88 centímetros de alto- y que está incompleta, pues se han perdido algunos de sus elementos.

Cuentan que, cuando la madre de Santo Domingo de Guzmán -la beata Juana de Haza- le portaba aún en sus entrañas, tuvo un extraño sueño, en el que se vio a sí misma dando a luz a un perrito, el cual salió corriendo portando una antorcha encendida en su boca. Acudió la beata Juana de Haza al cercano monasterio benedictino fundado por santo Domingo de Silos, a pedir a este santo que le hiciera una interpretación de su sueño, siéndole dicho que significaba que su hijo iba a extender el fuego de Jesucristo por todo el mundo a través de la predicación. Cuando nació la criatura le fue impuesto el nombre de Domingo, igual que el del santo de Silos.

De adulto, santo Domingo de Guzmán fundó la conocidísima orden de los predicadores, también llamada de los dominicos. Hay quien dice que esta denominación deriva de ‘Dominicus’ (Domingo) y ‘canis’ (perro), debiendo interpretarse como ‘el perro del Señor’ o ‘el vigilante de la viña del Señor’.

El presente año 2021 se conmemora el 800º aniversario de la muerte de Santo Domingo de Guzmán. Nació en Caleruega (Burgos) hacia el año 1170 y falleció el día 6 de agosto de 1221 en Bolonia, lugar en el que descansan sus restos mortales.

Santo Domingo de Guzmán es el patrón de la provincia de Burgos. Este domingo, 8 de agosto, es fiesta grande en la provincia de Burgos.

La pequeña localidad ribereña de Vadocondes conmemora este 800º aniversario de la muerte de Santo Domingo de Guzmán de un modo muy especial; habiéndole devuelto todo su esplendor a una pequeña talla del mismo aparecida providencialmente el seis de junio de 1997 en su Iglesia parroquial durante unas obras de mejora del templo. Estaba escondida en una oquedad de la que hasta entonces se ignoraba su existencia. Se encontró providencialmente esta talla de santo Domingo de Guzmán acompañada de otras dos imágenes más, ambas de la Virgen con el Niño, una sedente y otra erguida, descubrimiento del que en su día dimos oportuna y detallada cuenta desde estas mismas páginas.

Talla del siglo XVII de santo Domingo de Guzmán una vez restaurada

Talla del siglo XVII de santo Domingo de Guzmán una vez restaurada

La talla vadocondina de santo Domingo de Guzmán tenía acumuladas importantes cantidades de restos de suciedad, polvo incrustado y se hallaba oscurecida por el paulatino ennegrecimiento de sus barnices, lo que, en conjunto, provocaba una tonalidad amarillenta a toda la pieza, impidiendo que se pudieran apreciar los colores reales de su policromía. Además de pérdidas puntuales de color y de la lámina de oro original, también mostraba numerosos desconchones debidos a posibles golpes fortuitos sufridos con el paso del tiempo que, incluso llegaron a ocasionar apreciables pérdidas de volúmenes, como es el caso del morro del perrito tallado en la base del santo, morro que ahora ha tenido que ser reconstruido. En las imágenes que aquí ofrecemos del antes y el después de dicha reconstrucción, se aprecia muy bien el orificio que el animal tiene practicado en su hocico, orificio que, sin duda, en su día, sirvió para sujetar una típica antorcha, elemento éste que se ha perdido y que tratar de ‘reinventar’ hoy día otra antorcha sustitutiva, hubiera supuesto falsear el conjunto.

También se ha evitado falsear la talla añadiéndole un nuevo brazo derecho a la imagen, elemento éste del que también carece en su totalidad. Se deduce que esta talla de santo Domingo de Guzmán, originalmente se componía de dos piezas: el tronco o cuerpo principal y la cabeza -que es el conjunto que hoy contemplamos- y el brazo derecho, que iría pegado a su costado y del que hoy carece. Sí debemos apuntar aquí que el tal brazo derecho que hoy le falta a la talla, es casi seguro que originalmente portaba en su mano un ramito de azucenas, como signo de la pureza que mantuvo hasta su muerte el santo y del deseo de que sus condiscípulos también conservasen.

Así que, a la talla restaurada de santo Domingo de Guzmán que hoy se exhibe en la Iglesia parroquial de Vadocondes, sepan ustedes que le faltan su brazo derecho sosteniendo un ramito de azucenas, y una antorcha encendida en la boca del perrito que está en la base de la talla.

Las tareas de restauración llevadas a cabo por la firma ‘Fénix Consevación S.L.’ -de Huérmeces (Burgos)- sobre la talla de santo Domingo de Guzmán propiedad de la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción de la localidad de Vadocondes, han consistido en una primera limpieza superficial mediante aspiradores y brochas de diferentes grosores para eliminar la suciedad y el polvo acumulados con el paso del tiempo. Debido a los problemas de fijación de la policromía en zonas puntuales, se realizó después el asentado de la misma con cola de conejo. Acto seguido se procedió a reconstrucciones volumétricas de pérdidas pequeñas de trozos de madera y relleno de grietas mediante resina, continuando con una cuidadosa reintegración cromática hasta lograr una continuidad visual de la zona, finalizando con la aplicación de una capa de barniz de protección, tanto de los colores como de la pieza en sí.

Al finalizar la misa del domingo, día 8 de agosto, Jean Pierre Gaillard, párroco de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Vadocondes, procederá a la solemne bendición de esta talla de santo Domingo de Guzmán recién restaurada, la cual será trasladada a continuación hasta su emplazamiento definitivo, que será, ni más ni menos, que la mismísima hornacina -situada en una pared lateral del coro de la iglesia-, que fue en la que apareció el 6 de junio de 1997. Quedará depositada la talla en un lugar muy cercano a los ojos de todo visitante que quiera aproximarse a verla y disfrutar cuanto quiera contemplando los bonitos estofados del manto del santo y la bondad que emana de su rostro.


Este articulo fue publicado el 6 Agosto 06Europe/Madrid 2021 a las 7:13 am y esta archivado en Cultura. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

1 Comentario

  1. Agosto 6, 2021 @ 10:54 am


    Excelente restauración, muy ilustrativa con el antes y después de la misma. Muchas gracias Pedro por ilustrarnos la vida de este Santo tan popular de Burgos.

    Escrito por Jesús Castro

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.